EEUU conmemora el día de Martin Luther King

131

Cada año, el tercer lunes de enero se conmemora el Día de Martin Luther King en Estados Unidos, en un día cercano al cumpleaños de Luther King, quien nació el 15 de enero de 1929, en Atlanta, Georgia. Este 2022, se celebra el lunes 17 de enero.

Esta celebración se instituyó para honrar los logros de Martin Luther King, Jr. un ministro bautista que abogó por el uso de medios no violentos para terminar con la segregación racial, pero ¿es un feriado nacional?

Desde 1983, el Día de Martin Luther King se convirtió en un feriado nacional, por lo que las oficinas del gobierno, los bancos y algunos negocios del sector privado están cerrados.

Martin Luther King fue el más influyente de los líderes de derechos civiles afroamericanos durante la década de 1960 y jugó un papel decisivo en la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964, la cual prohibió la discriminación en los alojamientos públicos, las instalaciones y el empleo. King recibió el Premio Nobel de la Paz en 1964 y fue asesinado el 4 de abril de 1968.

Casi inmediatamente después de su muerte, hubo convocatorias para una fiesta nacional en su honor. A partir de 1970, varios estados y ciudades hicieron de su cumpleaños, el 15 de enero, un día festivo, pero la legislación para un feriado nacional se introdujo en el Congreso hasta 1968. No obstante, hubo suficiente oposición, por motivos raciales y políticos, para bloquear su aprobación.

En 1983, finalmente se aprobó la legislación que convirtió el tercer lunes de enero en feriado federal. La primera celebración a nivel nacional sucedió en 1986.

¿Cómo se celebra el Día de Martin Luther King en USA?
El día generalmente se celebra con marchas y desfiles y con discursos de líderes políticos y de derechos civiles. Los individuos y las organizaciones también realizan esfuerzos voluntarios en apoyo de lo que a menudo se llama el Día de Servicio de MLK.

Martin Luther King Jr. fue un pastor y activista estadounidense que dedicó su vida a la lucha de los derechos civiles para la comunidad afroamericana en Estados Unidos.

Gracias a su lucha por la comunidad afroamericana se abrió camino a la creación de leyes para proteger a estas personas de la discriminación, tales como la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Durante su lucha por los derechos civiles, Martin fue víctima de varios atentados, hasta que en 1968 fue asesinado. Luther King perdió la vida tras recibir un disparo mientras se encontraba en Memphis, lugar en que estaba a punto de participar en una huelga.

Cuatro días después de su asesinato, John Coyers, congresista demócrata de Michigan, introdujo un proyecto de ley para conmemorar al líder activista, pero la moción fue rechazada en el Congreso, aún cuando reunió más de seis millones de firmas.

Fue casi veinte años después, en 1983, cuando el Presidente Ronald Regan cedió ante las marchas de los derechos civiles y promulgó el tercer lunes de enero como el Día de Martin Luther King Jr.

La elección del día se debe al natalicio del activista – 15 de enero – sin embargo, para no estar tan pegado a las festividades navideñas, se recorrió la fecha al tercer lunes del mes.

10 Frases de Martin Luther King Jr que dejó para la historia

1. «Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la esperanza infinita»

2. «La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio, sólo el amor lo puede hacer.

3. “He decidido seguir con el amor. El odio es una carga demasiado grande para soportar”.

4. «La fe es dar el primer paso, incluso cuando no puedes ver toda la escalera

5. “El perdón no es un acto ocasional. Es una actitud permanente”.

6. «Siempre es el momento adecuado para hacer lo correcto»

7. «La injusticia en cualquier parte es una amenaza para la justicia en todas partes»

8. “Nuestras vidas comienzan a terminar el día que guardamos silencio sobre las cosas que importan”

9. «La verdadera paz no es simplemente la ausencia de tensión, es la presencia de la justicia»

10. “Sabemos por dolorosa experiencia que la libertad nunca la da voluntariamente el opresor, debe ser exigida por el oprimido