Análisis: El “Lobbismo” de Cabello en Washington

403

El prestigioso diario norteamericano de finanzas, política y poder, The Wall Street Journal, confirmó la reseña hecha hace dos días por Associated Press sobre las intensas deliberaciones entre el número 2 del régimen chavista, Diosdado Cabello y altos personeros del gobierno de los EEUU, lo que luego fue anunciado por Maduro, dando a entender a la opinión pública que se encontraba al tanto de los pactos secretos con el imperio.


Al final todos se preguntaban si Cabello negocia a espaldas de Maduro o ambos engañan al pueblo chavista obligándolos a firmar #NomasTrump mientras realizan negociaciones para salvarse.


El WSJ develó que el gobierno de Trump si ha estado hablando en secreto con los importantes miembros de la cúpula de la extinta revolución, en un esfuerzo por expulsar al presidente autoritario de Venezuela del poder y despejar el camino para unas elecciones libres en un país económicamente devastado.


Las conversaciones han involucrado al poderoso Diosdado Cabello, quien encabeza la Asamblea Nacional Constituyente del país y se muestra como líder del entorno armado militar y policial que sostiene el régimen, a pesar que Washington lo ha sancionado en varias oportunidades por su presunta participación en el tráfico de drogas, el lavado de dinero, la corrupción, el asesinato de factores claves de la oposición y la amenaza de muerte abierta contra un senador en funciones de los Estados Unidos como Marcos Rubio.
El WSJ citó como fuente a «venezolanos con conexiones de alto nivel con los dos sectores enfrentados».


Algunos expertos coinciden en varios nombres del sector chavista actualmente enfrentados a Maduro como el mayor general Heberto García Plaza, exministro de alimentación de Chávez, quien ha emplazado en numerosas oportunidades a Cabello para que termine de removerle el piso a Maduro. Conocida es la relación entre García Plaza y el exministro de Finanzas y exgobernador de Aragua, Rafael Isea, con vínculos en el entramado de Washington desde que llegaron a los EEUU como testigos, arte y parte de la tragedia que volcó el país hacia la miseria. El otro ángulo del triángulo hace péndulo entre el chavismo y la oposición, ha caído en desgracia con el poder en varias oportunidades por sus publicaciones como editor y mantiene una férrea oposición a la MUD y al presidente interino Juan Guaidó. Leocenis García estaría a su vez buscando en Washington un mayor respaldo para proseguir con su campaña política enmarcada a su juicio dentro de los sectores más pobres de Venezuela. A Leocenis García se le ha visto en Washington buscando apoyo en torno a una candidatura alternativa al chavismo y a la MUD, al igual que María Corina Machado. El trío es señalado como el lobbismo que ha logrado conectar a Cabello para decidir un rompimiento interno en el poder en Venezuela. Hay quienes consideran a Rafael Ramírez como un posible interlocutor de Cabello pero el otrora zar del petróleo es ignorado por el gobierno de Trump aunque luce con sendos expedientes por corrupción

Según la fuente del WSJ, lo que Diosdado estaría buscando luego de ser un convidado de piedra en las negociaciones de Barbados es poder quedarse en Venezuela de forma pacífica pero con cierta injerencia en el poder militar.


Su objetivo en una etapa post Maduro sería construir confianza dentro del sector chavista para retomar el poder, siempre y cuando pueda obtener garantías internacionales.
La propuesta de Cabello, que sigue ondeando la bandera de lealtad, es entregar a Maduro y quedarse como líder absoluto del oficialismo, pretender inmunidad total y ser candidato del PSUV en las elecciones presidenciales que deben convocarse a lo sumo a finales del 2019 o a mediados del 2020, pero EEUU se niega a otorgarle inmunidad total ante delitos imperdonables para la justicia norteamericana como el narcotráfico.


Cabello ha jugado duro en el tablero político y se dice que ha usado tentáculos de diferentes sectores de la oposición, tanto dentro como fuera de la MUD, para negociar su propuesta en Washington como importante factor de poder dentro del clima de caos que impuso el chavismo en Venezuela, a fin de abrirse hacia la eventual transición que busca los EEUU dentro del hemisferio.


Fernando Cutz, exasesor principal de Seguridad Nacional de Estados Unidos en América Latina del expresidente Barack Obama y ahora del actual mandatario nacional Donald Trump, dijo a través de NTN24 que si alguien puede negociar la salida de Maduro de Miraflores con el Gobierno de Trump es Diosdado Cabello, como presidente de la paralela e inconstitucional asamblea nacional constituyente, catalogada como un poder importante dentro del sector radical chavista, con el cual intentaría “autoproclamarse” como “sustituto” o “escoger” a alguna persona de su clan para optar por la presidencia interina en Miraflores.


“Sin embargo Cabello para mí está muy cerca de ser un terrorista, es una persona que para el mismo Estados Unidos está constantemente envuelto en los peores de los peores asuntos en Venezuela. Está envuelto en abuso de derechos humanos, corrupción y en todo lo que es malo”, acotó.


Hasta ahora son pocos los detalles que han trascendido sobre la supuesta reunión privada entre el número 2 del autoritarismo militarista que ejerce por la fuerza el poder de Venezuela y las autoridades del gobierno de Trump en los EEUU.


Se desconoce por ejemplo si la propia reunión celebrada el pasado mes de julio contó con el beneplácito de Nicolás Maduro tal como lo señaló sorpresivamente en cadena de radio y televisión. El objetivo de Washington sería ofrecer garantías a ciertos sectores duros del chavismo a cambio que abran la puertas a la celebración de elecciones creibles. Se trata de la via de la amnistía para los líderes de la dictadura venezolana que EEUU explora desde hace tiempo. En enero pasado el asesor de la casa blanca, John Bolton, lo admitía a través de Fox News.

Hasta el momento no ha habido reacción del oficialismo. EEUU considera que Cabello tiene aún influencia dentro del aparato militar y policial y es una persona clave a la hora de negociar una posible transición, además cree que colocarlo en la primera línea de las negociaciones puede contribuir a alimentar las luchas internas en el seno del chavismo.


Para el asesor de seguridad de los EEUU los únicos elementos discutidos con aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas.


Redacción: venezuelausa.org