Emiro Albornoz: El régimen y Rusia tiemblan

101

 Eventos producidos en la semana anterior en Europa y en África, han puesto a temblar  al régimen de Nicolás Maduro y hasta a los rusos.  

                                                     Se trata de la decisión de los tribunales de Cabo Verde, una pequeña república democrática africana   cuya población no alcanza el millón de almas, de extraditar al delincuente colombo-venezolano, Alex Saab, señalado como presunto testaferro de Nicolás Maduro, acusado por Estados Unidos de una extraordinaria acción de lavado de dinero en perjuicio del tesoro venezolano por sumas millonarias en dólares que superan los 300 millones del verde papel moneda, así como de otras operaciones con grupos terroristas.     

  Por el otro lado, la detención en España de uno de los jerarcas militares más importantes del régimen de Hugo Chávez y del propio Nicolás Maduro, el General trisisoleado, Hugo Carvajal, mejor conocido con el remoquete o alias de » El Pollo» para ser extraditado a los Estados Unidos , país cuya justicia lo liga a operaciones de narcotráfico conjuntamente con las guerrillas narcos de las FARC y le puso precio a su cabeza ofreciendo diez millones de dólares a quien suministre información que condujera a su captura.                           

Saab lleva un año y varios meses detenido en la nación africana luego que el avión de su propiedad que lo conducía a Irán, tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Cabo Verde para abastecerse de combustible, pero sus movimientos eran seguidos de cerca por la justicia norteamericana e hicieron valer un alerta roja Internacional para su detención.                                                  

  Y este humilde cronista y muchos venezolanos que se interesan en estos hechos se preguntan qué tanta importancia tiene este delincuente , qué tanto sabe, qué tanto ha hecho, para que el régimen de Nicolás Maduro le haya extendido no solo la nacionalidad venezolana de manera express, sino una credencial que lo identifica como diplomático al servicio del gobierno, y pagado una suma de dinero al bufete de abogados que representa el  conocido Juez español Baltazar Garzón, que se ha estimado en unos 200 millones de dólares para defenderlo y lograr su libertad, sin que hasta ahora hayan podido lograrr ese cometido.                                             

    Pero apenas esté martes los venezolanos y el mundo fuimos sorprendidos por un anuncio del inefable presidente de la AN y líder de la comisión q representa al régimen en la mesa de negociación instalada en México, Jorge Rodríguez, quién informó que el colombo-arabe, Alex Saab, a punto de ser extraditado a Estados Unidos, ha sido designado miembro de la Mesa de diálogo.            

   A este descaro o provocación no podía faltar la respuesta inmediata de la delegación de la oposicion que en un comunicado rechazó]<< la indecente propuesta y la comparó con la que formularon las guerrillas narcoterroristas de las FARC colombianas que pretendió integrar a la mesa de negociación en Colombia, al capo de las drogas alias Simón Trinidad,  sin ningún éxito.                    

    Unido al anuncio de Rodríguez, vaya casualidad, sale el Fiscal de la revolución  , Tarek William Saab, acusando al presidente interino, Juan Guaido, de quién dijo se le investiga por los delitos de usurpación de funciones, corrupción, legitimación de capitales, instigación pública continuada a la desobediencia de las leyes, malversación agravada, aprovechamiento fraudulento de fondos públicos, conspiración con Gobiernos extranjeros, terrorismo»,  a lo cual agrego  los delitos de rebelión, tráfico de armas de guerra, traición a la patria y asociación para delinquir. «No tenéis más sencillo?».                                            

     Será que los personeros del régimen , con Maduro a la cabeza, no saben que ya hay una decisión del alto tribunal de Cabo Verde sobre Alex Saab que es irreversible, y solo falta que se ejecute la extradición, decisión que se puede dar en estos momentos cuando redactamos estás líneas. No hay vuelta atrás.                        

Pero no solo es el gobierno de Maduro el interesado en el destino del colombiano a quien en Barranquilla le fueron incautadas sus millonarias propiedades por la justicia de ese país, que está interesado en la liberación de Saab. También el gobierno de Rusia salió a terciar en la defensa del extraditable, y a traves de su Cancillería emitió un comunicado en donde advierte que la extradición de Alex Saab a Estados Unidos podría «amenazar» las negociaciones en México y reiteró a lo largo del texto que la detención del empresario es por razones políticas.

Alex Saab, de origen colombiano, es señalado e investigado por ser ,presuntamente, el testaferro de Nicolás Maduro y por lavar millones de dólares producto de fraudes con Cadivi y un entramado de corrupción ligado a la construcción de casas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, así como el manejo del programa de entrega de bolsas de algunos carbohidratos bautizado como CLAP.                                               

    Roberto Deniz, periodista venezolano exiliado por persecuciones y amenazas por dar a conocer el entramado de Álex Saab con el chavomadurismo a través del portal Armando Info,  ha dicho que «desde hace un tiempo he calificado como ‘delirante’ la propaganda en defensa de Álex Saab. Esto de hoy (el martes) en boca de Jorge Rodríguez es como el punto máximo del delirio y confirman el temor de Maduro por la extradición de Álex Saab».                                     

    Expertos reconocidos en estos muy delicados asuntos señalan que es probable que la justicia estadounidense ofrezca inmunidad u otras ventajas, como considerable reducción de penas, al colombo- venezolano-arabe y al General «pollo» Carvajal para que den a conocer todo el entramado delictivo en que se movían acá en Venezuela y otras partes del mundo, lo cual coloca en graves aprietos al régimen y a los gobiernos autoritarios de Rusia e Irán.

 Emiro Albornoz León/ Periodista. emiroalbornozl@gmail.com