Corte de EEUU: Juicio de Saab se iniciará el 3 de enero

170

Para Alex Saab, el empresario colombiano señalado de ser testaferro de la dictadura venezolana de Nicolás Maduro, el año nuevo abrirá con el inicio de su etapa de juicio. Este 17 de noviembre, la Corte del Distrito Sur de los Estados Unidos informó que la primera audiencia de esta etapa del proceso será el próximo lunes 3 de enero.

La Fiscalía estadounidense acusa a Saab por un delito: conspiración para el lavado de dinero. Esto teniendo en cuenta que habría pruebas de que sería responsable de pagar sobornos para desviar hasta 350 millones de dólares de contratos estatales destinados a construir viviendas de bajo precio para el Gobierno venezolano.

Es de mencionar que inicialmente la Fiscalía de Estados Unidos lo había imputado por ocho cargos distintos relacionados al lavado de dinero. Después, en una corte de Miami (Florida) se le retiraron siete de ellos. Este procedimiento fue adelantado por el fiscal norteamericano Kurt Lunkenheimer, quien solicitó solo dejar el cargo por conspiración para el lavado de dinero con el fin de evitar que Saab sea condenado a una pena superior a 20 años.

Así las cosas, de ser hallado culpable Saab enfrentaría una condena de unos 20 años. Esta pena se puede reducir si el indiciado llega a un acuerdo con la Fiscalía y se declara culpable, pero al parecer esto no sucederá. El 15 de noviembre el empresario acudió a una audiencia para la lectura de los cargos citada por el tribunal federal de Miami (Florida) y allí, mientras vestía un enterizo color beige y estaba atado de los tobillos se declaró “no culpable”.

Ante esto, es de mencionar que el régimen chavista alega que Saab era uno de sus diplomáticos en misión humanitaria camino a Irán cuando su avión fue detenido en Cabo Verde, donde se encontraba para recargar combustible. “Fue perseguido, secuestrado y torturado por ayudar a Venezuela”, declaró Maduro durante una feria del libro celebrada este mes en Caracas.

Mientras el régimen de Maduro lo defiende, también corren rumores de que Saab traicionó a la dictadura durante varios años. Se habla de que el empresario se habría reunido con funcionarios de Estados Unidos antes de ser acusado en julio de 2019 por el Departamento de Justicia. No obstante, la defensa del empresario barranquillero ha asegurado que es “falso” este vínculo.

Lo cierto es que mientras avanza el proceso, el empresario de 49 años deberá permanecer en la cárcel, pues no gozará del beneficio de la libertad bajo fianza por el peligro de que se fugue. Sin embargo, Saab ha pedido que su caso se maneje de forma semi privada y que se limite el acceso por video a las audiencias a la prensa.

En una moción de 12 páginas, la defensa de Saab aseguró que el empresario colombiano “no está buscando eliminar el acceso público, que es un derecho constitucional, sino que le solicita a la corte que cumpla con un papel de portero para impedir que se continúen violando las normativas” que prohíben fotos o videos en las audiencias judiciales.

Lo que busca es que sólo unos cuantos periodistas acreditados puedan acceder a las audiencias que se transmiten por Zoom, junto con abogados y familiares, y que el resto del público y los medios lo hagan por teléfono.

Esto fue argumentado después de que a finales de octubre, Saab tuviera su primera audiencia por Zoom ante el magistrado John O’Sullivan, quien le notificó que enfrenta ocho acusaciones de asociación ilícita para lavar dinero y lavado de activos. Más de 300 personas participaron en la audiencia, entre ellas los abogados, el juez, fiscales y también periodistas, activistas y opositores del Gobierno venezolano.

En la audiencia el juez recordó a los participantes que de acuerdo con las leyes está estrictamente prohibido grabar o tomar fotos o videos de partes o la totalidad de las audiencias. Sin embargo, alegó la defensa de Saab, “decenas de medios y otros ignoraron las instrucciones de la corte y tomaron fotos y videos de la primera aparición del señor Saab” ante los tribunales.