La inflación en EEUU sube más de lo previsto en marzo y aleja la probabilidad de que recorten las tasas de interés

55

El índice de inflación subyacente de EEUU superó las previsiones por tercer mes consecutivo, lo que indica una persistente presión sobre los precios que probablemente retrasará cualquier recorte de las tasas de interés de la Reserva Federal hasta finales de año.

Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron más de lo previsto en marzo, debido al alza de los costos de la gasolina y la vivienda, lo que arroja más dudas sobre si la Reserva Federal empezará a recortar las tasas de interés en junio.

El índice de precios al consumidor aumentó un 0.4% el mes pasado, tras avanzar el mismo margen en febrero, informó el miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por su sigla en inglés) del Departamento de Trabajo.

La gasolina y los costos de alojamiento, que incluyen los alquileres, representaron más de la mitad del aumento del IPC.

En los 12 meses transcurridos hasta marzo, el IPC también aumentó un 3.5%, al eliminarse del cálculo la lectura más baja del año pasado. En febrero, la subida fue del 3.2%.


El banco central estadounidense tiene un objetivo de inflación del 2%. Las mediciones que sigue para la política monetaria se sitúan considerablemente por debajo de la tasa del IPC.

Los economistas consultados por Reuters habían previsto que el IPC subiera un 0.3% en el mes y un 3.4% en tasa interanual.

Si bien el aumento anual de los precios al consumidor ha disminuido desde el máximo del 9.1% alcanzado en junio de 2022, la tendencia desinflacionaria se ha desacelerado en los últimos meses.

Tras conocerse la semana pasada un crecimiento del empleo en marzo mayor de lo esperado, así como un descenso de la tasa de desempleo al 3.8% desde el 3.9% de febrero, algunos economistas han retrasado las expectativas de recorte de tasas hasta julio.

Otros siguen creyendo que la Reserva Federal actuará en junio. Una minoría considera que la ventana para los recortes de tipos se está cerrando.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho en repetidas ocasiones que el banco central estadounidense no tiene prisa por empezar a bajar los costos de endeudamiento.

Los mercados financieros veían una probabilidad aproximada del 56.0% de que la Fed recortara las tasas en su reunión de política monetaria del 11 y 12 de junio, según la herramienta FedWatch de CME.

La Reserva Federal ha mantenido su tasa de interés oficial en el rango de entre 5.25% y 5.50% desde julio. Ha elevado la tasa de interés de referencia a un día en 525 puntos básicos desde marzo de 2022.

Excluyendo los volátiles componentes de alimentos y energía, el IPC subió un 0.4% el mes pasado, tras un alza similar en febrero y enero. En los 12 meses hasta marzo, el IPC subyacente aumentó un 3.8%, igualando el incremento de febrero.

Reuters