Corte Penal Internacional emite orden de detención contra Putin y una funcionaria rusa por la supuesta deportación de niños ucranianos

208

La Corte Penal Internacional (CPI) emitió órdenes de arresto contra el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la funcionaria Maria Alekseyevna Lvova-Belova, anunció en un comunicado de prensa este viernes.

Lvova-Belova es la funcionaria rusa en el centro del presunto plan para deportar por la fuerza a miles de niños ucranianos a Rusia.

La CPI señaló que Putin es «presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y del traslado ilegal de población (niños) de las áreas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa».

Funcionaria rusa, prolífica proselitista en las redes sociales, está en el centro del presunto complot de los menores ucranianos.


Agregó: “Los crímenes supuestamente se cometieron en el territorio ocupado de Ucrania al menos desde el 24 de febrero de 2022. Hay motivos razonables para creer que el señor Putin tiene responsabilidad penal individual por los crímenes antes mencionados, (i) por haber cometido los actos directamente, junto con otros y/o a través de otros… y (ii) por no ejercer un control adecuado sobre los subordinados civiles y militares que cometieron los actos, o permitieron su comisión, y que estaban bajo su autoridad y control efectivos”

Lvova-Belova, comisionada para los Derechos del Niño en la Oficina del Presidente de Rusia, también fue “presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y traslado ilegal de población (niños)” de las partes ocupadas de Ucrania, según a la CPI.

Los esfuerzos de Lvova-Belova incluyen específicamente la adopción forzosa de niños ucranianos por familias rusas.
Lvova-Belova, comisionada para los Derechos del Niño en la Oficina del Presidente de Rusia, también fue “presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de niños ucranianos
Según The New York Times, la CPI tenía previsto abrir primero un caso sobre el presunto secuestro de niños ucranianos por parte de Rusia.
El Kremlin calificó la decisión de la CPI de emitir órdenes de arresto contra Putin y Lvova-Belova como “indignante e inaceptable”.

Según Estados Unidos y varios gobiernos europeos, Moscú ha llevado a cabo un plan para deportar por la fuerza a miles de niños ucranianos a Rusia, a menudo a una red de decenas de campos, donde los menores son sometidos a reeducación política.

«Los esfuerzos de Lvova-Belova incluyen específicamente la adopción forzosa de niños ucranianos por familias rusas, la llamada ‘educación patriótica’ de niños ucranianos, cambios legislativos para agilizar la concesión de la ciudadanía de la Federación Rusa a niños ucranianos y la expulsión deliberada de niños ucranianos por las fuerzas de Rusia», declaró el Tesoro de Estados Unidos en septiembre.

Rusia ha calificado de «absurdas» las informaciones sobre traslados forzosos y ha dicho que hace «todo lo posible» para que los menores permanezcan con sus familias.

El anuncio de la CPI se produce pocos días después de que varios medios de comunicación estadounidenses informaran de que el tribunal tenía previsto abrir dos causas por crímenes de guerra relacionados con la invasión de Ucrania y dictar órdenes de detención contra «varias personas.» Según The New York Times, la CPI tenía previsto abrir primero un caso sobre el presunto secuestro de niños ucranianos por parte de Rusia. A continuación, un segundo caso se centraría en el ataque «implacable» de Moscú contra infraestructuras civiles, incluidos suministros de agua y depósitos de gas.

Los casos representarían los primeros cargos internacionales que se presentan desde el inicio de la guerra de Rusia y llegan tras meses de trabajo de equipos especiales de investigación de la CPI, según The New York Times.

La respuesta del Kremlin
El Kremlin calificó la decisión de la CPI de emitir órdenes de arresto contra Putin y Lvova-Belova como “indignante e inaceptable”.

«Consideramos que la simple presentación de la cuestión es indignante e inaceptable. Rusia, al igual que varios estados, no reconoce la jurisdicción de este tribunal y, en consecuencia, cualquier decisión de este tipo es nula y sin valor para la Federación Rusa desde el punto de vista de punto de vista de la ley”, tuiteó este viernes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Dmitry Medvedev, expresidente de Rusia y vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia tuiteó: “La Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra Vladimir Putin. No es necesario explicar DÓNDE se debe usar este papel” junto con un emoji de papel higiénico.

Lvova-Belova: Es genial que la comunidad internacional aprecie mi trabajo
Maria Lvova-Belova, comisionada de la Infancia de Rusia, dijo que es «genial» que la comunidad internacional haya apreciado su trabajo por los niños, según la agencia de noticias estatal rusa TASS este viernes, después de que la CPI emitiera una orden de arresto contra ella y Putin.

“Es muy bueno que la comunidad internacional haya valorado el trabajo para ayudar a los niños de nuestro país, que no los dejemos en las zonas de guerra, que los saquemos, que les generemos buenas condiciones, que los rodeemos de amor, gente cariñosa «, dijo a los periodistas según TASS. «Hubo sanciones contra todos los países, incluso Japón, en relación conmigo, ahora hay una orden de arresto, me pregunto qué pasará después. Y seguimos trabajando «.

«Motivos razonables»
El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, dice que hay motivos razonables para creer que Putin y Lvova-Belova tienen responsabilidad penal por la deportación forzada de cientos de niños ucranianos.

“Hay motivos razonables para creer que el presidente Putin y la señora Lvova-Belova tienen responsabilidad penal por la deportación y transferencia ilegales de niños ucranianos de las áreas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa”, dijo Khan en un comunicado este viernes. “En el momento de estas deportaciones, los niños ucranianos eran personas protegidas en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra”.

“Muchos de estos niños, afirmamos, han sido dados en adopción en la Federación Rusa”, dijo Khan, y agregó que un cambio en la ley en Rusia a través de los decretos presidenciales emitidos por Putin facilitó la adopción de los niños para familias rusas.

“Estos actos, entre otros, demuestran la intención de sacar permanentemente a estos niños de su propio país”, explicó Khan.

“Debemos asegurarnos de que los responsables de los presuntos delitos rindan cuentas y que los niños sean devueltos a sus familias y comunidades”, continuó, y agregó: “No podemos permitir que los niños sean tratados como si fueran botín de guerra”.

Khan concluyó diciendo que Ucrania era “una escena del crimen que abarca una amplia y compleja gama de presuntos crímenes internacionales”, y explicó que si bien este fue un primer paso en el enjuiciamiento de crímenes de guerra, continúa buscando otras líneas de investigación.

“No dudaremos en presentar más solicitudes de órdenes de arresto cuando la evidencia así lo requiera”, agregó.