Yrmana Almarza: A punto

47

No es fácil… Soy de las que cree que ni los países en confrontación quieren apretar el botón rojo de las armas nucleares para desaparecer a la mitad del planeta tierra pero sin duda el mundo vive momentos muy difíciles.

Ya no es sólo la guerra entre Ucrania y Rusia sino que ahora el conflicto entre Irán e Israel pone al Planeta entero a rogar acuerdos que conduzcan a un cese al fuego y a la convivencia pacífica, pero no es fácil. No, no lo es.

Los países enfrentados saben muy bien y tienen muy bien medido los efectos que apretar el botón rojo puede causar sobre ellos mismos. En una tercera guerra mundial no habrá ganador. Nadie quedará ileso. Ninguna Nación.

Por muy lejos que se estén de la zona de fuego, todos los países del Globo mundial serán impactados de manera negativa y buscarán tomar acciones para sobrevivir lo que desatará males mayores pues en cada sociedad del mundo, los más fuertes buscarán mantenerse con vida y esto lo harán sin miramientos de ningún tipo.

No nos hemos recuperado totalmente de los estragos de la pandemia y el caos mundial se hace sentir con sus ingredientes de mayor miseria, mayor crueldad, más hambre, más desigualdad social, más ignorancia, mayor desempleo, mayor ambición y mayores ansias de poder y control.

El Covid desapareció a un cuarto de la población en el mundo. A horas de saber si se inicia o no la tercera guerra mundial, pocos son los que entienden que estamos presenciando las horas más difíciles de los poderosos que buscan unos, controlar más al mundo y otros, no perder el control de lo que tienen mientras que las mayorías somos peones de este perverso juego ajedrez.

La ficción de las grandes tramas de espionaje, conspiración y órdenes de Poder Mundial se han salido de la pantalla chica y ya no guardan ni las formas ni los fondos.

Oremos muchísimo. Sólo Dios puede ayudarnos colocando en la mente y en los corazones de los dueños de estos desastres la voluntad de frenar el caballo desbocado que cargado de desgracias que va sin frenos hacia el barranco.

En Venezuela… Hasta que María Corina no le levante la mano a Manuel Rosales y diga que es su candidato, el Gobernador del Zulia sabe que su papel está siendo de colaborador de Maduro para que sea «Presidente» de Venezuela seis años más. Diga lo que diga o lo pinte como lo pinte.

Sus argumentos por más fuerza y certeza se diluyen en el ácido del rechazo popular que tiene desde que se hizo pública su inscripción, acto que no deja de verse alacranado.

María Corina, a pesar de las publicaciones que señalan que se reúne para evaluar la alianza con Rosales, hasta que no lo diga con su boca y mande a apoyar y votar por él, el señor Manuel sabe que va a ser derrotado porque no cuenta con el respaldo popular para ganar esta elección nacional.

Para hoy se habla de un encuentro Machado-Rosales. Estemos atentos.

Ante la realidad de un Régimen que no va a permitir la inscripción de María Corina Machado ni la de ningún candidato puesto por ella, sin duda lo procedente e inteligente es un acuerdo aunque se haga con guantes y tapabocas, pues es obvio que el único «opositor» autorizado por el Régimen para medirse contra Maduro es Manuel Antonio.

A propósito… El Régimen de Venezuela cierra las misiones diplomáticas en Ecuador. Con esta decisión los compatriotas en suelo ecuatoriano, ya no podrán hacer la lucha por actualizar sus datos para ejercer su Derecho al Voto en el Registro Electoral.

Pero el papagayo lo enredan más y dentro de Venezuela. Deciden cambiar los nombres a casi todas las escuelas del país, lo que va a enredar a más de uno.

Sumemos los diferentes obstáculos, trabas e inconvenientes que se presentan en otras oficinas diplomáticas en otros países del mundo y todo nos hace ver que no, no van a dejar votar en paz a nadie y lo están haciendo más complejo a quienes vamos a votar en contra de ellos.

Y es que realmente al Régimen no le interesa que los venezolanos en el extranjero votemos y mucho menos le interesa que dentro de Venezuela el voto tenga ánimo para expresarse en su contra. Sólo le interesa mantener sus actores en el show de estas elecciones que van a volver a ganar con bombos y platillos bajo la misma consigna desgastada de contar con un pueblo que los ama.

Cierro… Nos leemos la semana que viene. Dios permita que con buenas y mejores noticias.

@yrmana / [email protected]