Corte Suprema respalda decisión de Biden de poner fin al programa migratorio «Permanecer en México»

65
La bandera estadounidense ondea afuera de la Corte Suprema en Washington el 27 de junio de 2012. La Corte Suprema examina el lunes 15 de abril de 2013 si procede la concesión de patentes relacionadas con los genes. (AP Foto/Alex Brandon)

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, redactó la decisión y se unió al también juez conservador Brett Kavanaugh, así como a los tres jueces liberales de la corte: Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

La Corte Suprema dictaminó el jueves que la Administración Biden puso fin adecuadamente al programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), conocido como ‘Permanecer en México’, una política del Gobierno Trump que obligaba a los solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar en México.

La decisión de 5-4 de los jueces para la administración se produjo en un caso sobre la política de «Permanecer en México» bajo el presidente Donald Trump. El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, redactó la decisión y se unió al también juez conservador Brett Kavanaugh, así como a los tres jueces liberales de la corte: Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

El presidente Joe Biden suspendió el programa en su primer día en el cargo en enero de 2021. Pero los tribunales inferiores ordenaron que se restableciera en respuesta a una demanda de los republicanos de Texas y Missouri. La administración actual ha enviado a muchas menos personas de regreso a México que la administración Trump.

El corazón de la lucha legal era si las autoridades de inmigración, con mucha menos capacidad de detención de la necesaria, tenían que enviar a las personas a México o si tenían la discreción bajo la ley federal para liberar a los solicitantes de asilo en los Estados Unidos mientras esperaban sus audiencias.

Unas 70.000 personas se inscribieron en el programa, conocido formalmente como Protocolos de Protección de Migrantes, después de que el presidente Donald Trump lo lanzara en 2019 y lo convirtiera en una pieza central de los esfuerzos para disuadir a los solicitantes de asilo.