Biden expresó “ira y preocupación” tras fallo sobre joven que mató a dos manifestantes, pero dijo que respeta sistema de justicia

205

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo haber sentido ira y preocupación tras el fallo emitido por la justicia en el caso de Kyle Rittenhouse. Sin embargo, reconoció la decisión del tribunal y dijo que se debe respetar el sistema de Justicia de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se pronunció este viernes tras la absolución de Kyle Rittenhouse, quien en agosto de 2020 mató con un rifle semiautomático a dos personas e hirió a una tercera, durante una manifestación antirracista en el estado de Wisconsin.

En declaraciones a la prensa, el mandatario respaldó la conclusión del jurado del condado de Kenosha. Según precisó, el sistema de Justicia estadounidense funciona y se tiene que respetar.

Luego, mediante un comunicado publicado en la página web de la Casa Blanca, el presidente dijo estar preocupado por el veredicto del jurado, pero reiteró que se debe reconocer la decisión.

“Si bien el veredicto en Kenosha deja a muchos estadounidenses con ira y preocupación, entre quienes me incluyo, debemos reconocer que el Jurado ya se pronunció”, sostuvo.

Sobre eventuales protestas
Ante la posibilidad de que haya protestas por esta decisión judicial, el mandatario estadounidense urgió a los ciudadanos a que expresen sus puntos de vista pacíficamente y en línea con el estado de derecho.

«La violencia y la destrucción de la propiedad no tienen lugar en nuestra democracia», dijo Biden, quien confirmó que conversó con el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, y recalcó que las autoridades federales y estatales se mantienen en contacto para estar preparadas ante cualquier respuesta al fallo de este polémico caso.

“He ofrecido al gobernador apoyo y toda la asistencia que necesite para asegurar la seguridad”, añadió.

Absolución
Kyle Rittenhouse fue exculpado este viernes por un jurado de los cargos que afrontaba por matar a dos personas durante protestas antirraciales en Wisconsin, en agosto de 2020.

Luego de tres días y medio de deliberaciones, el jurado halló no culpable al joven de los cinco cargos, entre los que figuraba homicidio intencionado en primer grado.

Tras escuchar al veredicto en la sede de la Corte de Circuito del condado de Kenosha (Wisconsin), el joven, que se arriesgaba a pasar 60 años en la cárcel, se dejó caer sobre su silla entre sollozos, hasta el punto de casi caerse y abrazó su abogado defensor.