Antonio «Toño» Soler: Parra y Pirela a la Conquista del Sol Naciente

158

Con el comienzo de la temporada en la liga japonesa de béisbol profesional, segundo circuito en importancia en toda el orbe, después de las grandes ligas, dos de los más grandes peloteros zulianos, el estado natal del único venezolano en el salón de la fama Luis Aparicio, Gerardo Parra y José Pirela pasaron a engrosar la lista de 277 latinoamericanos que han jugado en el circuito nippon desde 1955, cuando el cubano Roberto “Chico” Barbón rompió el celofán, según datos del prestigio portal www.beisboljapones.com.

Parrita nativo de Santa Bárbara del Zulia fue el latino 275, y Pirela el 276 en ver acción en la liga japonesa, según esta misma fuente, aumentando la cifra de venezolanos en esas tierras a 52, y elevando a 8 el total de representantes de tierras bordeadas por el majestuoso lago de Coquivacoa, como también se le llama al famoso espejo lacustre que representa un icono de la zulianidad y de Venezuela en general.

Gerardo Parra de 33 años, llega al circuito japonés con 11 años de carrera en las grandes ligas, en los que atesoró un título de serie mundial,  dos Guantes de oro, un premio Wilson a sus virtudes defensivas, por lo que su status de estrella le otorga un alto grado de compromiso para con su accionar en este segundo circuito de importancia del béisbol en todo el mundo.

Además llega con el reconocimiento de haber servido de inspiración a los Washington Nationals para la consecución del título en la última temporada de grandes ligas, con una gran influencia dentro del clubhouse y en la afición, aceptando totalmente su rol dentro del equipo, pero dando su aporte al 1000%, lo cual le fue reconocido por todo el mundo del béisbol, e inspiró a su nuevo equipo los famoso Yomiuri Giants, ha incorporar su “Baby Shark” a sus promociones.

Parrita quien además se ha destacado como un extraordinario colaborador para con sus semejantes en el Municipio Colon y en otras partes del Zulia, tendrá además la oportunidad de volver a jugar como regular, rol que no ocupaba a en las mayores desde 2015, cuando compartió campaña con los Milwaukee Brewers y los Baltimore Orioles.

José Pirela nacido en Valera, estado Trujillo, porque a sus padres que son de la famosa tierra del tambor “Bobures” les quedaba más cerca ese centro asistencial que otro en su estado natal, tiene el sentido de pertenencia de los nacidos en esa tierra donde se adora al Santo Negro, San Benito de Palermo, tierra de grandes atletas sobretodo de atletismo en la historia de Venezuela, llega a la liga japonesa con 30 años y 7 campañas de experiencia en las grandes ligas sin poder establecerse en las mayores como regular.

El reto para el “Águila Negra” como lo bautizara en el circuito radial de Águilas del Zulia su estelar narrador Johan Urdaneta será establecerse como defensor de la tercera almohadilla de los Hiroshima Carps, porque su entrega y juego pimentoso le deben permitir conquistar los corazones de los fanaticos japoneses, tal y como lo hizo en la LVBP.

Ambos han comenzado con buen pie en la reciente iniciada temporada en la pelota japonesa, esperando nosotros que los hemos visto crecer como peloteros que tengan tanto éxito en Japón, como lo han teñido peloteros como Robert Marcano el pionero entre los venezolanos en esas tierras, Alex Ramírez, Alex Cabrera, o José Celestino López, quienes cuando llegaron a esa liga no tenían el palmarés de Parra en MLB, solo eran figuras LVBP como lo fueron Cabrera y López y hasta el corajudo lanzador Geremi González también de pasantía por las tierras del lejano oriente. 

Será hasta la próxima Dios Mediante.

Columna Hit & Run 

Orlando, Florida

Twitter/Instagram: @tonosolerp