Ángel Lombardi: Proclama del Zulia Siglo XXI: Nuestra exigencia para nuevos amaneceres de progreso humano

47

Profesores universitarios e intelectuales, líderes de la sociedad civil y ciudadanos, comprometidos con el cambio político por la vía electoral, pacífica y constitucional en miras a las elecciones presidenciales de este 28 de julio del año 2024, han hecho público un documento esclarecedor y oportuno.

         “Venezuela, y en ella nosotros los zulianos, vivimos un tiempo de crisis; ésta ha sido de tal magnitud en lo económico, humano, familiar, cultural y político, y tan prolongada en el tiempo, que ha destruido nuestro aparato productivo, vulnerado derechos humanos en la salud, la educación y el empleo, provocando un sufrimiento inédito al devastar a nuestras familias con la migración forzosa”.

         El “diagnostico forense” como diría mi buen amigo Miguel Ángel Campos es aterrador. Se trata de una regresión histórica pocas veces vista en la historia de las naciones. Algunos expertos se atreven a señalar que han sido cincuenta años de retroceso y hay otros que hablan de cien años o más. Lo cierto del caso es que el país se empobreció y se vació. Y el daño más grande lo han sufrido las regiones a expensas de Caracas.

         Esta hecatombe sociológica, que ha expulsado al 25% de la población total de Venezuela, solo es comparable con la destrucción padecida en la Guerra de Independencia (1810-1830) y la Guerra Federal (1859-1863).

         “El Zulia ha sido la región más vapuleada y humillada por la elite política que controla el gobierno central. La prestación de servicios públicos como la electricidad y agua, y el suministro de combustible, es un caos sin precedentes en nuestra vida como sociedad. La desnutrición infantil y el desplome de la escolaridad en todos los niveles del sistema educativo laceran el porvenir de cientos de miles de seres humanos y de la región, convirtiéndose en causal de pobreza. Este es el gobierno que más se ha ensañado contra la descentralización al arrebatarnos conquistas históricas en esta materia”.

         Los redactores del documento confían en el cambio político y son optimistas de una franca y rápida recuperación del solar zuliano. Para ello señalan algunas propuestas claves como las siguientes:

“1. Reclamamos el financiamiento bancario oportuno, el apoyo técnico-económico y la seguridad jurídica y personal, para volver a ser la primera región de producción agrícola y pecuaria del país que con el esfuerzo y el compromiso de trabajadores, productores agrícolas, ganaderos y agricultores, nos proveeremos de leche, queso, huevos, plátanos, cambur, uvas, caña de azúcar, algodón, frijol, melón, sorgo, yuca y sal, así como, de ganado bovino, caprino, porcino, aves, pescado, camarón, cacao y palma aceitera, entre otros”.

“2. Solicitamos una política productiva a gran escala que recupere nuestras zonas industriales, hoy ciudades fantasmas. Con la tenacidad y visión de nuestros empresarios e industriales grandes, medianos y pequeños, y la fuerza creadora de nuestros trabajadores, renacerán las empresas manufactureras, ensambladoras, almacenadoras y de servicios. La Petroquímica reverdecerá para producirle insumos y fertilizantes a la agricultura, así como las empresas privadas que prestaban servicios técnicos a la industria petrolera del Zulia”.

“3. Exigimos que la descontaminación residual e industrial de nuestro reservorio de agua dulce, el lago de Maracaibo, deje de ser un show político, una burla; ello supone que el Ejecutivo Nacional asigne cuantiosas inversiones y tome decisiones estratégicas para sacar las embarcaciones petroleras que ayer y hoy degradaron sus aguas cristalinas y provocaron su salinización, construir las plantas de tratamiento de aguas servidas, y entregar la administración del canal de navegación y el Instituto de conservación del lago, ICLAM a la región”.

“4. Proponemos al nuevo gobierno nacional 2025-2030, un plan para restablecer, sin dilación alguna, la descentralización como política nacional. El Zulia se une para dar la batalla pospuesta de la descentralización administrativa y fiscal”.

         El documento ahonda en temas claves como la recuperación de la Universidad del Zulia y de su Autonomía hoy intervenida. Refuerza la necesidad de atender de manera prioritaria a la educación, ciencia y cultura.

         La descentralización fiscal y administrativa son claves para que las gestiones gubernamentales zulianas puedan volver a contar con los recursos financieros adecuados que por Ley les corresponde y así atender adecuadamente a la sociedad y ciudadanos.   

DR. ANGEL RAFAEL LOMBARDI BOSCAN

@LOMBARDIBOSCAN