Bloomberg: Alerta en Wall Street: aumentan transacciones que apuestan a triunfo de Trump

32

El candente debate en Washington sobre si el presidente Joe Biden retirará su candidatura a la reelección se está extendiendo a Wall Street, donde los operadores están transfiriendo dinero hacia y desde el dólar, los bonos del Tesoro y otros activos que se verían afectados por el regreso de Donald Trump a la Casa Blanca.

La recalibración de las carteras comenzó a fines de la semana pasada después de que el desastroso debate de Biden con Trump aumentara la preocupación de que el demócrata de 81 años sea demasiado viejo para otro mandato. La acción comercial posterior fue más aguda en el mercado de bonos, donde los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años aumentaron hasta 20 puntos básicos en los días siguientes.

Con el rápido aumento de las especulaciones de que Biden podría abandonar la carrera presidencial, y con apuestas del mercado inferiores al 50% de probabilidades de que siga siendo candidato, los inversionistas elaboran apresuradamente planes de contingencia para reaccionar ante tal anuncio durante el feriado del 4 de julio del jueves y el fin de semana siguiente.


Un administrador de fondos, que habló bajo condición de anonimato dado lo delicado que es el tema, dijo que se dirigía hacia el período de vacaciones con un sesgo hacia el dólar y la deuda a corto plazo como cobertura contra el aumento del riesgo que, según su cálculo, se desencadenaría con un retiro de Biden. Ningún presidente ha optado por no buscar un segundo mandato desde Lyndon Johnson en 1968 y faltan solo cuatro meses para las elecciones.

“Los mercados ya han estado revisando las probabilidades electorales desde el debate, por lo que las noticias de las últimas 24 horas en realidad solo han añadido más leña al fuego”, dijo Gennadiy Goldberg, jefe de estrategia de tasas estadounidenses en TD Securities en Nueva York.

El consenso entre operadores y estrategas es que una reelección de Trump, un republicano de 78 años, estimularía las operaciones que se benefician de una combinación inflacionaria de política fiscal más laxa y mayor proteccionismo: un dólar fuerte, mayores rendimientos de los bonos estadounidenses y ganancias en las acciones bancarias, del sector de la salud y energéticas.

Así es como se están materializando los movimientos en los mercados por las apuestas a un posible mandato de Trump:

La señal del dólar
El dólar dio una de las primeras señales sobre cómo se ajustarían los mercados a una posible victoria de Trump, ganando terreno en las horas posteriores al debate de la semana pasada. Si bien el dólar ha recibido un impulso este año debido a las indicaciones de la Reserva Federal de que pretende mantener las tasas de interés más altas por más tiempo, la moneda registró una apreciación clara en tiempo real mientras Trump dominaba el enfrentamiento con Biden.

“Una victoria de Trump aumenta la perspectiva de una mayor inflación y un dólar más fuerte, dada su promesa de más aranceles y una postura más dura sobre la inmigración”, dijeron estrategas de JPMorgan Chase & Co. liderados por Joyce Chang.

Los posibles perdedores ante un dólar en alza y el esperado apoyo de Trump a los aranceles incluyen al peso mexicano y el yuan chino.

Curva de rendimiento
Después del debate, los administradores de dinero en el mercado del Tesoro, de US$27 billones, reaccionaron comprando notas con vencimiento más corto y vendiendo notas a más largo plazo, una apuesta conocida como steepener trade.

Una gran cantidad de estrategas de Wall Street han promocionado la estrategia, incluido Morgan Stanley y Barclays Plc, instando a sus clientes a prepararse para una inflación persistente y mayores rendimientos a largo plazo en otro mandato de Trump.

En un lapso de dos días que comenzó a fines de la semana pasada, los rendimientos de los bonos a 10 años aumentaron alrededor de 13 puntos básicos en relación con las tasas a 2 años, en la curva más pronunciada desde octubre.

El miércoles surgieron señales de que los operadores se preparan para la volatilidad a corto plazo en el mercado del Tesoro, a través de un comprador de una estructura denominada strangle, que se beneficia de un movimiento al alza o a la baja en los futuros a través de los precios de ejercicio. Junto con el riesgo potencial durante el fin de semana festivo en torno a la candidatura de Biden, el vencimiento también incorpora los datos de empleo de EE.UU. del viernes y el testimonio la próxima semana del presidente de la Fed, Jerome Powell.

Alza de las acciones
La perspectiva de una victoria de Trump ha apoyado a una serie de acciones que pueden beneficiarse de la percepción que se tiene de sus posturas sobre el entorno regulatorio, las fusiones y las relaciones comerciales. El mercado en general ha subido tras el debate.

El cambio en la tendencia electoral desde la semana pasada “ha significado un aumento de las acciones, ya que se considera que los republicanos generalmente son más favorables a las empresas”, dijo Tom Essaye, presidente y fundador de Sevens Report.

Sydney Maki/ Bloomberg