ESCÁNDALO #coronavirus: Taiwan revela los tuits que demuestran el silencio de la OMS para ayudar a China a ocultar la pandemia

322

Taiwán ha acusado a la Organización Mundial de la Salud de no comunicar una alerta temprana sobre la transmisión del coronavirus entre humanos, lo que ralentiza la respuesta global a la pandemia.

Funcionarios de salud en Taipei dijeron que alertaron a la OMS a fines de diciembre sobre el riesgo de transmisión del nuevo virus de humano a humano, pero dijeron que sus preocupaciones no se transmitieron a otros países.

Taiwán está excluido de la OMS porque China, que lo reclama como parte de su territorio, exige que terceros países y organismos internacionales no lo traten de ninguna manera que se asemeje a cómo se tratan los estados independientes.

La relación de la OMS con China ha sido criticada en el pasado, y algunos acusaron a la organización de elogiar excesivamente el manejo del brote de coronavirus por parte de Beijing a pesar de las acusaciones que los funcionarios locales inicialmente lo habían encubierto.

Taiwán dijo que sus médicos habían escuchado de colegas de la parte continental que el personal médico se estaba enfermando, una señal de transmisión de persona a persona. Los funcionarios de Taipei dijeron que informaron esto al Reglamento Sanitario Internacional (RSI), un marco de la OMS para el intercambio de datos de prevención y respuesta ante epidemias entre 196 países, y las autoridades sanitarias chinas el 31 de diciembre, pero la OMS no solo hizo caso omiso sino que apoyó al gobierno comunista de Beijing.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró tardíamente que el brote fue una emergencia de salud pública de preocupación internacional el 30 de enero.

Taiwán intentó proteger a sus ciudadanos en la isla y al mundo den general de los brotes de esta amenaza pandémica, sin embargo fue excluida de las reuniones de emergencia de la OMS sobre la nueva crisis de coronavirus. De hecho, a Taiwán se le negó el permiso para asistir a la Asamblea Mundial de la Salud y a las reuniones técnicas y de expertos de la OMS desde 2016 debido a los intentos agresivos de Beijing de limitar la participación internacional de Taiwán.

Lo revelaron a través de los tuiters que hicieron pñublicos esta semana: “Fuentes de noticias indican hoy que al menos siete casos de neumonía atípica fueron reportados en Wuhan, China. Sus autoridades sanitarias respondieron a los medios que no creían que los casos fueran SARS; sin embargo, los ejemplos están todavía bajo estudio, y los casos fueron aislados para tratamiento. Agradecería mucho si tienen información relevante para compartir con nosotros. Muchas gracias por su atención en este asunto”.


Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS denunció que el Gobierno de Ing-wen había lanzado una campaña internacional en su contra y que se sentía discriminado. La réplica desde la oficina de la presidente no se hizo esperar. “Protesto firmemente por las acusaciones de que Taiwán está instigando ataques racistas en la comunidad internacional. Taiwán siempre se ha opuesto a todas las formas de discriminación. Durante años hemos sido excluidos de las organizaciones internacionales y sabemos mejor que nadie lo que se siente ser discriminado y aislado», fue la respuesta de Ing-wen.

Pero el taiwanés no es el único frente que tiene abierto la OMS. El propio Donald Trump se quejó por la respuesta tardía del organismo internacional y amenazó con dejar de apoyar financieramente si se comprobara que trabajó para ayudar a China en el ocultamiento del inicio de la pandemia sin dar un alerta temprana y contundente a la comunidad internacional.