Maduro aprovecha envío iraní para aumentar la gasolina 0,50 dólares por litro

229

Nicolás Maduro anunció el aumento arbitrario de la gasolina en Venezuela hasta en cinco mil bolívares por litro en el caso del producto subsidiado y hasta 50 centavos de dólar en el caso del “precio internacional”.

Las nuevas medidas son tomadas luego de la llegada a las costas venezolanas de gasolina traída por buques iraníes, una operación ampliamente condenada por el Gobierno de Estados Unidos, debido a que considera que compromete la seguridad regional y oxigena al régimen chavista.

«Venezuela debe avanzar más tempano que tarde al cobro de la gasolina a precio internacional para evitar que no las roben desde Colombia y El Caribe”, adujo el gobernante chavista.

Indicó que el transporte público de pasajero y de carga será 100 por ciento subsidiado por un lapso de 90 días mientras se aplican estas tres modalidades, y que el precio en el esquema privado será de 0,5 centavo de dólar por litro.

Explicó que el combustible se expenderá con este nuevo precio en 1.500 estaciones de servicio a lo largo del país a partir del próximo lunes, cuando empieza un período de cinco días de flexibilización de la cuarentena.

Con todo, este precio de 0,025 dólares solo garantizará a los conductores repostar 120 litros de gasolina por mes, en el caso de vehículos, y 60 en el caso de motocicletas.

Maduro anunció que también a partir del 1 de junio flexibilizará la cuarentena y permitirá la reapertura de empresas y comercios, aunque se mantendrá el uso de mascarillas en transportes públicos y en lugares de trabajo.

La medida activará casi todos los sectores de la economía, aunque con horarios específicos que serán anunciados en las próximas horas, resaltó.

“Ha llegado la hora de avanzar hacia una nueva política, hacia una nueva realidad”, dijo Maduro. “A partir del lunes 1 de junio amos a abrir todas las gasolineras del país con un nuevo esquema de precios”, añadió, tras decretar que el siguiente esquema planteado se sostendrá por al menos 90 días.

“Es necesario tener una revalorización de este producto”, puntualizó, en referencia a la gasolina importada que las refinerías venezolanas no pueden producir tras veinte años de corrupción chavista.

“En primer lugar, la gasolina subsidiada va a tener un costo de cinco mil bolívares el litro”, anunció el vocero chavista, quien planea que el pago se pueda realizar próximamente a través del carnet de la patria para “el subsidio directo al consumidor”.

El esquema chavista va a tener una participación de hasta 100 litros por vehículos. En el caso de las motocicletas, serán 60 litros. “Por encima de eso, se cobrará el precio internacional”, afirmó.

“En segundo lugar, el transporte público de pasajeros y el transporte público de carga tendrá un subsidio de 100 por ciento por estos noventa días”, declaró Maduro. Respecto a este gremio, Maduro dijo que “lo demás lo vamos conversando”.

En tercer lugar, aclaró que el precio internacional de la gasolina será de 50 centavos de dólar.

“Tenemos la reserva de gasolina suficiente para dar este paso, gracias a Irán”, comentó.

Por su parte, el funcionario chavista en materia económica y petrolera, Tareck El Aissami, indicó que el diésel tendrá 100 por ciento de subsidio.