Alberto Barboza: Las diez competencias del líder trascendental

122

En las dos últimas entregas hice referencia a los paradigmas en los cuales se sustenta mi modelo de liderazgo trascendental. Es tiempo de explicar las diez competencias que un líder debe exhibir para poder transformar las realidades que le toca vivir en todos los ámbitos de la vida, la personal, familiar, social, organizacional y de estado. Es decir, por todas esas sendas caminadas debe dejar una huella imborrable en la memoria de la humanidad.

La primera cualidad que todo líder debe poseer es, dominar el arte de la gerencia, un líder debe contener dentro de sí un gerente, caso contrario sería un peligroso “encantador de serpientes”. Un buen gerente podría no ser un líder, pero todo líder debe ser necesariamente un gerente, con habilidades escolásticas para manejar las cuatro disciplinas de la ciencia administrativa: la planificación, organización, dirección y el control de la gestión en todo tipo de organizaciones, sean públicas o privadas. Una frase célebre: “El éxito en los negocios requiere entrenamiento, disciplina y trabajo duro”. John D. Rockefeller.

La segunda, capacidad para visualizar el futuro, un líder debe ser capaz de desarrollar mentalmente la imagen de algo abstracto, de otorgar características visibles a aquello que todavía no existe, de representar el futuro deseado, concebir el camino para lograrlo e inducir a seguirlo. Una frase célebre: “Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos el coraje de perseguirlos”. Walt Disney.

La tercera, tener influencia en la gente, la facultad de administrar emociones, el ser humano es pensamiento, emoción, creencia, valores, principios y paradigmas; para influenciarlo, para dirigirlo, es necesario que el líder haga sentir a su gente que forman parte de algo especial, que se sienta valorada en su justa dimensión, que esté convencida que las cosas se pueden hacer, con ello, existen altas probabilidades de que la gente le siga hasta los confines de la tierra de ser necesario, porque confían en su líder y están seguros que éste nunca les fallará. Una frase célebre: “No hay malos soldados al mando de un buen general”. Napoleón Bonaparte.

La cuarta, saber escuchar, la cual es una habilidad cognitiva de una persona para comprender el universo emocional de otra, es ser empático, situarse en el marco de referencia del otro, meterse en su piel, buscar primero entender para luego ser entendido. Es un acto inteligente y estratégico invertir tiempo para obtener opiniones, recomendaciones y realimentaciones de los colaboradores, con ello, el líder logra percepciones de la realidad diferentes de las propias, y así abre el compás para entender mejor una situación que podría ser compleja. Una frase célebre: “En Google intentamos promover la innovación y la asunción de riesgos, y por eso animamos a nuestros ingenieros a que desarrollen proyectos personales durante el 20% de su jornada laboral”. Larry Page.

La quinta, saber delegar, la delegación es una virtud en la disciplina gerencial; todo líder debe saber que no todo lo puede hacer directamente, que tiene que buscar la forma en que otros hagan lo que se tiene que hacer, a los efectos debe hacerse entender con mensajes claros y perfectamente comprensibles. Para ello el líder debe empoderar a la su gente, educarlos, capacitarlos, enseñarlos y hacerlos aptos para las tareas más complejas. Una frase célebre: “No serás un gran líder si quieres hacer todo por ti mismo o sólo obtener el crédito de ello”. Andrew Carnegie.

La sexta, ser honesto, la honestidad es sinónimo de decencia, decoro, recato, pudor, razonabilidad, justicia, probidad, rectitud y honradez. La honestidad constituye una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con sinceridad y coherencia. El líder no puede tener una doble moral, debe existir una fuerte correlación entre lo que dice, su prédica, y su actuación. Una frase célebre: “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. Mahatma Gandhi.

La séptima, ser ético, la ética se relaciona con el estudio de la moral y de la acción humana, la ética le proporciona al líder la capacidad de administrar correctamente los recursos bajo su responsabilidad. Todas las cualidades que pueda tener un líder quedarían opacadas si no es ético, y despilfarra los recursos que les son encomendados en procesos de corrupción. Una frase célebre: “Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos”. Simón Bolívar.

La octava, tener pasión por la justicia, el líder debe saber apreciar, evaluar, reconocer y compensar el trabajo bien hecho por sus colaboradores. Al mismo tiempo, debe saber sancionar la falta con la mayor justicia, equidad o proporcionalidad. Un líder, en primera instancia, debe reaccionar ante el incumplimiento con empoderamiento y formación, pero si el incumplimiento se torna crónico, el líder debe tomar las decisiones pertinentes. Asimismo tener un alto sentido de la justicia desde los puntos de vista social y biocentrico. Una frase célebre: «Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas». Martin Luther King.

La novena, tener autodeterminación, es decir, valor u osadía, ser autónomo o independiente para tomar las más difíciles decisiones en momentos críticos. La autodeterminación, puede sugerir en cierta medida la capacidad o facultad para tomar decisiones por cuenta propia, sin tener que pedir permiso o rendir cuentas y, por supuesto, haciéndose responsable por las consecuencias del acto. Una frase célebre: “Nosotros defenderemos nuestra isla, lucharemos en las playas, lucharemos en los campos y las calles, lucharemos en las colinas; y … Nosotros … Nunca nos rendiremos”. Winston Churcill.

La decima, saber amar, no me estoy refiriendo al amor como lo conocemos en nuestra cultura, sino, a un tipo de amor que es del comportamiento. En nuestro idioma solo tenemos una palabra para referirnos a este sentimiento, la cual usamos para describir nuestras preferencias, amistades y nuestras pasiones, pero en el idioma griego, la palabra amor es más compleja con cuatro significados, ellos son: Eros, que significa amor erótico, carnal, atracción física. Otro es Storge, que significa amor familiar, se centra en amar a alguien con base en el conocimiento, implica compromiso, es el amor entre los miembros de la familia. Philia, que significa amor de la amistad, altruismo, es el amor por la humanidad y el género humano en general. Por último, esta Ágape, que se refiere a un amor incondicional hacia los demás, que puede ser compasivo, atento, cuidadoso, amable y desinteresado. No busca placer para sí mismo, solo encuentra placer y deleite en dar. El Nuevo Testamento, fue escrito en el idioma griego y esta fue la palabra que se utilizaba para referirse al amor. Este amor requiere de un alto nivel de conciencia, ya que podría llevar a un ser humano a expresar: “A pesar de que no te quiero porque me haces daño, no me permito tratarte de la misma manera como tú lo haces conmigo”. Este es el amor que el líder debe practicar entre sus colaboradores, tratar a todos con la misma intensidad, independientemente de las diferencias que pudieran existir entre todos. La grandeza de un líder es servir, su autoridad depende de ello, el liderazgo se desarrolla para servir a otros. Una frase célebre: “El mayor será vuestro servidor, no es mayor el que se sienta en la mesa para ser servido, sino el que sirve”. Jesús de Nazaret.

Estas son las diez competencias, que definitivamente, un líder o lideresa debe poseer para ser capaz de transformar realidades, por complejas que sean, en pro de visiones y objetivos definidos para el bien y dejar un legado a la humanidad. Un ser evolucionado, que se supera a sí mismo, rompedor y creador de paradigmas, escultor de futuro, impulsor de tendencias, generador de riquezas. Estoy profundamente convencido, que debemos forjar hombres y mujeres en liderazgo de esta magnitud y estirpe para asegurar el proceso de reconstrucción política, económica y social de Venezuela.

Alberto Barboza

Coach Gerencial en liderazgo, planificación y productividad

Mail: albertobarboza57@gmail.com

TW: @Abarboza192