Antonio «Toño» Soler: Corredor en segunda

171



Dentro de las medidas aprobadas por la MLB y la MLBPA para poder jugar una temporada recortada en el 2020 por la crisis causada por la Pandemia del COVID-19 una de las más criticadas en redes sociales, conversaciones entre amigos y en algunos medios de comunicación es la del corredor en segunda base para abrir cada una de las entradas extras de los juegos que se extiendan, hasta obtener un equipo ganador.


La mayoría de los comentarios negativos van dirigidos hacia el Comisionado de grandes ligas Rob Manfred y al presidente de la Asociación de Peloteros Tony Clark, y se resumen en frases cómo estás: “Están matando la esencia del juego”, “Es Antibeisbol”, “Se está acabando con las estrategias”, otros van más allá y se formulan interrogantes como: “Quien sería el pítcher perdedor, si un relevista entra a lanzar abriendo entrada, con el corredor heredado en la segunda base”, “Que se le anota al corredor que por regla o condición de campeonato va a ocupar la segunda almohadilla”, “Como se justifica su avance hasta esa base”, interrogantes que trataremos de resolver de la manera más didáctica posible.


Esta regla o condición llamada por muchos Regla Panamericana comenzó a usarse en el sóftbol de los Juegos Panamericanos de Caracas en 1983, dato que nos suministra Leandro Nuñez Cruz anotador oficial de la LVBP en Maracaibo, a través de consulta con los miembros de la Asociación de Anotadores de Venezuela de Béisbol Profesional “ASOVEAPRO”.


El pitcher perdedor lamentablemente sería el que terminó la entrada ya que es el que deja el corredor para el siguiente, cómo está regla tuvo su origen en el sóftbol y en esa disciplina los lanzadores rara vez son sustituidos ese dilema no estaba presente, pero al existir estadísticas para medir la efectividad de los lanzadores relevistas con los corredores que heredan, el perdedor es el anterior a quien por regla le pertenece ese corredor.

El corredor que no es el último out del inning anterior, como erróneamente mucha gente dice y piensa, sino el último bateador de ese inning y en caso de que ese último out sea un corredor sorprendido, el bateador que le precedió al que estaba en turno será el corredor, en caso de anotar se le acredita carrera anotada y su avance a segunda se justifica por regla o condición.


En el béisbol nos comentan los miembros de ASOVEAPRO se uso por primera vez en el Campeonato Mundial Juvenil del 2008 y ese mismo año en el Béisbol de los Juegos Olímpicos de Beijing, en ligas menores se usa desde 2017 y en Series del Caribe desde la del 2019.


Así que sin pretender convertirnos en defensores de los cuestionados Rob Manfred por MLB y Tony Clark por MLBPA, considerando los imponderables causados por la pandemia creemos que es una medida necesaria para poder sacar un calendario de 60 juegos en 66 días y así preservar lo mejor posible la salud de los atletas, ya que lo más importante es regresar a la actividad la cual sirve de sustento directo o indirecto a miles de familias en el mundo entero. Peor sería si utilizaran la condición actual de la Confederación Panamericana de Béisbol “COPABE”, que para definir extrainnings, coloca los dos últimos bateadores en primera y segunda para abrir cada episodio.


Finalizando con que para nosotros por la experiencia propia de campeonatos de sóftbol y Béisbol esa condición no le restaría estrategia al juego sino que abreviaría su aplicación al ya tener el equipo a la ofensiva la amenaza montada, quedando a criterio si tratar de poner al corredor en tercera o dejar batear a quien le corresponda, o al equipo a la defensiva pasar a un bateador para buscar jugar para doble play o quitárselo de encima por ser mejor que los que vienen atrás.


Además sigue en vigencia el hecho de que el visitante debería buscar más de una y el Home Club jugar para empatar.


Será hasta la próxima Dios Mediante.

Columna Hit & Run
Por Antonio “Toño” Soler
Twitter/Instagram: @tonosolerp