A 6 se eleva el número de muertes por coronavirus en los EEUU

201

El número de muertes por coronavirus en los Estados Unidos aumentó a seis, ya que los funcionarios del estado de Washington anunciaron cuatro nuevas muertes.

La nueva cifra se produce cuando los funcionarios de salud trabajaron para contener el virus y los funcionarios instaron a la gente a mantener la calma y subrayaron que todavía hay tiempo para limitar la propagación en los Estados Unidos.

Las nuevas muertes – todas las personas mayores que murieron en el hospital EvergreenHealth – fueron de un asilo de ancianos en el suburbio de Kirkland, Wash, en Seattle.

Los funcionarios de salud dijeron el lunes que todavía hay tiempo para contener el coronavirus, ya que el número de muertes en Estados Unidos aumentó en Washington y el virus se propagó en California.

Las autoridades sanitarias confirmaron que hoy cuatro casos en la región dieron positivo en las pruebas de COVID-19, dos de los cuales son los fallecidos de los que se han dado cuenta este lunes.

Los otros dos pacientes son un hombre de entre 50 y 60 años y del que se desconoce el posible origen del contagio, y un septuagenario que reside en la citada residencia de ancianos, y que ya tenía problemas médicos previos.

Este sábado se reportó en Washington la primera muerte en EE.UU. y en todo el continente americano y un día más tarde la segunda, también en el condado de King.

Las cinco muertes se han producido en el hospital EvergreenHealth de Kirkland, situado a las afueras de la ciudad de Seattle.

Con estas nuevas cifras, ya hay una veintena de casos de coronavirus en el estado de Washington, cuyo gobernador, Jay Inslee, declaró el sábado un estado de emergencia.

El elevado número de casos y el hecho de que varias de ellas no hubieran tenido contacto con nadie que hubiera visitado China u otras zonas de alto riesgo de coronavirus ha aumentado el escrutinio del estado de Washington, donde algunos científicos temen que la enfermedad se haya expandido durante semanas sin que nadie la detecte.

Con estos fallecimientos se confirman los motivos de preocupación de las autoridades sanitarias locales por el “brote” en la residencia, donde trabajan 180 personas y residen un centenar de ancianos, de los cuales unos 70 tienen “serias condiciones” médicas.

Aproximadamente 27 de 108 residentes y 25 de los empleados tenían algún tipo de síntoma y estaban siendo examinados.