Implementarán toque de queda en el condado de Orange desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana por protestas violentas.

199
El alcalde Demings firmó este domingo una nueva orden ejecutiva que establece un toque de queda en el Condado de Orange de 10 p.m. a 5 a.m. 

Quedó establecido que el Director de Manejo de Emergencias del Condado de Orange,
 Florida, en consulta con John Mina, Sheriff del Condado de Orange, Florida, impondrán la restricción temporal de emergencia, efectiva de inmediato, por los términos de la orden ejecutiva de emergencia.

 El alcalde estableció un toque de queda dentro de las siguientes áreas vigentes
 inmediatamente:  Todo el Condado de Orange incluido el movimiento de peatones y vehículos, de pie y estacionamiento, excepto las personas que viajan diariamente
hacia y desde lugares de empleo, la provisión de servicios de bomberos, policía, emergencias y hospitales, reparaciones de servicios médicos para pacientes médicos, empleados del gobierno estatal y local que brindan servicios.

 El comunicado hizo hincapié que se prohíben las llamadas de emergencia de los médicos dentro del área de toque de queda anterior durante las horas de toque de queda.
 
"El horario de toque de queda durante el cual se prohíbe dicho movimiento será cada día a partir de las 10:00 p.m. hasta 5:00 a.m., comenzando el domingo 31 de mayo de 2020 hasta su finalización por orden ejecutiva".

Demings reconoció que existe un problema sistémico con el racismo en Estados Unidos. «Es mi compromiso solemne trabajar con líderes de la comunidad para abordarlo». Demings es el primer alcalde afroamericano elegido para el Condado de Orange.

«Apoyo y aplaudo protestas pacíficas y reflexivas. Sin embargo, como sociedad civilizada no podemos aceptar la violencia y la destrucción de la propiedad como una solución. El llamado a la acción para protestas debe hacerse de manera no violenta con el debido respeto por el estado de derecho. Apoyo a los líderes de las fuerzas del orden público que han pedido un cambio y están en contra del uso injustificado de la fuerza. Debemos unificarnos y respetarnos los unos a los otros, especialmente durante este tiempo de pandemia. Como ex jefe de policía y alguacil, la ilegalidad no es la respuesta. Trabajaré con los líderes locales, el clero y la policía para desarrollar estrategias a largo y corto plazo para abordar la gran cantidad de problemas que enfrenta nuestra sociedad», acotó el alcalde de Orange.