Congreso aprueba el paquete de estímulo

144

La medida será turnada a la oficina del presidente, Donald Trump, para que la firme. Después, los primeros cheques tardarán alrededor de dos semanas en llegar, aunque aquellos con cuenta bancaria registrada lo recibirán antes.

La Cámara de Representantes aprobó este lunes un paquete de estímulo económico por la pandemia del coronavirus de 900,000 dólares, que incluye una nueva ronda de cheques para las familias y dinero para las empresas, a solo días de la Navidad y el fin de año. Mientras, Estados Unidos padece un aumento descontrolado de casos y muertes por COVID-19.

Tras días de tensas negocaciones, los congresistas llegaron a un acuerdo sobre el contenido del paquete este fin de semana.

La medida pasó de la Cámara Baja con 359 votos a favor y 53 en contra al Senado, donde se espera que sea aprobada esta misma noche. Luego será enviada a la oficina del presidente, Donald Trump, para su ratificación.

Junto con la medida de alivio ante el COVID-19, se aprobó también este lunes el presupuesto federal para evitar un cierre de Gobierno, que también se enviará al Senado. Los legisladores tenían plazo hasta medianoche para hacerlo.

El nuevo plan de estímulo económico prevé pagos a desempleados, pero no el cheque de 1,200 dólares

¿Quién los recibirá?

Quienes ganen hasta 75,000 dólares al año.
Quienes tengan hijos recibirán pagos extra de 600 dólares por cada uno de ellos (deben ser dependientes menores de 17 años).

Familias de estatus migratorio mixto (ciudadanos casados con indocumentados).

¿Cuándo llegará?

Los nuevos pagos directos se enviarán tan pronto como la próxima semana, dijo este lunes el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, de acuerdo con The Washington Post.

Al igual que en los cheques de la primavera, el monto total dependerá del ingreso que haya declarado la familia. El máximo, 600 dólares, será para quienes ganan hasta 75,000 dólares año año.

Eso significa que una madre soltera con dos hijos recibirá, por ejemplo, 1,800 dólares.

Luego, el valor se reduce cuando hay ingresos de más de 75,000 dólares, para contribuyentes individuales, 112,500, para jefes de familia, y 150,000 para las parejas casadas con declaración conjunta, adelantó el diario The Wall Street Journal. Esto generalmente se basa en los ingresos de 2019.

Las reglas se asemejan a las aplicadas en la primera ronda: las familias que deberían recibir un monto mayor en función de los cambios en sus ingresos en 2020 pueden hacer un reclamo en su próxima declaración de impuestos.

Incluye a quienes estén casados con indocumentados

En esta oportunidad, el cheque sí incluirá a los ciudadanos que están casados con inmigrantes indocumentados (que no tienen un número de Seguro Social), aproximadamente 1.2 millones de individuos que fueron excluidos de la primera ronda de cheques de 1,200 dólares. Se trata de estadounidenses que presentaron una declaración de impuestos junto con una persona que usa un número de identificación de contribuyente individual, en lugar de un número de seguro social.

Beneficios por desempleo

Los 11 millones de desempleados que ha dejado la crisis económica del país también contarán con un alivio: se extienden los beneficios por desempleo, que vencen este 26 de diciembre, y se agrega un bono adicional de 300 dólares por semana.

Préstamos para las empresas

Las empresas y negocios que están luchando para poder subsistir, pagar el alquiler y a sus empleados, podrán solicitar además prestamos al Gobierno federal. Para ello, se incluyó un fondo de 284,000 millones de dólares, para revivir el llamado Programa de Protección de Cheques de Pago (Paycheck Protection Program, en inglés) con subvenciones para empresas.

Para hacer frente a la pandemia, el Gobierno federal destinará además 69,000 millones de dólares en fondos para realizar pruebas de coronavirus y para la distribución de vacunas. Hasta ahora, se ha aprobado el uso de emergencia de dos vacunas, de Pfizer y Moderna, y la campaña de vacunación ha empezado en todo el país para trabajadores esenciales y personas con alto riesgo.

Asistencia alimentaria y cuidado infantil

La crisis económica que se desató en la primavera ha dejado tambaleando a todos los sectores y a millones de familias al borde de la pobreza. La nueva ley de estímulo incluye como respuesta 13,000 millones en fondos para asistencia alimentaria y 10,000 para el cuidado infantil.

Para el sector educativo y cultural

Hay además fondos específicos para universidades y escuelas, 82,000 millones, y para teatros, cines independientes y otras instituciones culturales, 15,000 millones, según el acuerdo bipartidista.

Ayuda con la renta

Con la parálisis de la economía y la pérdida masiva de trabajos, el pago de la renta ha sido una de las principales preocupaciones de las familias estadounidenses, en especial para la comunidad latina. Los demócratas lograron incluir 25,000 millones de dólares en ayudas para el pago del alquiler y una extensión de la moratoria de desalojo que vencía a final de año.

¿Qué excluye?

El paquete dejó afuera, sin embargo, cientos de miles de millones de dólares para estados y localidades, como así también fondos para Medicare, el plan de salud estatal, y maestros y trabajadores de respuesta de emergencia.

Los republicanos no lograron, por su parte, agregar una protección de responsabilidad ante la pandemia para empresas, universidades y centros de atención médica, para que no puedan ser demandadas.


Este es un alivio de emergencia momentáneo, hasta el primer trimestre de 2021. El presidente electo, Joe Biden, y los líderes de ambos partidos han dicho que revisarán el paquete el próximo año.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, lo llamó un «primer paso».

«Esta es una muestra del gran desafío que tendrá por delante nuestra nación», dijo Biden el domingo en un comunicado.

Las negociaciones llevan meses, pero se intensificaron en los últimos días y horas, ya que el Congreso también debía aprobar el presupuesto federal para 2021 de 1.4 millones de dólares para lo que queda del año fiscal.

Tras fracasar en un acuerdo el viernes, los congresistas tuvieron que extender un financiamiento temporal del Gobierno el fin de semana.

Con información de NBC News, AP, Washington Post y New York Times.