Kaled Yorde: Ser un buen ciudadano

501

A mi familia, parientes y amigos más dilectos!

A) Para arreglar al mundo, así como tambien a Venezuela, rescatando su sistema democrático perdido, hay una fórmula que es sencilla, pero que, sin embargo, por culpa de todos y cada uno de los venezolanos, unos más, otros menos, algunos por accion, otros por omision ,aún esa formula se halla a años-luz de poder ser aplicada.


¿Cual es esa formula? Ser buenos ciudadanos y amar al país más que a sí mismos, más que a su partido politico y de su deseo de figurar y amasar fortuna.


Que más del 80% de la población votante se haya dejado encandilar por el «mesianismo militarista que nos prometió la entrada a la tierra prometida» (Luis Ugalde D.J.dixit), no es precisamente señal alguna de madurez politica ni de sensatez que tilden a nadie de buenos ciudadanos.


Este hecho puede ser considerado como el error más grave, costoso, irracional y absurdo que el venezolano haya cometido a lo largo de la tumultuosa historia patria, una verdadera abominación que echó por la borda los esfuerzos y sacrificios que tanto les costó al Libertador Simón Bolivar y a su ejército emancipador para lograr la independencia del colonialismo español.


El más honorífico título que puede dársele a una persona es precisamente el de ser un buen ciudadano.


Ser ciudadano es un distintivo de gran envergadura; si a esto le agregamos el ser buen ciudadano, el honor es aún mayor.


Ser buen ciudadano es obrar siempre de buena voluntad y tener al civismo y el bienestar colectivo como objetivo central de la vida de la cotidianidad.


Los valores cívicos que encarne un ciudadano ejemplar vienen a ser el crédito que garantice el disfrute del bienestar social. De hecho, asumir e interiorizar valores cívicos es la condicion de ciudadanía por excelencia.


Buena voluntad es esto: Obrar siempre bien y hacer todo de acuerdo a los compromisos sociales y morales existentes.


Venezuela lamentablemente cayó en manos de un grupete de victimarios suyos, militares y civiles abyectos ( la pus de sus ciudadanos) con las escasas excepciones del caso, que sí las hay y quien esto escribe conoce y trata a algunos de ellos. Esas lacras sociales asumieron que la revolución bolivariana y el Socialismo del siglo 21 era la gran oportunidad para saquear las riquezas del erario nacional, robarse el oro del Banco Central, destrozar el medio ambiente sacando minerales valiosos, expoliar la propiedad privada y hacerse mil millonarios de la noche a la mañana, a cuenta de implementar el ideario del Libertador Bolivar.

B) Las ambiciones desmedidas, tramposeria sistemáticas, picardias, expoliar la propiedad privada de la gente, corruptelas y abusos de poder, robar al público en renglones alimenticios y medicinales con ofertas de mala calidad, caducados o de menor peso. El propósito de esconder mercancia en tiempo de escasez con el fin de amasar fortunas por vías reñidas con la recta acción, la moral y la dignidad, no caracterizan precisamente
el perfil de un buen ciudadano.


De igual modo, ser un buen ciudadano implica cumplir con una serie de deberes a ser asumidos por la persona misma.


El más importante de ellos es el deber de ser honesto, cumplir con la palabra empeñada, ser serios, veraces y responsables.


Un buen ciudadano siempre ha de ser solidario y participativo en la tarea de construir y liberar al país cuando el tirano de turno o la mafia que subyugue a su país (casos Venezuela, Cuba y Nicaragua) ¿Ahora Colombia también?, o los tengan subyugados.


Los sociólogos españoles Camps y Ginner explican esta idea del siguiente modo: «El ciudadano debe poder, pues, responder de esos valores ante sus semejantes, no sólo porque se los debe a las sociedad, sino porque conservandolos y ejemplificandolos, está ayudando a preservar y a mejorar la ciudad del futuro.»


La participación en el quehacer social poniendo en práctica los valores aprendidos, costumbres y responsabilidades que se asuman, es lo que cohesiona a la comunidad. Por ello Montesquieu
-citado por Camps y Ginner- señala que cuando los pueblos tienen buenas costumbres, las leyes son sencillas.

C) Una clave esencial para ser buenos ciudadanos es andar siempre obrando con buena voluntad en todo lo que hacemos.


El filósofo alemán Inmanuel Kant lo explicó así: «La única cosa buena sin excepcion es la buena voluntad : La voluntad de obrar bien. Por eso es ideal kantiano no puede inscribirse sino dentro de una actitud cívica plena, dentro del recto proceder ciudadano en el seno de la comunidad a la que pertenece.


La respuesta más apropiada al ideal de humanidad de Kant es el fenomeno de la fraternidad, puesto que sin fraternidad no puede haber civismo.


Otra respuesta vendria a ser el apoyo a las causas nobles y asumir actitudes altruistas para la creacion de una vida de mayor calidad para todos.


Esa actitud es el cívismo en plenitud que forja buenos ciudadanos.


De hecho, Camps y Ginner explican que civismo es el nombre de una ética laica, siendo eso más importante que las buenas razones.


¿Por qué es asi?
Porque con razones no se vive civicamente. Hay que ir más allá, obrando y dejando huellas y frutos. Por eso el civismo es acción y ciudadanía en
pleno ejercicio.

D)En este orden de ideas, un buen ciudadano es aquel que trabaja para la integración y la unión, para el bienestar común y la edificacion de la comunidad.


Quien dentro de su comunidad es separatista y amigo de la desunión o enemigo de obrar de buena voluntad, indiscutiblemente no se le puede tildar de buen ciudadano.


Para cerrar el comentario de hoy formularemos las siguientes preguntas como para ejercitar la reflexión:

1) ¿Quien votó hace 24 años por Chávez Frías y más luego lo hizo por Maduro, a la muerte del primero, puede o debe tenerse como un buen ciudadano a la luz de lo expuesto en el comentario de hoy?
2) Los » alacranes» de la oposición cohabitadora con el régimen, acaso lo son?
3) ¿Decir que no sabían que Chávez se dejó engatusar por el tirano mayor del Caribe, Fidel Castro, atenúa el peor desatino histórico cometido en la historia de Venezuela ? Y 4) ¿Ha habido en ideario del Libertador alguna frase más pertinente y de tanta vigencia como «Moral ( Ética y Valores) y Luces ( Educación , Ilustración y Cultura) ,son nuestras primeras necesidades?»


Estamos en mora con Simón Bolivar, amigos lectores! Por eso el mapa y la geopolitica está en rojo y nos tiene a punto de perder del todo al país entero.


FIN.

@kaledyorde