La economía rusa muestra signos de una caída progresiva

51

Un nuevo informe sobre la situación socioeconómica del país no deja lugar a dudas de que la economía rusa se está derrumbando gradualmente.

Si el incumplimiento de pago de la deuda externa de Rusia, por primera vez desde la revolución bolchevique no fue una señal suficientemente clara del impacto que las sanciones occidentales están teniendo sobre la economía rusa, un nuevo informe sobre la situación socioeconómica del país no deja lugar a dudas de que la economía rusa se está derrumbando gradualmente.

Las nuevas estadísticas sobre el estado de la economía rusa, producidas por el Servicio de Estadísticas del Estado Federal del país, muestran que la producción se ha desplomado en múltiples sectores, desde vehículos hasta electrodomésticos, al igual que la confianza minorista.


En general, el índice de producción industrial de Rusia, un indicador económico mensual que mide la producción real en las industrias manufacturera, minera, eléctrica y de gas, cayó un 1,7% en mayo en comparación con el mismo mes de 2021. Eso es más que la caída del 1,6% anual, interanual reportado en abril.

La minería cayó 0,8 puntos porcentuales en mayo de 2022 en comparación con mayo de 2021, y la manufactura cayó 3,2 puntos porcentuales.


Las cifras generales parecen bastante modestas, pero reflejan una tendencia a la baja que es más evidente en las asombrosas caídas que afectan a la producción de productos específicos.

“Sobre todo, la producción de automóviles se ha resentido y ha descendido un 96,7% con respecto a 2021. La producción de camiones se desplomó un 39,3%, la de motores diésel y gasolina un 57%, la de locomotoras diésel un 63,2% y la de vagones de mercancías un 51,8%”.

El fabricante de automóviles francés Renault, que controla el mayor fabricante de automóviles de Rusia, AvtoVAZ, suspendió las operaciones en su planta de Moscú en marzo, bajo la presión de los líderes ucranianos para actuar en respuesta a la invasión rusa de Ucrania. Posteriormente, Renault acordó vender sus operaciones rusas por un pago nominal.


La carga aérea se ha reducido en un 86% año tras año.

La producción de frigoríficos también se ha reducido en un 58,1% en comparación con los niveles de 2021, la de máquinas lavadoras en un 59,2%, la de motores eléctricos de CA en un 49,9%, la fabricación de televisores bajó 49,7%.

La producción de ascensores ha bajado un 34,7% y la de excavadoras un 60%. Curiosamente, la producción de cigarrillos también cayó un 24,5%.

Los gráficos muestran que la facturación y la confianza minoristas también han disminuido en comparación con el año anterior e incluso desde principios de 2022.

La facturación mayorista también se ha desplomado drásticamente, con una caída de la demanda de los consumidores en lo que probablemente sea un reflejo de salarios más bajos en medio de una alta inflación en el país.

Aún más significativo para la población rusa, las pensiones también han caído en términos reales, disminuyendo 8,2 puntos porcentuales interanuales en mayo, mientras que los salarios cayeron 7,2 puntos porcentuales en abril en comparación con el año anterior.

Estos datos son una clara señal de que la economía rusa está sufriendo, a pesar de que el rublo se recuperó tras desplomarse a finales de febrero tras la invasión de Ucrania y de que el país se ha mantenido sorprendentemente mejor de lo esperado tras la imposición de las sanciones occidentales.

La caída de la producción industrial es menor de lo que esperaban los economistas occidentales, pero la contracción económica del país sigue siendo innegable.

Incluso el banco central ruso dijo, que esperaba una caída del PBI del 7,8% este año, casi en línea con las predicciones occidentales, pero no del todo, ya que los expertos occidentales estiman que la economía del país se contraerá en un 15% para fin de año, según Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Una buena noticia inesperada para Rusia provino del mercado laboral, con una tasa de desempleo récord del 3,9% reportada en mayo.

Sin embargo, dado que la alta inflación continúa desacoplando los salarios en Rusia, es poco probable que este alto nivel de empleo se convierta en una mayor demanda de los consumidores capaz de cambiar el rumbo de la probable recesión que se avecina en Rusia.

Guillermo Salgado/ BitFinanzas