Maibort Petit: Rosneft continuó operando con PDVSA aun cuando había oficializado su retiro por las sanciones

135

De acuerdo a un informe de análisis del mercado de petróleo y gas en Venezuela correspondiente al mes de febrero de 2020, quedó establecida la estrategia mediante la cual Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) burlaba las sanciones impuestas a la industria por Estados Unidos, al revelar que cuando Rosneft Trading se vio afectada, todos los cargamentos que estaban a ella, se dirigieron entonces a TNK Trading, cuyo paquete accionario es su mayoría propiedad de la petrolera rusa.

    Para la cita fecha del informe, una nota de la agencia Reuters refirió la acusación que EE. UU. formuló contra Rosneft Trading SA de apoyar al sector petrolero venezolano y de evadir las sanciones mediante la aplicación de “trucos” [1].
   Lo sostenido en el reporte confirma asimismo la versión que señala que aun cuando Rosneft anunció el cese de sus operaciones con Venezuela en razón de las sanciones[2], las negociaciones continuaron a través de terceros y de empresas fantasmas.
  El informe en nuestro poder igualmente hace referencia a los altibajos que experimentado la industria petrolera venezolana, así como el nexo que parece indestructible con el régimen cubano al que no deja proveer pese a cualquiera que sean las circunstancia que atraviese. En este sentido refiere que, de noviembre a diciembre de 2019, las exportaciones petroleras aumentaron casi un 14 por ciento, cerrando el trimestre con un aumento total de casi el 45 por ciento en comparación con el tercer trimestre de 2019. Sin embargo, se da cuenta que las exportaciones a India se ubicaron en su nivel más bajo en el tercer trimestre, pero se duplicaron al finalizar el citado año 2019. Precisa que las exportaciones a Cuba también se incrementaron en alrededor de trescientos mil barriles en el cuatro trimestre de 2019, en comparación con el tercero.
Los destinos desconocidos
   Estos informes comienzan a hacer referencia a la diversificación del mercado de PDVSA desde diciembre de 2019, sólo que un hecho se hace altamente significativo: los destinos de las exportaciones son desconocidos o no verificados.
  Tales exportaciones sumaron en diciembre de 2019, los cinco millones y medio de barriles aproximadamente.    Para enero de 2020, el informe indica que las exportaciones disminuyeron 13 por ciento respecto a diciembre de 2019, sin embargo, la carga de destino desconocido o no verificado se incrementó casi tres veces.
 El puerto de Singapur aparece como el destino de muchos cargamentos asignados para enero, pero de acuerdo a las fuentes de quienes redactan el informe, en dicha terminal marítima algunos de los barcos solo se detuvieron allí para mezclarse y continuar con carga mezclada hacia otros destinos, mientras que otros de los que suponía atracarían allí, ni siquiera llegaron al puerto.
Nuevos compradores
  Pero no solamente nuevos destinos comienzan a encontrarse en los registros de PDVSA, sino también nuevos compradores cuyas operaciones son altamente significativas, pues si bien la información oficial extra, refiere que en 2019, las empresas Sahara Energy e Iveex Group, tomaron 4 y 3 cargas respectivamente, por ellas no se produjo ningún pago, sin que esto se tradujera en alguna queja ni reclamo por parte del régimen venezolano.
Libre Abordo
  En 2020 también ha hecho acto de aparición la empresa Libre Abordo, la cual ha ordenado varios cargamentos mensuales, los cuales, en su mayoría, han salido del Complejo Puerto La Cruz Jose (Special Hamaca Blend, Merey y DCO).

   Sobre esta empresa, el reporte refiere que comenzó sus operaciones con PDVSA desde noviembre de 2019.
   Agrega que, según Tanker Tracker, las cargas comenzaron en enero, habiendo muy poca información sobre esta compañía.

   Subraya que fuentes consultadas para la elaboración del informe, dijeron que Libre Abordo tiene su sede en México y sus propietarios principales son venezolanos. Destaca que aun cuando la empresa ha suministrado tres direcciones fiscales diferentes, cuando los periodistas ubicarlas en los lugares reportados no había evidencia sólida de presencia de la compañía.
  Del mismo modo, el informe refiere que Libre Abordo es una empresa que al parecer está relacionada con el programa de alimentación del régimen venezolano, CLAP, dado que en su sitio web muestra los productos alimenticios que exportan, además de los botiquines médicos. Las investigaciones hacen presumir que el régimen de Nicolás Maduro se vale del canje, consistiendo el mismo en el pago con crudo a Libre Abordo por la compra de las cajas de alimentos destinadas al programa de alimentación, aunque esto es solamente una presunción como ya se dijo, por cuanto no se ha encontrado documentación que lo confirme.
   Lo que sí está evidenciado, es que Libre Abordo no es un comprador, pues no hay hechos ni evidencia que demuestren que se estén cumpliendo los destinos indicados en los conocimientos de embarque.
 La Agencia Portuaria que atiende los cargamentos de Libre Abordo se denomina Semaferca, una firma nueva que, según testimonios de empleados de PDVSA, no está registrada en el Sistema de Proveedores de Petróleos de Venezuela.

   La incorporación de la empresa ha habría debido al impulso que le dio Oswaldo Vargas y el Vicepresidente de Finanzas de PDVSA, Fernando del Quintal, de acuerdo a los revelan las fuentes consultadas para el informe. Tampoco hay evidencia que indique que Semaferca está en el Registro Nacional de Contratistas ni en el Sistema SAP de PDVSA, pues ni siquiera recibe facturas de tarifas de termina.
   En tal sentido, los buques fletados por Libre Abordo supuestamente no cumplen con las regulaciones nacionales e internacionales.
   Se indica que Semaferca se encarga de emitir conocimientos de embarque (Bill of Lading, BL) oficiales y firmarlos, en lugar de la propia PDVSA.

Nuevas empresas
  Además de las ya citadas, el informe refiere la creación de nuevas empresas para destinarlas a establecer operaciones de carga con PDVSA.
  Es el caso de la mencionada Agencia Semaferca, pero también de la Compañía de Inspección Vinsepet y Compañía de Operaciones de Lightering y Logística Caribbean Oil. En tales acciones estarían vinculados varios ejecutivos de PDVSA y PDV Marina.
  Se reitera que Oswaldo Vargas, presidente de PDV Marina quien, además, ocupa también el cargo de Gerente General de Fletamento y Logística en PDVSA, es presuntamente el propietario de una serie de empresas, como Amaserca, que operan en el puerto y en el Área STS. Asimismo, la empresa comercial Elemento y su CEO, la exempleada de PDVSA, Doly Mendoza, estarían igualmente vinculadas a ejecutivos de la petrolera estatal venezolana.
  Amaserca es una empresa que brinda servicios de inspección de drogas en Amuay Bay/Punta Cardón. Vargas presionó, supuestamente, para que se produjera la contratación de Semaferca, pese a no estar registrada en el sistema de PDVSA.

  Sostiene el informe que tales hechos demostrarían que todas las operaciones de exportación tienen como objetivo ser manejadas por el propio régimen de Nicolás Maduro, “violando controles internos y sin límite absoluto de autoridad. Según este sistema, controlarán el comprador, el programa y el envío”.
  Fuentes relacionadas con las operaciones de carga en Venezuela consultadas para la redacción del informe, habrían asegurado que Oswaldo Vargas es presuntamente responsable de varias prácticas clandestinas, para lo cual contaba con el apoyo del ministro de energía y presidente de PDVSA para la época, Manuel Quevedo.
   El objetivo del régimen, según el informe, es tomar a través de todas estas maniobras, el control absoluto de las operaciones marítimas en Venezuela, dándole así vía libre para llevar a cabo negociaciones comerciales a su voluntad en otros países de la región, sin pasar por las sanciones y sin supervisión alguna.
Los buques
  Finalmente, el informe hace mención a las embarcaciones utilizadas para estas operaciones.
  Refiere que los petroleros MT Arita y MT Parnaso, los cuales fueron incautados en el exterior, lograron regresar a Venezuela gracias a la gestión que habrían realizado empresas europeas desconocidas que financiaron el levantamiento de la incautación y los fletaron a PDVSA/PDV Marina, con lo que aumentaron su propia flota. El objetivo de esta acción sería, presuntamente, la reactivación por parte del régimen de PetroCaribe.
  Asimismo, se asegura que los buques Terepaima y Petion mantenían, para la fecha de redacción del informe, la ruta Venezuela-Cuba a pesar de las sanciones.
  Entretanto, los buques Margarita y Serengueti estaban asignados a operaciones de aligeramiento en Aruba, Curazao y otras islas del Caribe, con el objetivo de para llevar y traer productos a Venezuela. Dichos productos habrían sido obtenidos mediante canjes con Repsol, Reliance y Rosneft, a pesar de las sanciones.
  Por último, el informe hace mención al buque MT Gerd Knutsen, el cual el 12 de febrero de 2020 fue avistado en Guiria.Esta embarcación desde el 23 de enero se estaba moviendo hacia la Bahía Pozuelos. El buque estaba siendo remolcado por los remolcadores de PDV Marina. A pesar de esto, el barco figuraba desde el 11 de febrero en el cronograma de Alta, cuando el único DCO asignado para carga era MT Sea loyalty para Repsol.
   Para esa fecha, agrega el reporte, se había asignado a Libre Abordo el MT VL Nichioh para cargar 1M bbls de SHB y 1M bbls de Merey 16.

   El 13 de febrero, se canceló VL Nichioh Parcel of Merey 16 y se asignó una nueva ventana de carga para el crudo DCO a la misma empresa, después de las fechas de MT Gerd Knutsen. Los redactores del informe pudieron conocer que el Gerd Cargo fue asignado a Libre Abordo.

@maibortpetit


REFERENCIAS[1] Reuters. “EEUU pone en lista negra a unidad de Rosneft para restringir fondos al gobierno venezolano”. 18 de febrero de 2020. https://lta.reuters.com/article/idLTAKBN20C23Q-OUSLT
[2] Reuters. “Rosneft vende activos a Rusia en Venezuela bajo sanciones de EEUU”. 28 de Marzo de 2020. https://lta.reuters.com/article/idLTAKBN21F0VI