Yrmana Almarza: Rabia en Maracaibo

59

Muy peligroso… Paso a contar, de nuevo, una situación que tiene a los habitantes de las zonas más pobres de Maracaibo principalmente, en un terrible peligro. Se trata de una epidemia de rabia canina que está desatada y sin control en nuestra Ciudad.

No es cuento. En Maracaibo estamos minados de rabia canina.

Y digo que el mayor peligro lo tienen las poblaciones pobres pues es en barriadas y sectores muy populares que nuestros marabinos de buen corazón encuentran perros y perras deambulando por las calles con hambre y sed y en medio de las grandes necesidades hacen un poco de piedad y le dan a estos animales comida y agua y al buscar entrar en contacto con estos, son mordidos por estos canes enfermos de rabia.

Maracaibo se ha llenado de perros con la enfermedad de la rabia canina que al morder a un humano, contagian y transmiten a este el peligroso virus y ya se reportan más de 10 casos de muertes por esta situación.

Al conocerse un caso de un humano infestado de rabia canina, de inmediato se hace contacto con la Coordinación de Zoonosis de la Secretaria de Salud del Zulia, a cargo del médico veterinario José Gregorio Sánchez, quien aún a esta fecha, mantiene su triste y desdichado discurso de no tener ni contar con recursos para hacer inspecciones o movilizaciones para atender los casos que le notifican.

Las respuestas de la Secretaria de Salud cada vez que se presenta un caso de rabia canina en humanos, es pedir a los afectados que busquen la manera de trasladarse por su cuenta al centro de salud para que los atiendan y busquen con recursos propios, trasladar al animal infestado hasta la Coordinación de Zoonosis para proceder a dormir al animal.

Lo último, lo último que solicitó esta dependencia de La Gobernación del Zulia a una familia afectada por la mordedura de un animal enfermo de rabia, fue que los mismos afectados le cortaran la cabeza al perro y trasladaran cuerpo y cabeza ya desmembrados del animal a la Secretaria de Salud para su tratamiento.

¡Cuánta estupidez!

Si hay una cabeza que cortar tiene que ser la del doctor José Gregorio Sánchez.

¡Por favor! Tanta ineptitud e inoperancia no pueden seguir en el departamento regional de Zoonosis del Zulia porque los animales ferales contigiados con rabia están propagando el virus por toda la Ciudad y los municipios vecinos.

Hay que vacunar a esos animales o ponerlos a dormir.

Si Sánchez, está en la Secretaria de Salud cobrando su sueldo por la Gobernación del Zulia pero obedece las órdenes e instrucciónes del Ministerio de Salud, qué le impide promover una jornada de limpieza canina feral.

El sol no lo van a poder seguir tapando con un dedo porque la infestación está tomando amplias dimensiones.

Semanas atrás falleció un hombre en la urbanización El Pinar por rabia canina y su condición degenerativa fue tal, que tenemos información que el difunto contagio a sus familiares directos y que estos no han recibido el tratamiento porque la Secretaria de Salud de la Gobernación a través de la Coordinación de Zoonosis asegura no tener vacunas para estos tratamientos.

Este fin de semana, en la Vereda del Lago, un profesional de la salud fue mordito por un perro feral contagiado con rabia. Al médico lo trasladaron al Hospital General del Sur y le preguntaron si tenía cómo viajar hasta Maicao porque la Secretaria de Salud de La Gobernación no tiene disponible vacunas contra la rabia ni para animales ni para humanos.

Con una toxoide y varios antibióticos, la nueva víctima fue enviada a su casa.

¡Esto no puede seguir así¡

Los equipos de zoonosis que operan en el Zulia están al tanto de la situación pero por órdenes del Ministerio de Salud, tienen prohibido hablar del tema.

¿Qué vaina es esta?

Por el amor de Dios, ¡HABLEN! pero principalmente ¡ACTÚEN!

Todos lo meses se nos está muriendo gente en Maracaibo de una enfermedad que tiene cura en un protocolo de vacunación que no puede seguir secuestrado.

Diariamente la Secretaria de Salud del Zulia recibe información sobre casos de rabia en los diferentes sectores de Maracaibo y NO HACEN NADA.

¡Terrible! ¡Esto es una vaina terrible!

Ni atención ni vacunas. Al que muerda un perro de la calle en Maracaibo lo que hay es que buscarle una urna. ¡No puede ser!

De pana, no paso yo a creer que tenga que pedirle a Dios que un perro rabioso muerda a un periodista para que se arme un escándalo y allí sí, hagan algo. Nos leemos la semana que viene.

@Yrmana / [email protected]