Elpaís: Ayuso arrasa en Madrid

32

El PP logra más escaños que toda la izquierda junta. Iglesias deja la política. Ciudadanos desaparece devorado por los populares. El PSOE se desploma en el peor resultado de su historia y Más Madrid supera a los socialistas.

Isabel Díaz Ayuso, una absoluta desconocida sin gran recorrido hace solo dos años, se consolida como un auténtico fenómeno político. La presidenta madrileña y candidata del PP es la gran vencedora de las elecciones en Madrid, donde ha arrasado hasta el punto de lograr más escaños que los tres partidos de izquierda juntos, lo que le permitirá gobernar con comodidad y sin necesitar a Vox para cada ley. El bloque de la derecha se refuerza con claridad y saca 78 escaños (65 del PP y 13 de Vox) frente a los 58 de la izquierda (24 de Más Madrid, 24 del PSOE y 10 de Podemos). Hace solo dos años, la diferencia entre ambos bloques era de cuatro escaños. Ahora pasa a 20. Madrid gira así claramente aún más a la derecha, pero gracias al espectacular aumento del PP, porque Vox se queda con un resultado muy similar al de hace dos años.

El golpe durísimo para la izquierda tiene una consecuencia inmediata: Pablo Iglesias deja todos sus cargos en Podemos y no se quedará en la Asamblea: “No voy a ser un tapón para un nuevo liderazgo. Yo no sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui”, señaló como despedida citando a Silvio Rodríguez tras apuntar a Yolanda Díaz como su sucesora.

Una participación histórica, 11 puntos más alta que la de 2019, no solo no ha aupado a la izquierda, sino que la ha hundido mucho más sobre todo por el desplome del PSOE, que viene de ganar las elecciones en Cataluña, pero se ha pegado un batacazo en Madrid con una caída de más de 10 puntos que le llevan a tener el peor resultado de su historia, y a empatar en escaños con una formación sin apenas medios como Más Madrid, que en el último momento del recuento lograba un histórico primer puesto en la izquierda por algo más de 4.000 votos.

Díaz Ayuso no ha logrado la mayoría absoluta –se queda a cuatro escaños– pero le bastaría con la abstención de Vox para ser investida. Ahora queda por saber si este grupo querrá o no entrar en el Ejecutivo madrileño, pero los resultados alejan esa posibilidad.

La izquierda fracasa en su intento de buscar un vuelco con la movilización del voto del sur. La clave de este fiasco es el pinchazo del PSOE, que se deja en menos de dos años buena parte de sus apoyos pese a tener el mismo candidato que en 2019 ganó ampliamente las elecciones en Madrid, Ángel Gabilondo, aunque no pudo gobernar porque el bloque de derechas tuvo más escaños que el de la izquierda.

Grave desgaste del PSOE
El resultado implica un grave desgaste del partido del Gobierno que contrasta con el reciente éxito en Cataluña. Más Madrid sube, pero menos de lo esperado (dos puntos), aunque eso le vale para alcanzar al PSOE, mientras Podemos, con su líder al frente, sube poco menos de dos puntos. Entre los dos no compensan ni de lejos la caída del PSOE, por lo que el bloque de la derecha avanza en Madrid a pesar del desplome de Ciudadanos, que como estaba previsto se queda lejos del 5% –3,51%– y pierde sus 26 parlamentarios, que van en su totalidad al PP. Ayuso, que dobla ampliamente sus escaños, ha logrado arrebatar diputados también al PSOE, algo totalmente imprevisto.

Carlos E Cue/ El País de España