Guaidó presentó propuesta para acelerar un gobierno de transición

281

El presidente interino y máxima figura de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, presentó un plan al país con el que espera vencer la aguda crisis económica y acelerar un eventual gobierno de transición.

La estrategia pretende desarrollar tres grandes aspectos: poner el Estado venezolano al servicio de los ciudadanos, a los que se debe «empoderar (…) a fin de liberar sus fuerzas creativas y productivas» y reinsertar el país en el «concierto de naciones libres».

Para esto, será necesario levantar los controles que según opositores y expertos forman parte de las causas de los males de la economía venezolana, «dar apertura a la inversión privada en las empresas públicas» y solicitar financiación en entidades internacionales.

Esta financiación, aclara el texto del plan, que fue presentado a la opinión pública desde la Universidad Central de Venezuela en Caracas, debe ser «masiva» y contemplar una «reestructuración profunda de la deuda pública externa».

Guaidó aseguró al presentar el programa que el país precisa «dinero fresco» para recuperar su economía y volver al concierto de países libres, «que significa contar con la voluntad de muchos amigos y gobiernos que puedan invertir también en Venezuela».

El plan tiene un apartado especial con ideas para incentivar la recuperación de la industria petrolera venezolana, que enfrenta su crisis particular de deuda, investigaciones por corrupción y desplome de la producción.

El programa propone igualmente aceptar capital privado en la industria, aunque aclara que se debe «preservar la propiedad de la nación sobre los yacimientos de hidrocarburos».

Guaidó aprovechó la presentación para enviar un «agradecimiento especial» al líder opositor preso Leopoldo López, quien «a pesar de haber estado en la cárcel, secuestrado», escribió «de puño y letra» parte del libro «Venezuela Energética», que también dio pie a todo el «Plan País».

Los realizadores de este plan tomaron en cuenta que la deuda externa actual «equivale a cinco años de exportaciones», que más de un millón de venezolanos están en la malnutrición, que el país produce 54 % menos petróleo que hace 20 años y que el salario mínimo mensual alcanza solo para comprar alimentos con un contenido energético de 600 calorías.

Para superar indicadores como estos, el Parlamento propone crear mecanismos de rendición de cuentas, estabilizar la economía, atender la emergencia humanitaria, mejorar los servicios públicos, generar confianza y seguridad jurídica.

Además, el Plan País contempla que los recursos necesarios provendrán de la financiación de organismos multilaterales, una reestructuración de la deuda externa, atraer inversiones locales y extranjeras y recuperar capitales mal habidos.