Desempleo se situó en 4.9% entre los hispanos en el último mes del año

350

La economía de Estados Unidos añadió en diciembre 199,000 puestos de trabajo y el desempleo descendió en diciembre al 3.9%, frente al 4.2% de noviembre, informó este viernes el Departamento de Trabajo en su reporte mensual.

Entre los hispanos, el desempleo de diciembre se ubicó en el 4.9% frente al 5.2% en noviembre, mantiene así la tendencia a la baja.

Las previsiones de los economistas para el dato de diciembre eran optimistas al considerar que el impacto de la variante ómicron, que está marcando récord de contagios, no sería muy notable puesto que su incidencia se dio sobre todo en la segunda quincena, cuando ya se habían producido las contrataciones.

Los analistas estimaron que los empleadores agregarían 400,000 puestos de trabajo el mes pasado, según una encuesta del proveedor de datos FactSet.

Muchos empleadores necesitan cubrir puestos de trabajo porque continúan disfrutando de una demanda constante por parte de clientes pese a que persiste en muchos casos la escasez de suministros debido a las fallas en la cadena de distribución.

«Es un día histórico para la recuperación económica», dice Biden


Más sobre Desempleo

El presidente Joe Biden se centró en el dato del desempleo para valorar este reporte y dijo que es «un día histórico para la recuperación económica» porque la caída al 3.9% es la mayor registrada nunca en un año en la historia del país.

Biden consideró que estos números del reporte publicado este viernes prueban que «los estadounidenses están cambiándose a mejores trabajos con mejores salarios y mejores beneficios».

«Este es el tipo de recuperación que yo prometí y esperé para el pueblo de Estados Unidos, donde los mayores beneficios irán a las personas que trabajan más duro y que más a menudo quedan atrás», añadió.

Concluye uno de los mejores años para los trabajadores de EEUU
El informe de empleo del viernes concluye uno de los mejores años para los trabajadores estadounidenses en décadas, aunque fue uno que siguió a 2020, el peor año del mercado laboral desde que comenzaron los registros en 1939, una consecuencia de la recesión pandémica.

Las empresas publicaron un número récord de puestos vacantes el año pasado y ofrecieron salarios mucho más altos para tratar de encontrar y retener trabajadores. Los estadounidenses respondieron renunciando en masa a sus trabajos, principalmente para obtener mejores salarios en otros empleadores.

En total, la cantidad de empleos creció más del 4% en 2021 hasta noviembre, la mayor ganancia desde 1978, después de una caída del 6.2% en los empleos en 2020.

Sin embargo, la pérdida de empleos provocada por la pandemia fue tan grande que incluso ahora, la economía sigue estando a casi 4 millones de puestos de trabajo por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Univisión