Colectivos violentos atacaron a maestros que protestaron por mejoras salariales en el primer día de clases.

249

Agrupaciones de docentes venezolanos organizaron una protesta para este lunes, fecha del inicio del año escolar, en reclamo por una mejora en las condiciones salariales, así como la exigencia de la renuncia de Aristóbulo Istúriz, ministro de Educación del régimen chavista.

«Este lunes inician con alegría las actividades escolares», reportó la cadena estatal VTV. Sin embargo, la protesta docente muestra una realidad distinta a la transmitida por los medios oficiales.


Los educadores, reunidos frente a la sede del ministerio exigieron un sueldo de 400 dólares, en un país con una dolarización de facto y un salario mínimo de menos de 3 dólares.

Los docentes fueron atacados por los colectivos de la dictadura, un grupo de motorizados vestidos de civil que hizo disparos para disipar las protestas en el centro de Caracas para pedir mejoras salariales.

Luego de amedrentar a tiros, colectivos oficialistas golpearon a los docentes y les lanzaron agua para sabotear la manifestación que se desarrollaba frente al Ministerio de Educación.

Los delincuentes les pegaron con cascos y con los puños mientras los maestros hicieron lo posible por defenderse.

El ministro de educación, Aristóbulo Istúriz, no se pronunció al respecto.