Venezolanos en EEUU esperan de Biden alguna medida inmediata que mejore su estatus migratorio

52

Los Venezolanos aún en el limbo migratorio en EEUU se encuentran a la expectativa sobre una posible decisión que podría ser tomada la próxima semana, o antes de su salida por el presidente Donald Trump, o por el nuevo gobierno de Joe Biden que comenzará a regir a partir del próximo 20 de enero.


La medida que más suena por su caracter de promesa electoral es el TPS, sin embargo hay una gran mayoría de venezolanos que se encuentran en los EEUU esperando una respuesta de asilo desde hace más de 5 años. Algunos ya tienen permiso de trabajo y esperan optar por algún reglamento o Ley que les permita optar por educación o mejores fuentes de trabajo ante la imposibilidad de regresar de vuelta al país donde impera una cruenta dictadura.

Hasta ahora la propuesta en la mesa de negociaciones pasa por la posibilidad de firmar un TPS inmediato para los venezolanos, una medida que nunca ha llegado a materializarse, a pesar de las insistentes y peticiones por parte de varios grupos del exilio.


Es una de las promesas de campaña del propio presidente entrante Joe Biden, lo que aliviaría las tensiones migratorias y el temor de regresar a Venezuela para muchos venezolanos que se encuentran en territorio norteamericano.


Algunas fuentes migratorias han revelado en los últimos días que existen altas posibilidades de un TPS para aquellos que no cuentan con ningún tipo de documentos y se encuentran en el limbo migratorio.

Hasta ahora se desconoce cuál sería el contenido de ese instrumento y cuáles los criterios de elegibilidad que se impondrían, pero algunos compatriotas consideran que un TPS brindaría una esperanza muy grande para toda la comunidad venezolana.

Según la organización Human Rights Watch, se han presentado proyectos legislativos en la Cámara de Represetantes y el Senado de EEUU para otorgar a los ciudadanos venezolanos en territorio estadounidense un Estatus de Protección Temporal por un período de al menos 18 meses, pero ninguno de esos proyectos ha recibido aprobación de ambas cámaras.

El abogado de inmigración Willy Allen considera que a partir del 20 de enero, cuando Joe Biden asuma como presidente, “se va a abrir una puerta enorme para los millones de personas que están en Estados Unidos sin documentos”.


Más allá de la “suspensión de todas las deportaciones de personas que no son criminales durante 100 días”, la nueva administración Biden-Harris ha basado sus políticas migratorias en otros puntos importantes.


Por un lado, el líder demócrata aseguró que reinstauraría la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), y por otro se comprometió a impulsar un Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para los venezolanos, además de la renovación de este beneficio migratorio para los ciudadanos de Sudán, Nepal, Haití, Nicaragua, Honduras y El Salvador.


De los más de 6 millones de venezolanos que abandonaron su país en los últimos 4 años según ACNUR, se prevé que casi un millón se encuentran dispersos por todos los Estados Unidos en el 2021.

Redacción VenezuelaUsaorg