Reuters: Urgencia de dólares por campaña presidencial motivó purga chavista en Pdvsa

262

Para la administración de Nicolás Maduro, la ausencia de los $21.200 millones no cobrados por Pdvsa es crítica en un año en el que tradicionalmente incrementa el gasto público, en aras de allanar el terreno para unas elecciones presidenciales que se celebrarán en 2024.

Las investigaciones anunciadas por el chavismo para encontrar la «raíz de la corrupción», con énfasis en una revisión de los procesos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) guardaría relación con los $21.200 millones no cobrados por la estatal por facturas impagadas por intermediarios.

Cuatro fuentes cercanas a Pdvsa indicaron a la agencia de noticias Reuters que la investigación habría sido impulsada por la incapacidad del Gobierno para acceder a esos $21.200 millones con una campaña presidencial que financiar en los próximos meses.

De acuerdo con Reuters, tres fuentes afirmaron que los arrestos de funcionarios de Pdvsa en los últimos días estuvieron vinculados con una investigación sobre las «grandes pérdidas que sufrió la compañía el año pasado», cuando las autoridades de la empresa permitieron incluso que embarcaciones abandonaran el país con cargamentos que no habían sido pagados.

Los impagos se acumularon hasta alcanzar los $21.200 millones, según documentos de Pdvsa vistos por la agencia. Esta situación se agravó por el uso de intermediarios poco fiables en operaciones complejas para tratar de evadir las sanciones de Estados Unidos contra la industria petrolera.

Para la administración de Maduro, esta suma es un tema delicado, pues con una campaña presidencial venidera, el chavismo pretende incrementar el gasto público y cuenta con que el petróleo financie un 63% del presupuesto público.

Adicionalmente, el Gobierno afronta presiones internas por parte del sector laboral, que exige en las calles aumentos salariales desde hace casi un año, mientras el repunte de la economía se desacelera.

En aras de mantener la aparente «estabilización» de la economía, el chavismo necesita dinero, pues una de sus políticas es la intervención del mercado cambiario, mediante la cual inyectan dólares en un intento por contener el precio del dólar y mitigar la devaluación del bolívar.

En este contexto de malestar interno y necesidad financiera para no perder el control de la economía como en 2017, la ausencia de $21.200 millones se presenta como un elemento crítico para los planes del chavismo.

«El dinero es importante, es el punto central de este desastre. Si no tienes dinero ¿Qué haces? Inventas votos», alertó una de las fuentes consultadas por Reuters.

Reuters