Antonio «Toño» Soler: Nuevas Reglas, pérdida de esencia

332

Esta semana se abrieron oficialmente los campos de entrenamiento de las grandes ligas con miras a la campaña 2020, la cual tendrá como novedad más importante la puesta en práctica de nuevas reglas, las cuales buscan reducir el tiempo de los juegos, el gran dolor de cabeza de los comisionados y su oficina en los últimos años.


Siendo cuatro las modificaciones con relación a la temporada del 2019, la primera y quizás más controversial es la de obligar a enfrentar como mínimo a tres bateadores a cada lanzador, lo cual trae como consecuencia la segunda la cual incrementa el roster de 25 a 26 jugadores, durante los primeros cinco meses de campaña o mejor dicho desde el inicio el 26 de marzo hasta el 31 de agosto, llevándolo a 28 durante el mes de septiembre, tercero una nueva modificación en el periodo en la lista de lesionados de 15 días para pitchers y aquellos jugadores que tengan doble función otra nueva categoría añadida y de 10 días para los jugadores de posición, finalizando con la reducción a 20 segundos del tiempo disponible para retar una decisión de los umpires.


Nueva reglamentación que de acuerdo a muchos puristas, entre los que se incluye a ex managers, coaches, peloteros, aficionados va en contra de la esencia del béisbol sobretodo la primera la cual elimina de cuajo a los lanzadores especialistas en lanzarle a un solo bateador de su misma mano al obligar su permanencia a enfrentar a tres bateadores o sacar el último out del Inning.


Por lo que ese lanzador, zurdo o derecho experto en retirar a bateadores de su misma mano, sólo podría hacer su trabajo como lo venía haciendo anteriormente cuando logré hacer el último out de la entrada, esto con el objetivo de no tener que parar el juego en medio de los Innings por un cambio de lanzador, pero será esto beneficioso, para nosotros a simple vista no lo es, primero porque se le quita estrategia al juego, segundo va a acabar con la carrera de muchos lanzadores especialistas sobretodo zurdos y eso no va a garantizar la reducción del tiempo, toda regla implica una nueva estrategia para enfrentarla y si desde hace mucho tiempo los managers trataban de alternar bateadores zurdos y derechos, ahora lo harán con mayor intención para que ese relevista especialista, sea más vulnerable ante la obligación de enfrentar a tres, por ejemplo si se enfrentan a los Dodgers y vienen Mookie Betts derecho, Max Muncy zurdo, Justin Turner derecho y el prevenido si se embasa uno es el zurdo Cody Belinger, que lanzador utilizaría como relevo siendo el manager del otro equipo, un derecho o un zurdo, y si este no es efectivo con el bateador de su misma mano, lo que podría suceder es que se produzcan más batazos por ende más carreras y como consecuencia más tiempo de juego, lo cual iría en contra del objetivo de reducirlo.


Con respecto a la segunda modificación la misma es solo una consecuencia de la primera tratando de devolverle a los peloteros que están perdiendo por KO ante la oficina en los últimos años una prebenda más, pero al ver cómo ahora en septiembre los roster solo serán de 28 y no de 40 si algo les faltaba para perder la pelea ya lo único que le queda a la Asociación es tirar la toalla y buscar los mejores abogados disponibles para la nueva discusión de contrato, mientras mantienen al margen o cambian a la directiva actual encabezada por el ex pelotero Tony Clark.


Medidas que automatizan el juego y le restan esa picardía tan gratificante de otrora o es que no era sabroso ver conectar un hit a un bateador que le estaban dando la base por bolas intencional, cuando el lanzador se la dejaba cerca y sus compañeros en el campo estaban fuera de sus posiciones por estar otorgándose el boleto.


Esperando que nunca se les ocurra aplicar la regla de corredor en segunda para iniciar los extra inning, usada recientemente en la pasada Serie del Caribe.


Aunque también aplaudimos porque no todo es malo la reglamentación del uso de peloteros de posición como lanzadores, lo cual a veces ridiculizaba el juego al no tomar la seriedad debida, limitando esas actuaciones al noveno episodio en juegos donde se gane o se pierda por más de seis carreras. Lo del tiempo en lista de lesionados va a repercutir más en lo administrativo que en el tiempo de juego, mientras que la reducción a 20 segundos para pedir revisión entre otras cosas es una medida en contra del uso de la tecnología, para nadie es un secreto que los managers demoraban la petición de la revisión hasta que no les avisaran si tenía validez o no, personal que analizaba las imágenes.


Astros acaparan las atenciones
Mientras todo esto sucede el caso de los Astros de Houston sigue acaparando la atención de conocedores y no conocedores del juego, llevándose todo el centimetraje posible y restándolo mucho al juego de pelota cómo tal, como ya lo hemos comentado en otras entregas.


Para nosotros amantes del béisbol desde cualquier faceta, mucho más ahora que por las circunstancias de mi país, prácticamente no ejerzo mi profesión y estoy más como aficionado, tener que lidiar con una campaña de MLB, manchada donde no se hable ni se comente sobre la tabla de posiciones, hazañas individuales, movimientos de los managers, posibles cambios, etc., a solo estar pendientes de los Astros y quizás hasta de los Red Sox, cuando salga a la luz pública el resultado de la investigación sobre ellos, sería muy lamentable.


Será hasta la próxima Dios Mediante.

Orlando, Florida
@tonosolerp