Las cinco nuevas predicciones de Elon Musk sobre el futuro

115

Con cada declaración de Elon Musk, sube el pan, o cae en picado. En una entrevista durante la Code, Conference celebrada en California, el fundador de Tesla se ha aventurado a hacer predicciones sobre el futuro de algunos de los temas más relevantes actualmente: las criptomonedas, las drogas psicotrópicas, Starlink, el problema energético y los robots. Esto es lo que ha dicho sobre cada uno de ellos:

Criptomonedas: mientras los bancos centrales de las principales economías del mundo analizan los pros y los contras de las criptomonedas e intentan ponerles coto, el fundador de Tesla señala lo erróneo de este planteamiento. Según él, no es posible controlarlas, como mucho se podría ralentizar su avance, lo que no haría otra cosa acabar con la posibilidad de «reducir errores y la latencia del sistema monetario actual».

Drogas psicotrópicas: la legalización y aceptación de estas sustancias por parte de la sociedad está cerca, asegura Musk. Todo ello gracias a un cambio generacional, que dejará atrás las leyes de otra era y traerá consigo otra visión de las drogas psicotrópicas que abrirá las puertas de un nuevo mercado legal.

Starlink: la red de satélites de comunicación de Elon Musk ofrecerá internet para cualquiera que tenga el equipo necesario y esto tendrá un efecto ecualizador que cambiará el mundo. En la actualidad, el coste del equipo es de casi 500 dólares, más una cuota mensual de 99 dólares.

Problema energético: aunque Musk lo vea como un problema del futuro, es ya una realidad y se va a agravar en los próximos años. Esto se debe a que el sistema energético actual está obsoleto y no tiene capacidad para dar respuesta a la demanda que está por venir, derivada de la transición energética.

Robots: el fundador de Tesla prevé la llegada de unos robots que serán como los seres humanos (bípedos) pero infinitamente más inteligentes e interconectados. Sostiene que si no los ha construido hasta ahora ha sido para no colaborar a materializar un futuro como el de las películas de Terminator. Cómo considera que su llegada es inevitable, ya está construyendo su propio humanoide pero intentará «lo mejor posible» para evitar ese futuro.

Aunque no todo son aciertos en la vida de Elon Musk. El CEO de Tesla también tiene un historial de predicciones que, a día de hoy, no se han cumplido, ya sea porque se han quedado cortas o porque simplemente, han desaparecido, según recoge SkyNews.

Inteligencia Artificial
En 2014, Musk advirtió del peligro de la IA y del «riesgo de que suceda algo seriamente peligroso en el plazo de cinco años». El empresario vaticinó que esta tecnología nos llevaría al desastre. «Con la IA estamos invocando al demonio», llegó a afirmar.

Neuralink
Neuralink es la empresa de Elon Musk que se centra en la integración de tecnología de inteligencia artificial en el cerebro humano. Cuando se lanzó esta compañía en 2016, el multimillonario declaró que su objetivo era implantar el primer chip en un cerebro humano antes de finales de 2020, algo que no sucedió.

Aún así, Neuralink consiguió en abril de 2021 que un macaco jugase a Pong con un implante cerebral, algo que, según varios neurocientíficos consultados por Business Insider, ya se podía hacer. «El mono no está navegando por Internet, sino que mueve un cursor para mover una bola e intentar emparejar un objeto», señalan.

Hyperloop
Este sistema de transporte basado en tubos que conectan ciudades sirve para que la gente viaje a velocidades ultrasónicas. En 2013, Musk desveló que ya estaban en marcha planes de construcción, y en 2017 recibió «la aprobación verbal del Gobierno» para construir un hyperloop entre Nueva York, Filadelfia y Baltimore, pero a día de hoy aún no se ha materializado nada oficial.

Robotaxis
En 2019, Musk predijo que más de un millón de robotaxis conducirían para 2020. «Me siento muy seguro al predecir robotaxis para el próximo año», confesó. Aún así, no pierde la esperanza de lograrlo: «A veces no llegó a tiempo, pero lo conseguiré», declaró. Su funcionamiento iba a ser muy parecido al que tienen empresas como Uber o Cabify.

Coches sin conductor
A principios de 2016, Musk declaró que esperaba que los coches autónomos estuvieran preparados para 2018 y que pudieran conducir un trayecto de 41 horas, de Nueva York a Los Ángeles.

Por el momento es un proyecto que sigue en marcha. El pasado mes de agosto, el Gobierno de los Estados Unidos abrió una investigación relacionada con 11 accidentes provocados por el piloto automático de Tesla.

El Economista