Ángel Monagas: ¿Por qué está ganando Nicolás?

57

En política no siempre pasa lo que uno quiere.

Ciertamente el resultado final es ajeno a lo que el  pueblo opositor expresó en las elecciones primarias.

¿Cómo hacer cumplir  la voluntad de las mayorías, sin arriesgar su humanidad?

¿Qué va a ocurrir con toda una dirigencia que se preparaba para futuros procesos encabezados por María Corina Machado?

Jugar hoy a la abstención, al boicot del proceso, es una opción pero mañana cuando vengan las otras elecciones, no habría moral para llamar a “votar”.

Eso sucedió en el 2018 y en el proceso siguiente, se actúo en contrario.

Cuando en noviembre del  2021, se decidió participar, sin saberlo o tal vez en ese convencimiento, se aprobaron a priori, muchas decisiones futuras.

Las reglas del juego no las pone la ley, sino quienes gobiernan. Y con esas mismas reglas algunos gobiernos similares han terminado en salida.

No es lo que queremos pero es lo que hay.

Jugar al ataque y crítica constante de otro opositor, es jugar para el gobierno, así de simple.

Sobre la transición

Mucho se habla. Poco se dice y se explica.

La transición de un gobierno es un proceso complejo que implica el traspaso de poder de una administración a otra. De un sistema a otro. Del comunismo a la democracia, por ejemplo, como sucedió en algunos países del desaparecido bloque soviético. 

Aquí hay algunos pasos generales que pueden ayudar a lograr una transición de gobierno exitosa:

  1. Planificación: El gobierno saliente debe planificar con anticipación la transición, incluyendo la identificación de los principales temas y desafíos que enfrentará el nuevo gobierno.
  2. Transparencia: La transición debe ser transparente y abierta, permitiendo que el público esté informado sobre los cambios que se están llevando a cabo.
  3. Comunicación: El gobierno saliente y el entrante deben mantener una comunicación abierta y honesta, asegurando que la información relevante sea compartida y que las decisiones sean tomadas en base a una comprensión completa de la situación.
  4. Colaboración: El gobierno entrante debe trabajar en colaboración con el gobierno saliente para asegurar una transición fluida y sin interrupciones en los servicios públicos.
  5. Capacitación y orientación: El gobierno entrante debe recibir la capacitación y orientación necesarias para que puedan asumir sus nuevas responsabilidades de manera efectiva.
  6. Transición de personal: El personal del gobierno saliente debe trabajar en colaboración con el personal del gobierno entrante para asegurar una transición sin problemas en las funciones y responsabilidades.
  7. Evaluación: El gobierno entrante debe evaluar las políticas y programas del gobierno saliente, y tomar decisiones basadas en la efectividad y la eficiencia de estos.

Es importante tener en cuenta que el proceso de transición de un gobierno puede variar, dependiendo del país y del sistema político en el que se encuentre.

Lo básico de una transición, luego de una salida electoral, es la comunicación y la colaboración, además de una sostenida voluntad política.

Pinochet se sometió a un proceso electoral, con el acuerdo previo de una salida “honrosa”, si la situación se presentaba, lo cual ocurrió.

Las nuevas autoridades, acusadas por cierto de lo mismo que se acusa a Capriles, Rosales, Ramos Allup, entre otros, no iban tras su búsqueda o la de su familia y la justicia obró con mucha prudencia.

El recuerdo de la detención de Pinochet en Inglaterra está fresco.

Similar aunque no idéntica situación ocurrió con Adolfo Suarez en España.

El papel de María Corina

Jesucristo sabía que iba a morir sin embargo dio el paso. Este acto de valentía y sacrificio es tema central en la fe cristiana. 

Según los relatos bíblicos, Jesús era consciente de su destino y aceptó morir en la cruz para redimir los pecados del mundo. 

Su decisión de dar el paso hacia la muerte refleja su amor incondicional por la humanidad y su deseo de reconciliar a la gente con Dios.

Traigo a consideración este ejemplo, porque yo pensé que María Corina iba a hacer algo similar, guardando las distancias.

Todos los equipos y voluntarios a su alrededor, quedaron a la expectativa de sus aspiraciones, pues ella antepuso su aspiración a la de ellos, a la cual también tenían derecho, pues en política las ambiciones son colectivas y quien respira, aspira.

Me explico.

Yo, como muchos venezolanos, hubiésemos querido tener a María Corina Machado de Presidenta.

Por razones que sobra explicar, eso no es posible en estas circunstancias.

Entonces se nos plantea ¿Qué hacer? ¿Votar o no votar?.

Las palabras, los desencuentros, aunque no se diga, fortalecen la abstención, la decepción, la desesperanza.

Odio entre hermanos

El odio entre hermanos puede surgir debido a una variedad de factores, incluyendo rivalidad, diferencias de personalidad, y conflictos de intereses. Los hermanos pueden competir por la atención y aprobación de sus padres, y también pueden tener personalidades y estilos de vida muy diferentes. Además, el resentimiento y el enojo pueden acumularse con el tiempo si no se resuelven los conflictos.

Es el problema en la oposición. 

Uno supone lazos de hermandad o de unión ante 25 años de cruel chavismo, y no es así. Ha sido lo mismo con sus variables desde 1998. 

Siempre ha sido la oposición

Todos los días las redes y los programas de opinión se nutren de los ataques entre opositores.

Ahora hasta el comisario Simonovis, quien no ha sido muy asertivo últimamente, también amenaza con denunciar a Rosales.

Es decir, el enemigo es Rosales y no Nicolás, ni otros que administraron los millonarios recursos dados a través de fundaciones.

Corina Yoris, que tampoco participó en primarias, crítica a Rosales y lo califica al igual que María Corina de  traidor.

Si hubiese sido Eduardo Fernández, o Henrique Capriles, sería igual.

Es la misma película que hemos visto a través de todos estos años de dominio chavista. 

Para mi la auténtica traición es permitir que Maduro gane por jugar equivocadamente.

Por anteponer los egos, la soberbia y el resentimiento al inicio de un nuevo período republicano.

Pareciera que es peor un opositor, que un chavista que ha ejercido el poder contrario a los principios democráticos…

No lo digo yo, son los hechos.

¿Por qué  no podemos ponernos de acuerdo, por encima de todas las diferencias y errores?

La estrategia de Nicolás

El periódico El Nuevo Herald se equivoca cuando habla de los candidatos opositores. 

Cualquier opositor frente a Maduro, en un proceso lícito, transparente, es capaz de ganarle.

El chavismo consciente de estas diferencias irreconciliables lanza un veto, lo cual en un proceso de transición es válido políticamente y el sector que respalda a María Corina, lo interpreta como un respaldo a otro sector opositor y señala que “Maduro no puede escoger nuestro candidato”. 

Aunque parezca un absurdo, es histórica la acción de quien dirige un sistema colapsado y desacreditado, escoger con quien entenderse.

Si en Venezuela hay un cambio de gobierno, quien tiene las armas y el poder formal, requiere de una cabeza que le respete sus derechos elementales.

Allí los radicales no tienen cabida.

Otro ejemplo lo encontramos en Rómulo Bethancourt, quien decidió escoger cual era la oposición con la que se entendería y decidió por Caldera. 

Igual hicieron Gómez y el propio Pérez Jiménez.

Además hay un detalle curioso en todo este  dilema: 

Si Manuel Rosales se hubiese aliado desde hace meses con MCM, hoy la oposición no tendría ninguna opción, salvo el de los llamados “Alianza Democrática”. Esto no lo duden.

Lo de Petro y Lula

Me asombra la candidez de  muchos. Ante los pronunciamientos de los Presidentes de Brasil y Colombia, muchos celebran como un golpe certero y olvidan lo que ha sucedido en estos 25 años.

A Maduro yo no lo subestimo, ni a quienes lo rodean. Sólo falta que los marcianos o los extraterrestres le declaren la guerra y en todas esas peleas políticas han sido derrotados sus enemigos.

La única pelea para la que él no está preparado es una demostración mayoritaria de la gente votando. Por eso jugó lo mismo en el 2018 y derrocó a Chávez como expliqué en mi columna anterior, en el 2012.

Gustavo Petro, aliado de Nicolás (eso no lo duden) ante su precaria situación política y queriendo ayudarlo dándole más elementos a un grupo opositor, aparenta una diferencia y crítica, hacía el proceso electoral venezolano.

Los venezolanos de la oposición, pisan la “concha” y en cualquier momento, el gobierno de Venezuela rompe relaciones con Colombia (como sucedió con Duque) impidiendo que más de dos millones de paisanos participen en el proceso electoral del 28 Julio próximo.

Colombia es el país donde residen más venezolanos que huyeron del gobierno de Maduro.

Brasil seguirá la misma ruta, porque lo que abunda como decimos en el derecho, no daña. Y todos sabemos que Lula, es el nuevo jefe de campaña de Nicolás. En la oposición lo olvidan.

Ahora en esos países, con todo y sus defectos, hay un orden interno que cumplir, una democracia que funciona.

Petro tiene encima a Uribe y no le puede dar más armas.

Lula está en la mira del ex presidente Jair Bolsonaro y el congreso. Debe cuidarse. Dilma se confió y miren lo que  sucedió.

No confundamos la gimnasia con la magnesia. Por Dios, despierten.

Señores es obvio que la inteligencia política del chavismo, maneja mejor el tablero de jugadas, amén del apoyo militar y de los poderes públicos secuestrados.

¿Por qué está ganando el chavismo?

Ante estos escenarios, es inevitable un nuevo triunfo del chavismo.

No hay señales de encuentro, de unidad afectiva y no efectista de los factores de la Unidad Democrática. 

Por ahora el escenario es simple: Usted puede decidir no votar, o simplemente irse, que es lo mismo que votar por Maduro.

También puede optar por votar por un opositor, aunque no le guste pero que en resumen es mucho mejor que seguir con Nicolás y lo que él representa.

Un opositor en el poder, es factible derrotarlo en un proceso, cambiarlo, superarlo. 

Un chavista no.

Definitivamente como dice un amigo: La única manera de derrotar al chavismo es contratando sus asesores y enviando los nuestros allá…parece broma pero es muy cierto.

El ventajismo, las “trampas” quizá lo ayudarán. 

Sin embargo, la desunión, la pelea entre hermanos, es su gran arma secreta.

Ruego al Padre Celestial que me equivoque y el espíritu unitario se imponga.

Cae uno caen todos

La especulación y el resentimiento se ha apoderado del periodismo. Afirmar como un hecho, lo que no demostramos por ningún medio de prueba, es simplemente una opinión. Me asombra que  periodistas como Nicmer Evans den fe de lo que no se puede comprobar. Es válido que opine pero no que afirme como un hecho noticioso, lo cual no lo es. 

Las redes explotan con laboratorios de todos los bandos. Creo que ni Maduro ha recibido tantas críticas como Rosales.

Siguen sin entender bajo qué condiciones actuamos y mucho más temeraria y estúpida la afirmación de quien yo creía era un buen analista como Carlos Sánchez Berzain. Acusar a los que participan en el proceso electoral, es respaldar la abstención, que permitió a Nicolás elegirse cómodamente en el 2018.

La pregunta, cuando todos los caminos están cerrados y uno solo, que no nos gusta, que no es el mejor, está abierto ¿Qué debemos hacer?. 

Nuevamente se cae en el juego de los cubanos y del comunismo. Por eso en Bolivia, de donde es Sánchez Berzain, la izquierda ha venido ganando y creo que ante un cuadro opositor como el actual, seguirán en el poder.

Hay un nuevo fundamentalismo que los chavistas vienen practicando bajo el auspicio chino y es que el capitalismo puede ser exitoso en regímenes totalitarios. La China es buen ejemplo y peor son los árabes, donde unas familias son los dueños de todo y han cometido las peores injusticias y nadie ha roto relaciones con ellos. Hablaré en otras columnas de este tema. 

DEBE ROSALES hacer un grandísimo esfuerzo para nutrirse de mejores dirigentes de los que él cuenta. Incluso en el Zulia debe incorporar nuevos talentos ante los deficientes que se han mostrado muchos de los suyos.

Dada la situación de los líderes opositores, el éxito de Rosales pende de un hilo. A su favor tiene la enorme voluntad de la gente en querer votar.

PRIMERO JUSTICIA hasta la hora de hacer esta columna, había decidido participar y no jugar a la abstención. 

También han decidido no apoyar a Rosales sino a la tarjeta de la MUD. Los discursos de Tomás Guanipa y Julio Borges, bajo el silencio de Capriles, han sido muy fuertes contra Manuel Rosales. ¿Qué harán si también inhabilitan la postulación de la “tarjeta de la manito”, como dice mi amigo Gerardo Núñez: “Misterio”.

El Alcalde de Maracaibo Rafael Ramírez acierta en insistir en la participación política, aunque él no ha manifestado apoyo a Rosales. Sus dos últimas jugadas con el HCM para trabajadores y los camiones nuevos para la recolección de basura, mejoraron notablemente su imagen.

El 99% de los Alcaldes, legisladores y concejales del Zulia, asistieron al acto del Palacio de Eventos convocado por UNT en favor de Rosales.

También vinieron muchos alcaldes y figuras nacionales, como el gobernador de Barinas Sergio Garrido.

El Alcalde de San Francisco Gustavo Fernández, fue el más aplaudido y eso constituye una señal inequívoca de su liderazgo interno en UNT.

PASADO OLVIDADO dijo el periodista Juan Carlos Fernández, quien también se hizo presente.

Muy saludado por la gente el Alcalde Argelio Riera del municipio Simón Bolívar y también queremos felicitar a la secretaria General Nora Bracho por su dominio histriónico, aunque no compartimos todo lo dicho en su discurso.

INSISTEN EN VENTE en crear y mantener la expectativa sobre la candidatura propuesta de Corina Yoris, lo cual no ocurrirá. Por lo menos no si sigue Maduro. 

LEOCENIS GARCÍA se quedó injustamente con los crespos hechos: No le permitieron a Prociudadanos participar.. Diosdado no le perdona e impidió proseguir su carrera y seguramente Leocenis García bajo la camaradería con Timoteo Zambrano sabemos hacía dónde irá su apoyo.

TRISTE OBSERVAR cómo se mantienen en segundo plano, los casos de Rocío San Miguel, Javier Tarazona, entre otros, además de  las olvidadas reclamaciones del sector laboral y pensionados de Venezuela.

REGIONES

Al parecer la Chocolatera y la Doña unieron fuerzas contra el gobernador Luna y con ello contra sus mentores los hermanos de El Furrial. 

Se observa un desplazamiento de dirigentes y gente que estuvo vinculada al “Gato Briceño”, es en su pueblo natal Caicara, donde al parecer es el alcalde Monteverde el autor de esta estrategia. 

En el estado hay muchas estructuras educativas que fueron construidas con dinero de PDVSA, como el caso del  Instituto Educativo Alejandro De Humboldt. 

Este fue construido con dinero de Lagoven, que está daba a una asociación civil, cuyos directivos eran Gerente de la empresa.

No se sabe cómo esta institución fue a parar a manos extrañas, diferentes a PDVSA. 

Es por ello que la petrolera debe investigar e intervenir en esto.

Divide y reinarás, es la medicina que aplica el gobierno a la oposición, y está conociendo esta práctica, cae una y otra vez en la Trampa.

Sígueme en X, Instagram y TikTok como @angelmonagas. En Facebook nuestra pagina caigaquiencaiga.net

Visita nuestro canal de youtube caigaquiencaiga TV