Elecciones en Francia: Sorpresivamente gana la izquierda y cae la extrema derecha al tercer lugar

22

De forma inesperada, la izquierda francesa, recién agrupada en la alianza Nuevo Frente Popular (NFP), ganó la segunda vuelta de las elecciones legislativas en Francia de este domingo 7 de julio, según las proyecciones dadas a conocer tras el cierre de las urnas a las 18 hora local.

Según las estimaciones de los comicios de este domingo 7 de julio, la alianza de izquierda Nuevo Frente Popular (NFP) rompió con todos los pronósticos y encuestas y se situó a la cabeza de la segunda vuelta de las elecciones legislativas, superando a la ultraderechista Agrupación Nacional (RN), que había salido victoriosa en la primera ronda.

No obstante, ninguna fuerza obtiene, al momento, la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional (289 escaños).

El llamado «frente republicano» promovido por el NFP y, en menor medida, por el oficialismo de Emmanuel Macron parece haber cumplido su apuesta de frenar a la ultraderecha, pese a que los sondeos previos a los comicios le daban la ventaja a RN.

Según las estimaciones preliminares, dadas a conocer en simultáneo al cierre de urnas, los institutos electorales Ifop-Fiducial, Ipsos, Opinionway y Elabe, el NFP obtendría entre 177 y 192 escaños, menos de los 289 necesarios para obtener la mayoría absoluta.

El grupo oficialista Juntos por la República tendría entre 152 y 158 escaños; y el RN y sus aliados obtendrían entre 138 y 145 escaños

A los republicanos (LR) se les atribuyen entre 63 y 67 escaños.

La participación se situaba en el 59,71% a las 17:00 horas, anunció el Ministerio del Interior, una tasa muy superior al 38,1% alcanzado al mismo tiempo en la segunda vuelta de las elecciones legislativas de 2022.

Jean-Luc Mélenchon, líder de NFP, reaccionó inmediatamente a estas primeras estimaciones y llamó al presidente Emmanuel Macron a poner a la izquierda al mando del Gobierno.

El líder de la izquierda dijo que el jefe de Gobierno tiene que ser del Nuevo Frente Popular, la coalición de izquierdas que su partido, La Francia Insumisa, formó con socialistas, comunistas y ecologistas.

«Y tiene que aplicar su programa y solo su programa», subrayó Mélenchon, que descartó negociaciones con la coalición de Macron.

Por su parte, el Partido Socialista (PS) afirmó que la izquierda no tolerará ninguna «coalición de contrarios que vaya a traicionar el voto de los franceses y prolongar las políticas macronistas».

«Francia merecía más que la alternativa entre neoliberalismo y fascismo», celebró el secretario general, Olivier Faure.

Sorpresa: cae la extrema derecha
El mandatario Emmanuel Macron decidió disolver la Asamblea Nacional y convocar elecciones legislativas tras los pobres resultados de su partido en los comicios europeos del 9 de junio, en los que Le Pen y su formación salieron victoriosos, y para esta segunda vuelta legislativa ya se estaba preparando para una posible cohabitación, un escenario político en el que, al perder las elecciones legislativas, el presidente se ve obligado a nombrar un primer ministro del lado de la oposición, como lo exige Melenchón.

La primera vuelta de las legislativas, celebradas el domingo 30 de junio, vio imponerse a las tres fuerzas políticas mayores: la extrema derecha, la coalición de izquierda Nuevo Frente Popular (NFP), que reunió el 28% de los votos, y la fuerza presidencial, con un resultado del 21% de los votos y que solo aseguró dos diputados en la primera vuelta.

Aunque el partido de Marine Le Pen y Jordan Bardella, que obtuvo 89 escaños en 2022 y ganó ampliamente en la primera vuelta del 30 de junio (33,15%), logró avances respecto a hace dos años, las estimaciones de la segunda vuelta muestran una derrota, al pasar de ese primer lugar en la primera ronda al tercero ahora.

Sin mayoría absoluta

Ninguna fuerza logra, al momento, la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional (289 escaños).

«Ningún bloque tiene mayoría suficiente», señaló el exjefe del Gobierno  Edouard Philippe (2017-20) tras los sondeos que dan una victoria a la izquierda, lejos de la mayoría absoluta y con una corta ventaja con la extrema derecha y los macronistas.

Philippe acusa a Macron de poner al país en peligro con la disolución de la Asamblea Nacional y pidió un Gobierno «provisional» que no incluya ni a la extrema derecha de Marine Le Pen ni a la extrema izquierda de Jean-Luc Mélenchon.

«Hay que formar un gobierno provisional que no será duradero, pero que permita gestionar el país», dijo.

Attal anuncia su renuncia y Macron analiza sus siguientes pasos

Hacia las 19 GMT, una hora después del cierre de urnas, la Presidencia francesa emitió un comunicado en la que se asegura que Macron está analizando los datos de la jornada y que aguardará a que se consolide la estructura del nuevo Parlamento antes de tomar decisiones.

«El presidente, como garante de nuestras instituciones, respetará la elección de los franceses», añade el comunicado.

A esto siguió una declaración del primer ministro francés, Gabriel Attal, quien anunció que presentará su renuncia a Macron el lunes por la mañana y agregó que desempeñará sus funciones mientras sea necesario.

France 24