Kaled Yorde: Conocimiento, existencia y bienaventuranza o gozo supremo

96

La pregunta que muchos se hacen desde el brotar de sus conciencias es la siguiente: ¿Existe Dios? Hay otra: ¿Cómo es el Hacedor?


La primera interrogante le cabe un SI rotundo y absoluto. Dios existe y es una realidad absoluta: El es el creador del Universo entero; de las dimensiones etericas y las almas de los hombres; tambien de las jerarquías espirituales, solares y planetarias, los ángeles. Arcángeles, Tronos, Principados, Potestastes, entre otros.


En cuanto a la segunda pregunta, no hay respuesta alguna, puesto que se trata del misterio más insondable de todos cuantos misterios existen, el secreto más inexpugnable de todos los secretos.


Dios es Espiritu puro, esencia Divina y el abstracto absoluto. Al Creador se le siente y experimenta, pero no se le puede ver ni conocer, puesto que una mente racional y finita como la humana no tiene capacidad alguna para comprender y abarcar lo Infinito. Vendría a ser como tratar de meter en un vaso al vasto océano.


A lo largo de los siglos muchos teólogos han pretendido definir a Dios, elaborando teorías y explicaciones racionales que se caen por su propio peso, debido a la imposibilidad de descifrar el gran misterio.


Otros han logrado algún acercamiento con argumentos de peso, pero sin llegar a lo cabal, al núcleo del asunto. Una de ellas es la que presenta la Kabbalah del misticismo de la religión hebrea: AYIN SOF ( Luz Infinita). Para poder lograr una aproximación a la definición de Dios, falta algo indispensable como lo es adentrarse en el estudio del tratado del Árbol de la Vida, sus diez sefirotes y 22 canales, de por sí algo bastante engorroso y extenso.


La cultura religiosa que más cerca se coloca de una definición de Dios la hallamos en el hinduismo: Dios vendria a ser SAT- CHIT- ANANDA, vale decir, CONOCIMIENTO- EXISTENCIA-BIENAVENTURANZA O GOZO SUPREMO.


Ahí no hay definición alguna de lo que es Dios, ni de la Eternidad, la Infinitud ni nada que le parezca. Los sabios richis del hinduismo elaboraron su teoria partiendo no del misterio cerrado e impenetrable, sino de las tres cualidades suyas más vobvias y descollantes del Hacedor: Dios es Conocimiento, Existencia y Bienaventuranza o Gozo Supremo, vale decir, felicidad absoluta y eterna, alegría inacabable y bienaventuranzas a granel. Su planteamiento nuclear no trata de explicar como es Dios, sino cómo lo siente la creacion entera y el hombre.


No se sabe como es Dios, pero sí estamos todos en capacidad de sentir su manifestación en el orden universal y las leyes que ordenan y rigen al cosmos, ka vida, la muerte, la felicidad o la desdicha; la naruraleza y sus leyes cíclicas, entre muchas otras cosas, el viento, la lluvia, etc .
Dios existe en el cosmos Infinito en el seno de su propia creacion,, en el eter, la vida, el instinto de conservación, la ley de gravedad y un sinfín de manifestaciones a través de las leyes de la física clásica y la cuántica.


Entremos en los detalles:

EXISTENCIA. Es la vida misma, la manifestación de Dios en el seno de su propia creación, tanto en lo denso y material como en lo sutil e invisible.


Tal como lo explican los místicos ( Swamis) de la India, vida es la expresión de Dios en la existencia. Se trata de una corriente consciente que vive en cada átomo de la materia. La vida es un viaje a través del océano infinito del tiempo en que el paisaje cambia continuamente, lo explica Swami Sivananda. Vivir es viajar de la oscuridad a la luz, del odio al amor cósmico; de la esclavitud de los malos hábitos , vicios y defectos a las correctas relaciones humanas y la civilidad; de la muerte a la inmortalidad, de la imperfeccion a la perfeccion; de la limitacion esclavizante a la libertad; de la diversidad a la unidad, de la ignorancia a la sabiduría eterna; de la debilidad a la fortaleza infinita.


La vida es una gran oportunidad que proporciona el Señor a sus hijos de evolucionar hacia Él . Textualmente Swami Sivananda en su libro » Senda Divina» (Editorial Edaf. Madrid. 1992), acota: «La vida es servicio y sacrificio. Es amor y relación; poesía y no ciencia. La vida es adoración. Somos peregrinos de paso en esta tierra. Nuestro destino es Dios. El propósito central de la vida es alcanzar una realización consciente de nuestra unidad con Dios. La vida no tiene significado en sí misma; sólo lo adquiere cuando se convierte en el Todo, cuando el alma individual se une al alma Suprema».


La verdadera meta de la vida es retornar a la fuente de dónde un un día partió para nacer en el vientre de una madre. Y ese nacimiento no es cualquier cosa: Se algo muy serio, puesto que el cuerpo físico es sagrado: Dentro del mismo se halla embutida un alma que viene a cumplir una misión existencial de enorme importancia, como lo es la evolución espiritual.


La vida es una lucha por la plenitud y la perfeccion. Es una batalla por obtener la independencia Suprema. El hombre evoluciona, crece. se expande y gana diversas experiencias a través es de su lucha.

De todo esto, lamentablemente la humanidad desbocada y carente d e valores y principios, no es consciente en su gran mayoría. Creen salvarse sin amar de manera genuina al projimo La filosofía del poder, el dinero y la satisfacción de todo aquello que le acrecienta el «ego», ocupa el lugar de Dios. Por eso reina y campea la maldad y la perversidad en el mundo.
Por ello existe el aborto, las guerras, hambrunas, asesinatos masivos y la crueldad infinita, tortura incluida.


¿ Que significa todo esto? La comisión de un grave delito contra la existencia y la vida! Dios es esa Existencia, vale decir, la VIDA , y todos los días observamos atónitos como o se amenazan a los países y pueblos con el uso de armamento nuclear sobre población civil ( caso Rusia contra Ukrania).


Mucho cuidado con suprimir las vidas humanas, el asesinato pagado (sicariato); la tortura, genocidio y hambrunas. Son graves delitos contra la existencia misma de Dios!


Por último: BIENAVENTURANZA O GOZO SUPREMO.


Dios es la mayor de todas las dichas y la alegría Suprema. El sólo hecho de sentir la liberación de las cadenas del alma, los malos hábitos, esclavitudes a las drogas, el alcoholismo y la aberración sexual y vicios de toda naturaleza, deshonestidad; apegos e identificaciones, torna al hombre inmensamente feliz y liberado. Un profundo gozo le embarga y se disipa en él toda angustia y preocupación. Esto es el GOZO SUPREMO que irradia el sol de la misericordia de Dios, vale decir, la conquista de la felicidad, la salud y la paz interior absolutas!

@kaledyorde