El propósito de Maduro con el referendum es crear un escenario de conflicto, «para tal vez suspender las elecciones», según analistas

75

Los venezolanos votarán el domingo en un referéndum respaldado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro sobre un territorio potencialmente rico en petróleo que es objeto de una larga disputa fronteriza con Guyana.

El referéndum de cinco preguntas incluye una que rechaza la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para decidir a qué país pertenece el territorio alrededor del río Esequibo. Algunos analistas políticos y de seguridad han calificado el referéndum como una demostración de fuerza de Maduro y una prueba de apoyo a su gobierno antes de las elecciones presidenciales previstas para 2024.

El tribunal dijo en abril que tenía jurisdicción, aunque podrían tardar años en llegar a un fallo final sobre el asunto. Venezuela ha dicho que el asunto debe ser resuelto por los dos países.

El viernes, el tribunal respondió a una solicitud de Guyana de suspender el referéndum , ordenando a Venezuela que se abstenga de tomar cualquier acción que pueda alterar el status quo, sin prohibir expresamente la votación. Ambos países elogiaron el fallo como respaldo a su posición.

Maduro ha alentado a los votantes a aprobar el referéndum.

«El propósito del gobierno (de Maduro) es enviar un mensaje de fortaleza a Guyana», dijo Ricardo Sucre, profesor de política de la Universidad Central de Venezuela.

Lo que está en juego es una región de 160.000 kilómetros cuadrados (61.776 millas cuadradas) que es en su mayor parte una espesa selva. Venezuela reactivó su reclamo sobre el territorio en los últimos años tras el descubrimiento de petróleo y gas marino .

Maduro preferiría que Guyana se adhiriera a un acuerdo de 1966 para una solución bilateral, dijo Sucre, y también está pensando en posibles desarrollos de petróleo y gas. La frontera marítima entre los dos países también está en disputa.

Los analistas políticos han dicho que esperan que los votantes aprueben la propuesta dada la falta de una campaña de «no» en su contra en Venezuela y la probabilidad de que los votantes que se oponen se queden en casa.

El referéndum es «consultivo» y no existe un número mínimo de votos para su aprobación.

«El gobierno está celebrando el referéndum por razones internas», dijo Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas. «Necesita probar su maquinaria electoral».

«Si la oposición se une y hay voluntad de participar (en las elecciones de 2024) por parte de los venezolanos, Maduro está fuera», añadió la analista de seguridad Rocío San Miguel. «Está activando un escenario de conflicto» para tal vez suspender las elecciones.

La votación del domingo ha causado ansiedad en Guyana, y el gobierno instó a los ciudadanos a mantener la calma. Algunos en Georgetown expresaron alivio tras el fallo de la CIJ del viernes.

«Siento que el tribunal tomó una decisión correcta… Ahora puedo respirar un poco tranquilo», dijo el vendedor de verduras Kim Rampersaud, de 41 años.

Brasil dijo el miércoles que había intensificado las «acciones defensivas» a lo largo de su frontera norte en medio de la disputa territorial.

Reuters