Bitcoin se desploma más de un 20%: otra señal de nerviosismo del mercado mundial

93

El bitcoin se desplomó junto con otras criptomonedas este sábado, en otro indicio de la aversión al riesgo que recorre los mercados financieros.

El mayor token digital llegó a caer hasta los US$42.296 antes de frenar su caída. A las 13:50 horas de Singapur, el sábado se negociaba a unos US$47.600, lo que supone una caída de alrededor del 11%.

Ether, el segundo token más grande, cayó hasta un 17,4% antes de recortar el retroceso a alrededor del 10%. El sector global de las criptomonedas ha perdido alrededor de una quinta parte de su valor, cayendo a US$2,2 billones, según el rastreador CoinGecko.

El mayor token vuelve a recordar a los inversores su famosa volatilidad.
Las oscilaciones de las criptomonedas se producen en medio de un periodo volátil para los mercados financieros. El repunte de la inflación está obligando a los bancos centrales a endurecer la política monetaria, lo que amenaza con reducir el viento de cola de la liquidez que levantó una amplia gama de activos.

La variante ómicron del coronavirus también ha provocado aversión al riesgo por la preocupación de lo que podría significar para la reapertura económica mundial.

Las acciones mundiales han bajado más de un 4% desde el récord alcanzado en noviembre, mientras que los activos refugio, como los bonos del Tesoro, han subido.

Posiciones apalancadas
Algunos compradores apalancados de Bitcoin fueron expulsados en la caída del sábado, según Vijay Ayyar, jefe de Asia-Pacífico del criptointercambio Luno en Singapur.

“Los mercados también han estado nerviosos con toda la incertidumbre en torno al ómicron, con los casos que están apareciendo ahora en muchos países”, dijo. “Es difícil decir lo que eso significa para las economías y los mercados y de ahí la incertidumbre”.

El sábado se liquidaron unos US$2.400 millones de exposición a las criptomonedas, tanto en largo como en corto, la mayor cantidad desde el 7 de septiembre, según datos de Coinglass.com.

El bitcoin, famoso por su volatilidad, ha perdido unos US$21.000 desde que alcanzó un récord el 10 de noviembre.

Pero aún así ha subido más del 60% este año, un rendimiento que supera a muchos otros activos, y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo que el país había vuelto a comprar la caída, añadiendo 150 monedas. La nación adoptó este año el bitcoin como moneda de curso legal.

“Como es habitual, desde que los operadores de criptomonedas despliegan el apalancamiento, resulta en órdenes de venta y liquidaciones en cascada”, dijo Antoni Trenchev, cofundador del prestamista de criptomonedas Nexo. “Deberíamos encontrar soporte alrededor de los 40.000 a 42.000 dólares y luego rebotar en línea para un rally de fin de año. Si eso no se mantiene, podríamos volver a visitar los mínimos de julio de 30.000 a 35.000 dólares.”

Joanna Ossinger/ Bloomberg