Pompeo: China debe dar explicaciones sobre el origen del coronavirus

197

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, atribuyó este miércoles toda la responsabilidad de la pandemia de coronavirus a China e inisitió en que debe dar explicaciones sobre el origen del brote.

En una entrevista con la cadena de televisión Fox News, se defendió de los comentarios realizados por el Ministerio de Exteriores de China, que sostiene que Washington «miente» sobre la pandemia. Pompeo aseguró que la reacción de China, es la «típica desinformación comunista».


«Recomendamos a los políticos estadounidenses centrarse en sus propios problemas y tratar de controlar la epidemia como les sea posible en vez de seguir tratando de evadir la culpa», aseveró en un comunicado el portavoz del Ministerio de Exteriores chino Geng Shuang, en un intento de desviar la atención y la exigencia que realizan varios países en torno a la responsabilidad de China en la propagación del virus que ha dejado a millones de contagios y decenas de miles de muertos en el mundo.

Pompeo ha puntualizó que «el Gobierno chino sabe lo que ha pasado en su país». «Esto es lo que hacen los comunistas, desinformar», afirmó.

«Lo que el Partido Comunista de China hizo es no prevenir que el coronavirus se expandiera por todo el mundo. Son responsables y Estados Unidos debe llevarlos ante la Justicia», sostuvo el secretario del país norteamericano.

Los comentarios de Shuang han tenido lugar después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, sugiriera durante una rueda de prensa que Estados Unidos tiene previsto buscar una compensación «sustancial» a cambio de la mala gestión de Pekín sobre el coronavirus.

«No estamos contentos con China. No estamos contentos con toda esta situación porque creemos que podría haberse detenido. Podría haberse detenido rápidamente y no se hubiera extendido a todo el mundo», manifestó Trump.

Libertad de expresión

Pompeo, por su parte, denunció que el Gobierno chino evitara a los periodistas informar sobre la situación sanitaria en el país y tomara medidas contra varios médicos que advirtieron sobre el peligro del virus.

«Este es el tipo de cosas que hacen las instituciones comunistas», aseveró antes de expresar que «todos sabemos esto de la época soviética». «Sabemos qué cosas hacen los partidos comunistas para manipular la información dentro de sus países y fuera de ellos», recalcó.

Además, apuntó que «Estados Unidos lleva tiempo tratando de ayudar a los países que hacen experimentos con patógenos altamente contagiosos». Para él, el único motivo por el que el Gobierno invierte «el dinero de los contribuyentes en este tipo de medidas» es la «protección del pueblo estadounidense de los laboratorios que no cumplen con los estándares».

La advertencia del peligro de China

Las palabras de Pompeo sobre esta cuestión están en línea con las advertencias registradas en el seno del Departamento de Estado hace dos años en relación con el Laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan, la ciudad china que resultó ser el origen de la actual pandemia.

Según informaciones del diario local ‘The Washington Post’, la Embajada de Estados Unidos alertó en enero de 2018 de la inadecuada seguridad en el laboratorio, así como de la realización de investigaciones «de riesgo» por parte de científicos sobre el coronavirus en murciélagos.

Tensión China-Australia

Este mismo miércoles, Pompeo ha sacado a colación el aumento de la tensión entre China y Australia después de que Pekín amenazara con boicotear el consumo de productos australianos como el vino si Canberra insistía en abrir una investigación independiente sobre el origen del coronavirus. Todo indica que China teme a una investigación independiente que revele el origen del Covid-19 y de su respuesta ante la pandemia.

«Me animó ver que Australia y otros países se unieron a nosotros exigiendo una investigación porque, aunque sabemos que esto comenzó en Wuhan, China, aún no sabemos dónde se originó», insistió.

Asimismo, recalcó que China está «actuando mal» dado que, a pesar de que «se están realizando los mayores esfuerzos para que un grupo de expertos pueda acceder al terreno e investigar, ellos (China) siguen escondiéndose».

Europa Press