Ender Arenas: ¿Good Bye Fidel?

70

Es difícil debatir contra una revolución triunfante. Ocurrió con la revolución Bolchevique el debate con Lenin se hizo difícil y este termino pasando por encima, tal vez de la generación más brillante de marxistas. Igual con la revolución China, Mao le tiro por la cabeza las 5 Tesis Filosófica a todo aquel que debatiera la naturaleza y el movimiento de su revolución y por supuesto, sin ir muy lejos, lo mismo ocurrió con la revolución cubana que ejerció un hechizo sobre dos generaciones de latinoamericanos 

De esta última han pasado 60 años donde ha gobernado un solo partido y un solo apellido. ¿Qué nombre podemos ponerle?, Yo tengo un nombre, el mismo con el que califico al régimen venezolano: Dictadura.

Ya está bueno de eufemismos. La revolución cubana todavía tiene defensores que niegan su naturaleza dictatorial. Estos defensores, en su mayoría de la izquierda más atrasada de Latinoamérica, suele usar los mismos sofismas que se han utilizado para definirla llamada revolución bolivariana.

Durante sesenta años estos defensores han argumentado hasta la náusea que toda la culpa del desastre y la miseria cubana es del bloque asesino del imperio norteamericano, argumento que propagandísticamente ha funcionado de manera eficientísima, pero hay que recordar que Cuba tiene tratados comerciales con casi cien países y Estados Unidos es uno de sus principales socios a pesar de los ítems incluidos en el embargo, como sostiene el analista Oscar Schamis y el escritor Cabrera Infante en un celebre articulo de 2004 en la que desmitifica al bloqueo como la causa de la situación calamitosa con la que viven los cubanos

Porque, después de todo que tipo de bloqueo es ese en la que buques-tanques le llevan petróleo venezolano y gasolina, algo que los venezolanos no tenemos desde hace bastante tiempo y el régimen venezolano sin consultar se lo ha regalado al régimen castrista sin que se haya producido la voladura de esos tanqueros por parte de las naves enemigas norteamericanas

Es posible que el 11 de julio no sea la fecha que marque el fin de la dictadura de los Castro y ahora de Diaz Canel, pero puede ser que sea el inicio de un acto histórico que constituirá el primer paso al momento constitutivo del advenimiento de la democracia. El pueblo cubano después del martirio de sesenta años lo merece, por eso, frente al argumento sostenido por algunos cuando dicen que en Cuba se hace algo que en muchos países nose hace, esto es Comer, es bueno responderle que la consigna de hoy precisamente contempla esa misma palabra,comer, solo que ahora viene acompañada de queremos hablar y queremos libertad.

@enderarenas