Tesla reduce los precios de los vehículos hasta un 20% en un intento por impulsar la demanda decreciente

47

Con la desaceleración de sus ventas y la caída del precio de sus acciones, Tesla Inc. redujo drásticamente los precios el viernes en varias versiones de sus vehículos eléctricos, haciendo que algunos de sus modelos sean elegibles para un nuevo crédito fiscal federal que podría ayudar a despertar el interés de los compradores.

La compañía bajó los precios casi un 20% en Estados Unidos en algunas versiones del Model Y SUV, su modelo más vendido. Ese recorte hará que más versiones del Model Y sean elegibles para un crédito fiscal para vehículos eléctricos de $7,500, que estará disponible hasta marzo. Tesla también redujo el precio base del Model 3, su modelo menos costoso, en aproximadamente un 6%.

Lejos de complacer a los inversores, los fuertes recortes de precios hicieron que las acciones de Tesla cayeran casi un 2% en las operaciones de la tarde del viernes. Desde principios del año pasado, la acción se ha desplomado más de un 65%. Muchos inversionistas temen que la desaceleración de las ventas de Tesla persista y están cada vez más preocupados por el comportamiento errático del CEO Elon Musk y las distracciones causadas por su compra de Twitter por $ 44 mil millones.

“Creo que el verdadero impulsor de todo esto es la caída de la demanda de Teslas”, dijo Sam Abuelsamid, analista de e-Mobility de Guidehouse Research.

Según los breves plazos de entrega actuales para los vehículos Tesla que alguna vez duraron meses, es posible que la cartera de pedidos de Tesla, que alguna vez fue considerable, se haya agotado, dijo Scott Case, director ejecutivo de Recurrent, que analiza los mercados de vehículos eléctricos nuevos y usados.

“Creemos que ahora es más una cuestión de competencia”, dijo.

Sin embargo, a diferencia de muchos de sus rivales, Tesla aún puede ganar dinero con los vehículos eléctricos por una razón crucial, dijo Case: la compañía disfruta de altos márgenes de ganancia, gracias a la eficiencia de fabricación y batería.

Los competidores generalmente carecen de las economías de escala y otras eficiencias de Tesla y pueden tener dificultades para igualar los recortes de precios. De ser así, Tesla podría lograr mantener las ventas de vehículos en niveles suficientes.

“Pueden darse el lujo de hacer este recorte y no estar quemando el dinero”, dijo Case.

Se dejaron mensajes el viernes en busca de un comentario de Tesla.

Tesla aún enfrenta la amenaza de intensificar la competencia de otros fabricantes de automóviles en los Estados Unidos y en todo el mundo en los próximos años. El año pasado en los Estados Unidos, las ventas totales de vehículos eléctricos aumentaron casi un 65 % desde 2021. Los fabricantes de automóviles vendieron 47 modelos de vehículos eléctricos; sólo cuatro eran Teslas. S&P Global Mobility espera que la cantidad de modelos EV aumente a 159 para 2025.

TOM KRISHER/ AP