Manifestantes de izquierda atacaron policias negros y latinos durante protestas en Miami

241

Decenas de personas iniciaron las protestas la tarde del viernes en el centro de la ciudad de Miami. La Policía de esa localidad sugirió a los locales comerciales cerrar antes de tiempo debido a las amenazas de posibles actos de violencia.

Como medida de precaución, agentes de la Patrulla de Carreteras de la Florida cerraron la autopista interestatal I-95 en ambas direcciones desde la carretera estatal 112 de la Florida hasta la US1. Igualmente cerraron los carriles en dirección este de la carretera Interestatal 395.

La protesta se congregó desde las 3pm en Brickell donde la mayoría del comercio cerró sus puertas por recomendación de las autoridades ante la amenaza de actos de violencia. Unas 400 personas participan en la protesta, en su mayoría jóvenes que coreaban consignas contra el «capitalismo» y tuvieron actitudes poco amigables con los medios Televisión al no conceder entrevistas y para evitar ser grabados.

Manifestantes se cubrieron el rostro para evitar ser identificados en una protesta contra el racismo por la muerte de Floyd, pero atacaron a policías negros y latinos que intentaron aplacar los disturbios políticos que intentan colapsar la ciudad con consignas alusivas a la izquierda.

Los manifestantes se burlaban y agredian verbalmente a los efectivos policiales negros en una protesta contra el racismo, mientras los grababan en video con sus celulares exigiendo que les despejaran el camino para destruir automóviles y locales comerciales. A las protestas se le ven las costuras políticas e ideológicas del Foro de Sao Paulo y dictaduras de Maduro y Castro en Venezuela y Cuba.


En un comunicado las autoridades dieron a conocer el compromiso de proteger a los ciudadanos. «Agradecemos su cooperación, ya que continuamos en nuestro compromiso de facilitar la protesta pacífica y proteger la vida y la propiedad en nuestra ciudad».

El jefe de la policía de Miami, Jorge Colina, pidió a las empresas que cierren temprano debido a la protesta en curso debido a que las autoridades y el FBI de Miami temen puedan registrarse actos de violencia.

“En la ciudad de Miami apoyamos las protestas pacíficas pero habrá cero tolerancia para aquellos que se escondan tras los manifestantes pacíficos para incitar revuelas, destrozar propiedad o dañar a miembros de la policía o al público”, subrayó Colina.