Padre Palmar: Guaidó vuelve a perder el boche

325

Apoyo total a la sugerencia del alcalde mayor en el exilio Antonio Ledezma, en que el único acuerdo o negociación que se debe realizar es la restauración del convenio de Venezuela con la DEA.

La salida no será ni pacífica, ni política, ni electoral, ni mucho menos diplomática. Todas esas vías se han trillado durante más veinte años y sólo se ha logrado atornillar a estos vándalos operadores del crimen organizado internacional en Miraflores.

La única forma, la exclusiva manera y sobretodo la más rápida ruta para sacar del poder a esta cuerda de narcoterroristas es a través de la VÍA JUDICIAL INTERNACIONAL.

Esto no se puede hacer con un convenio roto desde agosto del 2005, cuya ruptura favoreció para consolidar los tres carteles de la droga que actúan en contubernio gubernamental desde el palacio de Miraflores. Uno el llamado “Los soles”, liderado en la actualidad por el fraudulento presidente de la Asamblea Nacional Constituyente el capo Diosdado Cabello; un segundo el conocido cartel de “Los Faraones” cuya cabeza es el jefe del terrorismo islámico en Venezuela y hoy ministro de Petróleo, Tareck El Aissami; y el tercero, el menos conocido pero más poderoso, llamado de “Los Flores” que desde la silla como primera combatiente gobierna Cilia Flores esposa del usurpador Nicolás Maduro. Los dos primeros con solicitud de captura internacional y con ofrecimiento de recompensas millonarias por la justicia norteamericana desde el 26 de marzo del 2020.

Además consideramos que con un convenio de la presidencia interina de Juan Guaidó con el narcousurpador Nicolás Maduro pondría en peligro el apoyo de los cincuenta y cuatro países que reconocen la presidencia de Juan Guaidó, incluyendo la Unión Europea, y que desconocen totalmente el gobierno de Nicolás Maduro.

Bien sabemos que a pesar de que el motivo de dicho amancebamiento político tiene como pretexto el tema de salud ante la crisis epidemiológica mundial, tenemos muy claro que cualquier recurso económico o logístico que reciba Venezuela y esté la mano criminal del chavismo será robado, dilapidado y desviado de sus objetivos humanitarios.

Para finalizar habría que señalar que si el régimen usurpador de Nicolás Maduro ha desconocido la AN presidida por Juan Guaidó y en su lugar reconocieron la presidencia del fulano diputado Luis Parra, nos preguntamos: por qué no utilizó la directiva del tal Luis Parra para el convenio con la Organización Panamericana de Salud? Es decir, como conclusión, Maduro fue legitimado en la sombra por Guaidó, y Luís Parra fue descamburado por Nicolás Maduro.

En todo caso, el intinerato de Guaidó perdió más y pudiera perderlo todo.

Un consejo para Juan Guaidó, no oiga a este cura en el exilio porque no sabe de política; escuche la voz sabia, sensata y prudente del experimentado Antonio Ledezma cuyo único objetivo es la paz y justicia de Venezuela.

Post data: que alguien le enseñe a jugar bolas criollas a Guaidó porque en todos los juegos importantes para sacar a Maduro pierde el boche. Dios y la Virgen de Coromoto bendigan a Venezuela.

Firma: Padre José Palmar Morales – 03 de junio 2029 Orlando EEUU.