Twitter: ¿Qué está comprando Elon Musk por 44 mil millones de dólares?

618

El multimillonario dueño de Tesla, Elon Musk, cerró un acuerdo con la Junta Directiva de Twitter en el que se compromete a pagar 44.000 millones de dólares para quedarse con el 100% de una compañía con muchos ingresos y grandes pérdidas.

Cuando el 14 de abril el excéntrico Elon Musk anunció una oferta de compra por Twitter, el valor de la acción del gigante de redes sociales en la Bolsa de Nueva York apenas superaba los 45 dólares.

El 25 de abril, la inicialmente reacia Junta Directiva finalmente accedió al negocio y el título ya se acercaba a los 52 dólares, un 14,6% más. De esta manera, su valor en bolsa pasó de unos 34.500 millones de dólares a 40.000 millones de dólares en apenas 11 días.


El empresario de origen sudafricano, muy aficionado a esta red social, se ha presentado como un defensor de la «libertad de expresión» en la plataforma y ha dicho que su interés no es económico.

En efecto, las finanzas de Twitter no la harían necesariamente atractiva: al cierre de 2021 tenía unos 217 millones de usuarios activos monetizables, es decir, que efectivamente ven los anuncios con los que se financia. Sin embargo, sus activos suman apenas poco más de 14.000 millones de dólares y lleva dos años reportando pérdidas, a pesar de que sus ingresos han aumentado año tras año.


¿Qué falta para sellar definitivamente el acuerdo?

El acuerdo de compra aceptado por la Junta Directiva es apenas el primero de varios pasos. El negocio pasará a escrutinio de la Asamblea de Accionistas y de las autoridades regulatorias, proceso que, se ha estimado, podría tomar algunos meses.

Como una señal de que el recorrido no será fácil, la Comisión Europea adelantó este martes que, aunque era demasiado pronto para comentar sobre el acuerdo, las reglas de servicios digitales del bloque se aplican a todas las plataformas principales.

«Nuestra Ley de Servicios Digitales se aplica a todas las plataformas principales, para garantizar que su poder sobre el debate público esté sujeto a reglas validadas democráticamente para proteger mejor los derechos fundamentales en línea», dijo el portavoz de la Comisión Europea, Johannes Bahrke, en una rueda de prensa.

Suponiendo que logre las autorizaciones, lo siguiente en la agenda de Elon Musk será planificar cómo cumplir sus promesas de desarrollar nuevas funciones de Twitter, abrir su algoritmo a la inspección pública y derrotar a los ‘bots de spam’ en el servicio que imitan a los usuarios reales, entre otros.

Reuters, AP y EFE