Kaled Yorde: El Oso acorralado

410

.

A) El anuncio de la Casa Blanca de enviar carros de combate pesados( tanques Abrams) a Ucrania es una noticia preocupante. Si se toma en cuenta que Alemania ya envió al campo de batalla ucraniano tanques pesados del tipo Leopard 2, se presume que algo gordo se está preparando.

¿Por qué así? Por dos razones: 1) Ese tipo de armamento es para ataques ofensivos más que defensivo; y 2) Suponen que serán usados por el ejército ucraniano, ya no para repeler la invasion rusa, sino para rescatar a Crimea, península esa que Rusia invadió en el 2014. También pudiera ser para que Ucrania se adentrase al corazón mismo de Rusia; vale decir, Moscú o San Petersburgo.


Ello significaría de igual modo lo siguiente: 1) Que Ucrania pasa de la defensiva a la ofensiva; y 2) Que habrá definitivamente confrontación militar frontal entre Rusia y la OTAN, puesto que el oso ruso considera la entrega de esos tanques de guerra como un acto de intromisión abierto de Occidente en la crisis ucraniana. La chispa que provocaría la detonación que todo el mundo teme, pudiera ser que la OTAN decrete el cierre del espacio aéreo ucraniano con sus poderosos y muy letales aviones militares F-22; F-35 y F-15 ( estos últimos adaptados a la tecnología de punta más actualizada del mundo).


Putin es ahora un oso ruso acorralado. La invasion que fue tildada de operación especial
para ser ejecutada en 48 o 72 horas máximo, lleva ya más de seis meses estancada; con grandes y muy graves reveses en bajas mortales y destrucción de equipos militares rusos.


Según la cuenta de muchos analistas de guerra y periodistas en el frente, las bajas rusas andan por el orden de entre 70 a 80 mil soldados y oficiales muertos, y más de 100 mil heridos. A ello se le suma el derribo y la destrucción de más del 70% de aviones, helicópteros y tanques de diversos tipos, además de una fragata misilistica de la armada rusa hundida. Los rusos ya andan escasos de municiones y los jóvenes se esconden para no ser llamados como reserva.


Los costos económicos de la locura putinesca son astronómicos y los analistas y algunas voces internas de peso dentro del país comienzan a cuestionarse si Rusia podrá seguir manteniendo ese gasto en una guerra donde no se vislumbra en el campo de batalla que la está ganando. La destrucción y el coste económico del ejército y civiles ucranianos; es igualmente inmensos. Toda una catástrofe de dimensiones incalculables.

B) La cuestión básica que está planteada es la siguiente: ¿Está el oso ruso ganando la guerra o no?


Los resultados a la vista en el campo de batalla no evidencian triunfo alguno en las filas del invasor. Todo lo contrario: Ahora se retiran de los espacios geográficos del Doneskt conquistados en los primeros días de la invasion.

También que columnas de soldados rusos se encuentran atascados en la nieve y el lodo de los campos ucranianos, además de la incontable chatarra de tanques de guerra y carros de combates, artillería pesada, entre otros, destruidos . A todo eso se le suma la baja moral de la tropa hambrienta, asustada y confundida.


Es el caso que el oso ruso se halla en vías de una franca derrota y eso es algo bastante peligroso y humillante para el señor Putin.


Rusia no es cualquier país del hemisferio Americano, África o el lejano Oriente. Rusia es la Superpotencia número 2 del mundo y la primera en número de ojivas nucleares tácticas y estratégicas. Ni hablar de los misiles intercontinentales ni de sus submarinos que navegan impulsados por energía atómica.


La actual crisis de Ucrania se asemeja a la crisis de los misiles en Cuba del mes de octubre de 1962. La humanidad estuvo a un tris de ir a la Tercera Guerra Mundial.


En el campo ucraniano hay presencia de armamento defensivo y ofensivo up to date, de punta, como se diría en la jerga militar. Ese material bélico demostró una vez más ser superior al ruso. Nos referimos a los misiles antitanques javelin y la artillería pesada Himer, entre otros, que han destrozado al equipo invasor ruso.


Para salir con su honrilla medio salvada ,a Putin sólo le quedan sus bombas nucleares tácticas y estratégicas. ¿Sería capaz de lanzar una o dos bombas atómicas tácticas sobre Kiev o cualquier otro blanco estratégico ucraniano? ¿Estarán ciegos; sordos y mudos los generales del Kremlin que manejan el área de la guerra nuclear, como para no darse cuenta que no estamos en los tiempos de Hiroshina y Nagasaki, por lo que deberían a toda costa evitar que Putin pulse el boton rojo que cause semejante catástrofe en Europa? Tienen que saber que de hacerlo, instantes después les caerá encima como respuesta ,un diluvio nuclear espantoso. ¿Semejante reacción de un animal herido y acorralado, salvaría la honra o le lavaria la cara al señor Putin? No lo creemos.


Pareciera que nadie está en capacidad de convencerlo de detener su operación militar especial o que lo depongan del poder en Rusia.


Sin embargo, algo hay que hacer. Aunque suene fuerte y nada agradable; hay que impedir a toda costa la humillación total del oso ruso. La idea es no empujarlo a que cometa algún disparate para desgracia de toda la humanidad. De eso se trata.!

@kaledyorde