Luego de 3 días de protestas se agudiza la situación en Mineápolis por la muerte de George Floyd

190

Miles de personas llevan 3 días protestando por la muerte de George Floyd, un hombre de raza afrodescendiente que falleció luego de ser sometido por un oficial de la policía en Mineápolis, en el estado de Minnesota, reseñó EFE.

Varias de las manifestaciones han llegado a la violencia, pues la muerte de Floyd, ocurrida el lunes 25 de mayo, se considera que ocurrió por abuso policial. Además, aumentó la indignación un video del momento del incidente que se difundió en redes sociales.

De acuerdo con EFE, el suceso comenzó con el reporte de un intento de pagar con un billete falso en la ciudad. Según la versión oficial, Floyd se resistió a un arresto y por ello fue sometido por uno de los agentes. El oficial lanzó a la víctima al suelo, se ubicó sobre su cuerpo y presionó la rodilla contra el cuello.

“Me duele el cuello. Todo me duele… agua o algo, por favor. Por favor, por favor. No puedo respirar, agente, no puedo respirar”, se escucha decir a Floyd momentos antes de perder el conocimiento, de acuerdo con el video difundido.

Floyd, de 46 años de edad, fue trasladado a un hospital donde posteriormente se confirmó su fallecimiento.

Otros tres agentes de seguridad se limitaron a ver la represión en contra de Floyd sin actuar, pese a las advertencias de transeúntes. El policía que sometió al hombre fue identificado como Derek Chauvin y podría enfrentar cargos, de momento fue apartado del cargo.

La situación se le ha escapado de las manos a las autoridades locales luego que los manifestantes incendiaran una estación de la policía de Minneapolis, durante un tercer día de protestas por la muerte de George Floyd.

De acuerdo con Jacob Frey, alcalde de Minneapolis, Floyd «estaría vivo hoy su hubiera sido blanco». El funcionario, quien fue citado por CBS aseguró que «no soy fiscal, pero quiero dejarlo claro, el policía que realizaba el arresto mató a una persona».

Pese a la situación, Frey no calificó como racista al agente de policía detrás de la muerte de Floyd, aunque admitió que los hechos tras el arresto demostraban que «la raza está involucrada».

EFE.