Kaled Yorde: La tentación totalitaria

185

PARTE I

Debido a la ignorancia y la ingenuidad de la masa de a pie, el «alacranismo» por parte de algunos sectores de la oposición, el egoísmo de los líderes tradicionales democráticos por pensar y obrar en beneficio de sus propios intereses; las necesidades populares no atendidas adecuadamente por los gobernantes demócratas de turno y la poca educación de la gente para detectar las mentiras y el engaño de las falsas promesas que le meten los partidos políticos a sus electores, nuevamente la América Latina se coloca a las puertas de arrojarse en los brazos del comunismo revolucionario guerrillero ( caso Colombia)e izquirdoso- anarquico ( caso Brasil).


Este fenómeno denota dos cosas: 1) El pueblo no escarmienta con las lecciones de Cuba, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Perú y Chile; y 2) Sigue firme y vigorosa la tentación totalitaria, que ha arruinado a tantos pueblos.


El título de este comentario – La Tentación Totalitara- es un fotografía en tercera dimensión de la vil tendencia de muchos pueblos de querer abrazar el caos y a miseria, en vez del orden y la prosperidad, con la agravante de no escarmentar con las experiencias negativas de los países vecinos arriba mencionados.


Bajo ese título escribió el filósofo francés Jean François Revel (1924- 2006), celebridad mundial, una obra digna de ser leída y estudiada por jóvenes y adultos, de manera muy especial, por los políticos.


Lo extraordinario de Revel es que, siendo socialista pluralista y democrático, vino a constituirse en uno de los mayores críticos de la izquierda francesa y mundial, señalandoles sin tapujos un montón de verdades duras y amargas.


Su norte fue una actitud reiterada de valerse para sus análisis sobre la problemática del hombre, tanto en lo político, como en lo económico y lo cultural, del regreso a los hechos y la subordinación de lo pensado a lo vivido.

Parafraseando a Mario Vargas Llosa, el Nobel de literatura, en un ensayo suyo sobre el filósofo francés, » decidir en función de la experiencia concreta la validez
de las teorías políticas, resulta hoy revolucionario, pues la costumbre que ha cundido, y que sigue vigente, sin duda, ha sido la rémora mayor de la izquierda de nuestros días, que es la opuesta: Determinar a partir de la teoría la naturaleza de los hechos, lo que conduce generalmente a deformar éstos, para que coincidan con aquella.»


PARTE II

Señalamos en un párrafo más arriba, que Revel fue un destacado socialista europeo. Con el fin de aclarar ese concepto, es necesario señalar que las palabras socialista y socialismo, no significan lo mismo.


Socialismo Real es COMUNISMO, del que hay en China, Cuba y hubo en la ex-Union Soviética; el de Corea del Norte y la Tailandia del sanguinario Pol Pot, en Rusia; la ex-Yugoslavia y la Rumanía de Ceasese, mientras que socialistas pluralistas y demo craticos, lo son Francia, Italia, Noruega, Finlandia, Canadá, Australia, España y otros más. En ellos funciona el sistema democrático, acentuandose un bienestar social deseable.


En su libro ya mencionado, Revel crítica contundentemente » las taras y enfermedades que la izquierda dejo prosperar en su seno hasta anquilosarse intelectualmente; su fascinación por la dictadura, su ceguera politica frente a las raíces del totalitarismo, el complejo de inferioridad frente al partido comunista, y su ineptitud para formular proyectos socialistas distintos del modelo estaliniano «.

PARTE III

Vale la pena apuntalar lo que señala Ravel con una opinión del argentino Jorge Luis Borges, sobre los politicos «alacranes» ( expresión esa muy venezolana) y los demás hombres egoístas que no piensan en sus electores, sino en sus particulares beneficios partidistas y personales ( Me viene a la cabeza Capriles, Leopoldo López, Ramos Allup, Borjas y otros).


El genio argentino de la literatura escribió una vez lo siguiente: » La profesión de los políticos es mentir…, no son hombres éticos; son hombres que han contraido el hábito de mentir, el hábito de sobornar, el hábito de sonreír todo el tiempo, el hábito de quedar bien con todo el mundo, el hábito de la popularidad… «.


La conclusión a la que llega el filósofo francés en su libro «La Tentación Totalitaria» es la siguiente: «El principal obstáculo para el triunfo del socialismo en el planeta no era el capitalismo sino el comunismo». Vargas Llosa agrega: «Por encima de su despiadada crítica a los países y partidos comunistas, Ravel señaló el camino del reformismo de esa izquierda recalcitrante y equivocada, que de ser tomado en cuenta, se lograría consolidar la social- democracia como sistema que ha probado con hechos, ser capaz de desarrollar simultáneamente la justicia social y económica, al igual que la democracia genuina, con su respeto de las minorias, pluralidad, protección de los derechos humanos y elecciones transparentes y sin ventajismos ni trampas.»


La conclusión a la que llega quien esto escribe es de otro corte: Esos políticos no conocen ni saben de la existencia de la frase: «Señor, no nos dejes caer en la tentacion!»
La lectura de Revel es pertinente en grado sumo en estos tiempos de inversión total de valores, sobretodo, de honestidad politica,ahora que retoña en nuestros lares tercermundistas el nefasto totalitarismo y su gemelo el populismo!

@kaledyorde