Apertura de Disney y parques temáticos renuevan confianza en la economía de Orlando

180

Con más de mil millones en pérdidas por el cierre por coronavirus Orlando intenta recuperarse de inmediato con la reapertura de los parques temáticos en la segunda fase de reapertura anunciada por las autoridades de Florida.

Dámaso Jiménez

El pánico de la crisis económica se apoderó de Orlando el mismo día que la OMS declaró el covid19 como una pandemia global y se decidió de inmediato el cierre de los parques temáticos. Una vez cerrados los más importantes centros de entretenimiento de la Florida, se vieron obligados a bajar el suiche los complejos hoteleros, restaurantes, malls y centros comerciales.

La situación generó un efecto dominó en el aeropuerto y las compañías de alquiler de vehículos. La economía en todo el país dio paso a la emergencia por la pandemia, los parques temáticos no fueron la excepción.

“Nuestro futuro siempre ha sido brillante”

Nada se veía bien a mediados de marzo con el prisma de la incertidumbre. Solo Disney suspendió a 100.000 trabajadores de parques temáticos y hoteles como consecuencia de la pandemia. SeaWorld Entertainment, que opera 12 parques temáticos en los Estados Unidos, confesó que estaba perdiendo 25 millones de dólares por mes, lo que lo obligó a suspender el 95% de su fuerza laboral ante la inactividad de sus parques.

Para el momento, Héctor Sandoval, profesor de economía de la Universidad de Florida dijo sobre el cierre sorpresivo de los diferentes consorcios vacacionales que la economía tomaría tiempo en recuperarse.

El alcalde del condado de Orange, Jerry Demings, reconoció pérdidas por la cuarentena del covid19 que sobrepasan los mil millones de dólares.

El pulmón económico de Orlando es el turismo generado por estos gigantes de la recreación que atraen cada año millones de personas de todo el mundo de cualquier raza, religión o credo.

Las palabras de Bob Iger, expresidente ejecutivo de Disney, antes del cierre por la crisis global y la cantidad de afectados por la pandemia al menos lograron levantar el ánimo en medio de la angustia: “Es importante tener en cuenta que a lo largo de casi un siglo de historia en nuestra compañía, Disney ha pasado por muchas cosas, incluidas guerras, recesiones económicas y desastres naturales, y lo que hemos demostrado repetidamente a lo largo de los años es que somos increíblemente resistentes. Nuestro futuro siempre ha sido brillante, y lo seguirá siendo por una buena razón”.

Y así parece porque ya los vientos comienzan a cambiar de dirección. El llamado de reapertura de estos grandes consorcios comienza a reanudar de forma gradual la economía en la Florida.

El gobernador De Santis aprobó la apertura de los parques temáticos en la segunda fase para reactivar la economía. La mayoría de los hoteles abrieron con la apertura de Universal Orlando y los parques comenzaron a recibir visitantes de pases anuales.

Las reaperturas de negocios están permitiendo el llamado del personal para que asuman los miles de puestos de trabajo directos e indirectos que dependen del enorme complejo de entretenimiento con sus tiendas y restaurantes a su alrededor.

El Departamento de Trabajo de EEUU anunció hace pocos días que 110 mil floridianos presentaron nuevas solicitudes de desempleo la semana pasada en comparación con los 207 mil reclamaciones de la semana anterior, lo que indica un descenso en los niveles de desempleo acorde con los anuncios.

Reapertura con normas

Universal Orlando anunció en su página web que tendría una reapertura cuidadosamente administrada con nuevos y estrictos procedimientos de salud, seguridad e higiene. Solo admite 35% de su capacidad normal e implementó un sistema de “filas virtuales” que permiten reservar cupos en las atracciones a través de una aplicación para evitar aglomeraciones de personas.

Desde el 7 de junio Universal Orlando abrió sus puertas con nuevas restricciones de distanciamiento social para protegerse del coronavirus que incluye el uso obligatorio de la mascarilla facial.

Sea World Entertainment también volvió a la vida el 10 de junio lo que activó de inmediato la reapertura de bares, cines, parques de atracciones y otros lugares de entretenimiento tanto en Orlando como en Kissimmee.

Según The Hollywood Reporter se tiene prevista la apertura de las presentaciones en Orlando de Disney tanto en Magic Kingdom y Animal Kingdom al igual que sus hoteles temáticos para el 11 de julio. Epcot y Hollywood Studios lo hará inmediatamente después, el 15 de julio, luego de 4 meses de cierre obligado por la pandemia que apagó el mundo entero.

Como era de esperarse se hará con restricciones importantes como el uso del tapabocas que será mandatorio desde el lugar de entrada al parquímetro. En la puerta de entrada se tomará la temperatura de manera rigurosa y será devuelta toda persona que exceda los 100 Farenheit o 38 centígrados.

El informe recomienda que los parques de Disney tengan marcadores de línea de 6 pies de distancia entre sí para procurar el distanciamiento social. En todos los parques habrá una constante actividad de desinfección en todas las atracciones. Los empleados usarán mascarillas y desinfectarán constantemente diferentes aéreas y barandas para mantener la higiene y salubridad.

En los próximos meses los visitantes no disfrutarán de los concurridos desfiles ni de los fuegos artificiales en Disney para evitar la aglomeración de personas.

En la primera fase los parques estarán operativos en un 50% de su capacidad operando que las condiciones mejoren en las próximas semanas para pasar a la siguiente fase que tendría a los parques funcionando en un 75%.

@damasojimenez