Corte Suprema de EEUU determina que los inmigrantes ilegales protegidos por el TPS no son elegibles para obtener una «Green card»

74

La Corte Suprema decidió de forma unánime que los inmigrantes beneficiarios del estatus de protección temporal (TPS, por su sigla en inglés) que entraron ilegalmente en el país no son elegibles para lograr una green card que les conceda la residencia permanente, según anunció este lunes.

Unas 400,000 personas viven en Estados Unidos protegidos por el TPS, un alivio migratorio para extranjeros cuyos países están devastados por conflictos o desastres naturales. Beneficia, entre otros, a unos 260,000 salvadoreños, 86,000 hondureños y 2,500 nicaragüenses. El Gobierno de Joe Biden lo ha ampliado además este año a los venezolanos. 

El caso examinado por la Corte Suprema afecta a José Santos Sánchez, un salvadoreño que entró en Estados Unidos ilegalmente en 1997. Tanto él como su esposa están protegidos ahora de la deportación por el TPS, pero tras más de dos décadas en el país aspiraban a convertirse en residentes permanentes. 

La ley federal requiere que los inmigrantes que aspiran a obtener una green card hayan sido «inspeccionados y admitidos o puestos en libertad condicional en Estados Unidos».

En su fallo, la Corte Suprema determina sin embargo que la residencia permanente legal requiere de la «admisión» a Estados Unidos, lo que el tribunal definió como «la entrada legal de un extranjero a los Estados Unidos después de la inspección y autorización de un oficial de inmigración».

La Cámara de Representantes ya ha aprobado una legislación que haría posible que los beneficiarios de TPS se conviertan en residentes permanentes, señaló Kagan. El proyecto de ley se enfrenta a un futuro incierto en el Senado.

El caso enfrentó a la Administración de Biden contra grupos en defensa de los inmigrantes que argumentaban que muchas personas que llegaron a Estados Unidos por razones humanitarias han vivido en el país durante muchos años, han dado a luz a ciudadanos estadounidenses y se echado raíces en el país.

En 2001, Estados Unidos otorgó a los migrantes salvadoreños protección legal para permanecer en el país después de una serie de terremotos en su país de origen.

Las personas de otros 11 países están igualmente protegidas: Haití, Honduras, Myanmar, Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria, Venezuela y Yemen.

La decisión del lunes no afecta a los inmigrantes con TPS que inicialmente ingresaron a EE.UU. legalmente y luego se quedaron más tiempo del que otorgaba su visa, señaló Kagan. Debido a que esas personas fueron admitidas legalmente en el país y luego recibieron protección humanitaria, pueden buscar convertirse en residentes permanentes.

Con información de USA Today y WKBWby TaboolaContenido