Zulianos que se destacan en Orlando

588
Pancho y Miguel ofrecen la mejor comida del mar en “Pescao”.

Pancho Negrette y Miguel Bernal: “Pescao” con lago, china y puente

Con apenas un año de su apertura en la Orange Blossom Trail, el restaurante “Pescao” se ha convertido en referencia de los migrantes zulianos de la Florida Central que anhelan una referencia de nostalgia gastronómica de la otrora brisa de las enramadas de “Cabeza e Toro” o los palafitos de “Santa Rosa de Agua”. Pancho Negrette, locutor, animador y productor independiente de radio y televisión en Maracaibo, aceptó una invitación para trabajar en un programa de entretenimiento en la televisión hispana de Orlando en el 2016, pero al darse cuenta del abrupto crecimiento de la migración zuliana en este emporio turístico de los EEUU, decidió un día emprender con uno de sus clientes en las redes sociales, Miguel Bernal, y recrear un patio con fondo lacustre, tarima, matas de plátanos y lisa, carite y huevas fritas, cazuela de mariscos y camarones. Un pequeño ecosistema zuliano que simula un parque de atracciones del sabor. Negrette continúa realizando animaciones y próximamente hará el lanzamiento de una radio digital zuliana, pero con “Pescao” siente que trajo un hijo al mundo.

Lenín Pulgar: “Soy un migrante más con buenas relaciones con la diáspora zuliana”

“Arepas La Maracuchita” es el primer emprendimiento de Lenin.

Llegó a EEUU hace casi 4 años para celebrar el cumpleaños de su nieta y se quedó por asuntos de salud. Dice que la migración ha sido una escuela para muchos venezolanos sobre la disciplina, el valor del trabajo y la productividad. “Agradezco a los EEUU la oportunidad de recuperarme. Soy un migrante más y hago lo que todos los migrantes y residentes terminan haciendo cuando llegan aquí que es trabajar. Me relaciono bien con la diáspora zuliana en la Florida Central. El exitoso compositor romántico de Amor y Gaita, Lenín Pulgar, comenzó de “delivery” repartiendo flores, comida y guías. Poco después se dedicó a la venta de arepas hasta que terminó creando  su primer emprendimiento, “Arepas La Maracuchita”, un sabor inconfundible y una marca muy solicitada entre los restaurantes venezolanos de la comunidad de Orlando.  Además de trabajar Pulgar sigue escribiendo, componiendo y emprendiendo. Toda la diáspora de Florida Central lo conoce, es uno de los íconos de la edad de oro de la gaita tradicional y romántica. Ha grabado una decena de discos y más 120 canciones, gracias a la cual se ha hecho acreedor de cuatro discos de oro. Su tema “La carta” se hizo viral en las redes sociales a finales del 2020.

Adi Marbelis Acurero: Q’Kenan: Una parada obligatoria en Orlando

Adi Marbelis pertenece al primer flujo de migrantes que huyó del país luego de los despidos de Pdvsa en el año 2002. El 1 de enero del 2003 sale en pleno paro general desde la incertidumbre propia de una migración. Desde que llegó a Orlando nació en ella la inquietud de crear un restaurante para deleitar con la gastronomía gourmet zuliana a los turistas provenientes de cualquier parte del mundo. Su nombre además de venezolanísimo es originario de la lengua pemón que da nombre a una inmensa montaña sagrada que desde 1997 no puede ser escalada. Abierto desde hace 17 años Q’Kenan es un negocio de familia y una marca muy reconocida entre los restaurantes internacionales en Orlando. Perseverancia, dedicación y disciplina son los valores fundamentales para mantener el interés de su distinguida clientela. Tiene una salsa picante y otra tártara que tienen un toque secreto. Por su tarima han pasado importantes artistas venezolanos. Al pasar por la International Drive Q’Kenan se convierte en una parada obligatoria para los visitantes de Orlando.

Marbelis aperturó Q’Kenan desde hace 17 años.

José Moreno: El parrillero que reinventó los chorizos de Maracaibo en Orlando.

Los chorizos del Gordo son elaborados artesanalmente.

Un atraco que puso en peligro a su familia fue suficiente para que un joven empresario como José Moreno decidiera cerrar su fábrica de muebles de cocina y una tienda de mascotas y se instalara a realizar trabajos duras para estabilizarse como todo migrante en Orlando. Durante la llegada de la pandemia en el 2020 decidió juntar parte de un dinero y comprar su primera máquina de moler carne. “Me encanta hacer parrillas pero no encontraba un chorizo como el que compraba en la carnicería “La Francesa” y decidí experimentar hasta buscar ese sabor, y no solo lo conseguí, lo superé”. Al principio era un manjar que solo probaban familiares y amigos, pero decidió emprender con el producto que lo ha destacado entre los favoritos de los aventureros gastronómicos. Venezolanos con 20 años de residencia en la Florida aseguran que son los mejores chorizos que han probado en los EEUU. Para solicitarlos debes seguir su cuenta en Instagram @loschorizosdelgordo.

Lipso Nava intenta hacer realidad el sueño de muchos niños migrantes que sueñan con jugar en un futuro en la MLB

En su tiempo libre, Lipso comparte con equipos organizados para niños.

En la ciudad de Orlando el exmanager de las Águilas del Zulia no solo se ha tropezado con muchos de sus ex compañeros de equipos y algunos grandes ligas venezolanos, sino también con una colonia entusiasta de migrantes de su propia tierra fanáticos del béisbol, que lo reconocen y saludan en cada lugar por donde pasa. Considera que el béisbol sigue siendo el deporte que une a la fanaticada venezolana en cualquier parte del mundo. Ha tenido encuentros fortuitos con Marcano Trillo, Tomás Pérez, Omar López, Lubi Valbuena, Luis Ordaz, Luis Rodríguez, Alí Castillo, Hernán Pérez, Víctor Martínez, Wilson Álvarez, con quien ya mantenía una hermandad y amistad desde Maracaibo, “cuando trabajamos juntos en Maracaibo”. Cada día me encuentro con paisanos que trabajan duro y buscan salir adelante con sus familias, algunos llevan a sus niños a las academias para aprender a jugar béisbol, la mayoría sueña con que sus hijos puedan convertirse en las próximas estrellas del firmamento en el mejor béisbol del mundo”.

Padre José Palmar: El cura 2.0 de la migración venezolana en EEUU

El ex párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe en Maracaibo, Padre José Palmar, se autoexilió hace casi 3 años. Desde su cuenta en Instagram @padrejosepalmar se ha convertido en un cura 2.0, con una extensa feligresía devota que se conecta con su oración no solo desde cualquier ciudad de los Estados Unidos sino también de América Latina y Europa. Palmar invade las redes cada mañana con un micro inigualable denominado “Evangelio Hoy”, un videopodcast de 55 segundos, bajo la producción y dirección técnica del periodista Juan Meauri, que ha tenido un éxito impresionante por la contundencia del mensaje en una cápsula inmediata. Es un nómada de la oración recorriendo Kissimmee, Orlando. Lakeland y Tampa para reunirse con cientos de familias venezolanas que necesitan escuchar la palabra de Dios.

El Padre Palmar oficia misa todos los domingos al mediodía en 8304 Dakota Drive, Orlando.

Dunia Zambrano, una comerciante diferente.

Es una reconocida orfebre y una comerciante nata. En Maracaibo era la propietaria de la tienda “Agua de Mayo” en Lago Mall, de accesorios y detalles exclusivos. Vive en Orlando desde hace 4 años y se ha reinventado en el comercio digital a través de su cuenta en Instagram @anami_usa, desde donde atiende pedidos a nivel de Florida y otras entidades de EEUU pero también internacionalmente, ya que muchos de sus trabajos son solicitados en México, Europa, Australia y América Latina. Dunia tiene fibra de artista y está basada en el concepto de joyería de autor. Sus prendas de orfebrería se trabajan con materiales como Gold Filled, baños de oro, oro brasileño, plata bañada en oro, hilo chino. Es muy solicitada por su proyecto denominado “Bendiciones personalizadas”, donde destacan excelentes piezas para los devotos del Sagrado Corazón de Jesús, el Inmaculado Corazón de María, para la Víspera de la Fiesta de Reyes, La Milagrosa, el Arcángel Miguel, el Ángel Guardián y La Chinita. Cada uno de sus trabajos requiere una entrevista con el cliente para atrapar la esencia y la personalidad que tendrá la obra.

Todas las piezas creadas por Dunia son exclusivas.

Redacción Liz Valecillos