Presidentes de EEUU y China se reunirán virtualmente el lunes

415
(FILES) In this file combination of pictures created on June 8, 2021 shows Chinese President Xi Jinping (L) during a welcome ceremony for Bulgaria's President Rumen Radev in Beijing on July 3, 2019; and US President Joe Biden speaking at the White House in Washington, DC, on May 17, 2021. - Chinese President Xi Jinping had a "candid, in-depth" discussion with US counterpart Joe Biden during their first call in seven months, state media reported Friday. The leaders of the world's two biggest economies "conducted candid, in-depth and extensive strategic communication and exchanges on China-US relations and issues of mutual concern", state broadcaster CCTV said. (Photos by NICOLAS ASFOURI and Nicholas Kamm / AFP)

La Casa Blanca dejó claro que el presidente estadounidense transmitirá a su homólogo chino las principales prioridades y preocupaciones de Washington.

Tras varios años de fuertes tensiones de carácter político, militar y económico, los mandatarios de Estados Unidos, Joe Biden, y de China, Xi Jinping, sostendrán el lunes 15 de noviembre una reunión virtual.

“El presidente Joseph Biden se reunirá virtualmente con el presidente Xi Jinping de la República Popular China”, anunció este viernes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

En el encuentro, informó la oficina oval, ambos dignatarios “discutirán formas de gestionar responsablemente la competencia” que mantienen ambas naciones.

La Casa Blanca asegura que Biden “dejará claras las intenciones y prioridades de Estados Unidos y será claro y sincero sobre nuestras preocupaciones con la República Popular China”.


Aunque de manera remota, el encuentro viene precedido de una reunión similar concluida el viernes entre Biden y Jinping en el marco del cónclave de las economías miembros de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Hace solo una semana el Pentágono divulgó un informe alertando de que el arsenal nuclear de rápido crecimiento de China avanza a un ritmo mucho más rápido de lo estimado hace apenas un año, aunque no se acerca siquiera al que posee EE. UU.