Zelensky insta a imponer sanciones máximas a Rusia y advierte de hambruna mundial en discurso de Davos

83

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski pidió este lunes, en una intervención a distancia en la inauguración del Foro Económico de Davos, cesar todo el comercio con Rusia e imponer el «máximo» de sanciones posibles al país.

«Eso es lo que deberían ser las sanciones, deberían ser máximas (…) Y creo que todavía no hay esas sanciones contra Rusia» dijo Zelenski, reclamando de nuevo «todas las armas que estamos pidiendo», en una intervención en el foro que reúne en Suiza a les élites económicas y políticas mundiales, informó AFP.

También presionó por la retirada total de las empresas extranjeras de Rusia para evitar que apoyen su guerra y dijo que Ucrania necesitaba financiación: al menos 5.000 millones de dólares al mes.

“La cantidad de trabajo es enorme: tenemos más de medio billón de dólares en pérdidas; decenas de miles de instalaciones fueron destruidas. Necesitamos reconstruir ciudades e industrias enteras”, dijo Zelensky, días después de que el Grupo de las 7 principales economías acordara proporcionar 19.800 millones de dólares en ayuda económica. Estados Unidos también ha aprobado otros 40.000 millones de dólares en ayuda al gobierno de Kiev.

Dijo que si Ucrania hubiera “recibido el 100% de nuestras necesidades de inmediato, en febrero”, en términos de armas, financiación, apoyo político y sanciones contra Rusia, “el resultado sería la salvación de decenas de miles de vidas”.

El discurso de Zelensky fue un tema central el lunes en Davos, el pueblo de los Alpes suizos que se ha transformado en un deslumbrante lugar para la charla de cuatro días aparentemente dedicada a hacer del mundo un lugar mejor. El evento se reanudará en persona después de una pausa de dos años debido a la pandemia de COVID-19, que también retrasó la reunión de este año de su horario habitual de invierno.

Para los asistentes, hay mucho que abordar en medio del aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el combustible, la guerra de Rusia en Ucrania, el cambio climático, la desigualdad y las persistentes crisis de salud. Pero es difícil predecir si las discusiones altruistas producirán anuncios sustanciales que permitan avanzar en los desafíos más apremiantes del mundo.

“Esta guerra es realmente un punto de inflexión en la historia y reformará nuestro panorama político y económico en los próximos años”, dijo el fundador del evento, Klaus Schwab.

Hambruna mundial

Zelensky, quien recibió una ovación de pie después de estos comentarios, reiteró que Rusia estaba bloqueando la salida de sus puertos de suministros de alimentos críticos, como el trigo y el aceite de girasol, y también estaba robando algunos.

Ucrania, junto con Rusia, es un importante exportador de trigo, cebada y aceite de girasol, y la interrupción de esos suministros amenaza la inseguridad alimentaria en países de África, Medio Oriente y partes de Asia.

El jefe del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas pidió la reapertura de los puertos de Ucrania y dijo que los agricultores de la región “cultivan suficientes alimentos para alimentar a 400 millones de personas”.

Si tales suministros permanecen fuera del mercado, el mundo podría enfrentar un problema de disponibilidad de alimentos en los próximos 10 a 12 meses, y “eso va a ser un infierno en la tierra”, dijo el director ejecutivo del PMA, David Beasley, a Associated Press.

Advirtió que había “49 millones de personas llamando a la puerta de la hambruna en este momento en 43 países”, incluidos Yemen, Líbano, Malí, Burkina Faso, Egipto, Congo, Guatemala y El Salvador.

Hay una importante delegación del gobierno ucraniano que asiste en persona al foro de Davos, defendiendo un mayor apoyo occidental en la lucha del país contra Rusia.

Los funcionarios rusos no han sido invitados a Davos este año, ya que lo que se denominó la «Casa de Rusia» ha sido transformada por críticos, incluido el magnate ucraniano Victor Pinchuk y el Ministerio de Relaciones Exteriores del país, en lo que llaman la «Casa de los crímenes de guerra de Rusia».

El lugar presenta fotos de crímenes y crueldades que las fuerzas rusas están acusadas de infligir .

Si bien Ucrania captará la atención el primer día de la reunión, los problemas climáticos y ambientales serán un tema constante hasta el final del jueves, con paneles sobre clima extremo, esfuerzos para alcanzar emisiones «netas cero» y encontrar fuentes de energía nuevas y más limpias.

AP/ Jamey Keaten